La ciencia nos muestra algo sorprendente acerca de las personas que aún leen libros de ficción

Untitled-1
Síguenos en Facebook

Tienden a tener más empatía con los otros. 

No es novedad que leer posee varios beneficios: la lectura estimula partes del cerebro relacionadas con la memoria y además gatilla la autoreflexión; los niños que leen libros de Harry Potter tienden a ser mejores personas. Pero ¿qué pasa con las personas que solo leen periódicos? ¿O con las personas que leen twits de Twitter todo el día? ¿Los cerebros de esas personas son diferentes a los de los aficionados de los libros que leen páginas de clásicos literarios del siglo 19?

La respuesta rápida es: Si, leer mejora la conectividad del cerebro. ¿Y los lectores de ficción? Bueno, ellos son una raza especial.

MWY3MWE3MmJkZSMvRWY3T2lrNUgxcU5lRUdIQ3M2dnVlUG52WDJ3PS8weDEzOjB4NTcwLzgzOXg1MzAvZmlsdGVyczpxdWFsaXR5KDcwKS9odHRwOi8vczMuYW1hem9uYXdzLmNvbS9wb2xpY3ltaWMtaW1hZ2VzL3hjOXRqcjZ0cHU1Z3VlMDNobmluNDdzYmVob3Z6OWJ3azl3M2lnbDVzZzF2M2t2YXloeWVxeHFodHBi

La investigación: una investigación realizada el 2013 por la Universidad de Emory observó los cerebros de personas que leían ficción. Los investigadores compararon los cerebros de esas personas con los cerebros de personas que no leían. Los cerebros de las personas que leían (leyeron “Pompeya” de Robert Harris en un periodo de nueve días) mostraron una mayor actividad en algunas áreas en comparación con las personas que no leían.

Específicamente, los investigadores descubrieron un reforzamiento de la actividad en la corteza temporal izquierda, una parte del cerebro asociada típicamente con el entendimiento del lenguaje. Los investigadores también descubrieron un aumento de la conectividad en el surco central del cerebro, la región sensorial primaria, que ayuda al cerebro a visualizar movimientos. Cuando te visualizas a ti mismo haciendo un gol en un partido de futbol, puedes también realmente sentir como si estuvieras ahí. Un proceso similar ocurre cuando te ves a ti mismo como una de los personajes de un libro: puedes sentir lo que el personaje siente.

Puede sonar un poco loco pero es verdad

YzA3NmVhYjRiOSMvTHhPSE05RkdTeGFQbDQyWjBFZlhaLXI3Mms0PS8yM3gxNDoxMDAxeDYzMS84Mzl4NTMwL2ZpbHRlcnM6cXVhbGl0eSg3MCkvaHR0cDovL3MzLmFtYXpvbmF3cy5jb20vcG9saWN5bWljLWltYWdlcy9ndHhuNWJyZGhxaTBvbXRxeG92d2QyOHB3emRtdmZwd2JlMWZ0c3FxbHI4d2Z4dHc2cHN0ZG5x

las personas que leen literatura de ficción pueden hacerse grandes amigos ya que tienden a estar más atentos de las emociones de las otras personas.

Esto se volvió más evidente en una investigación realizada el 2013 que investigó la transmisión emocional, que es la manera en que las personas se vuelven sensibles a los sentimientos de los demás. Los investigadores midieron la transmisión emocional haciendo que los participantes de la investigación expresaran en palabras cómo una historia que habían leído, los había afectado en una escala de uno a cinco. Por ejemplo, la forma en la que el éxito del personaje principal los hizo sentir, y cuánta pena sintieron por los personajes.

En la investigación, la empatía se volvió aparente solo en los grupos de personas que habían leído literatura de ficción. Por otra parte, aquellas personas a las que la emoción de los personajes no les tocó profundamente, demostraron una disminución en la empatía hacia ellos.

¿Necesitas más pruebas?

a-kid-reading

Los psicólogos David Comer y Emanuele Castano de la New School for Social Research se enfocaron en el efecto que tenía la ficción literaria, más que la ficción popular, en sus lectores.

Para  el experimento, los participantes leyeron un extracto de ficción literaria o de ficción normal, para luego identificar las emociones faciales solamente a través de los ojos. Los que leyeron literatura de ficción tuvieron puntajes considerablemente más altos, con una diferencia de casi 10%.

“Creemos que una diferencia importante entre la literatura de ficción y la literatura popular es la diferencia con la cual los personajes muestran sus complejidades, ambigüedades, dificultades para darse a conocer, etc. En otras palabras, se contrapone lo humano versus lo estereotipado. Es así de simple”, escribió Castano.

La literatura de ficción mejoró la empatía de los participantes porque tuvieron que trabajar más para desenmascarar a los personajes. El proceso de entender los sentimientos de esos personajes y los motivos detrás de sus acciones, es lo mismo que pasa con las relaciones que tenemos con otras personas.

El mundo que nos rodea es tan real como se ve. ¿Por qué no agregarle algo de ficción?. La ciencia dice que te hará una mejor persona al momento de interactuar con otras personas.

Visto en Mic.

Síguenos en Facebook