La ciencia tiene buenas noticias para quienes se acuestan temprano

Untitled-1
Síguenos en Facebook

Estrujarle un par de horas más al día quedándose despierto hasta tarde tiene consecuencias. Según un reciente estudio, existe una relación entre quedarse despierto hasta tarde y mayor preocupación al día siguiente.

El estudio, que fue publicado en la edición de diciembre de la revista Cognitive Therapy and Research, encontró que quienes son aves nocturnas tienden a estar plagados de “persistentes pensamientos negativos” más que aquellos que se acuestan temprano.

Jacob A. Nota, sicólogo de la Universidad de Binghamton, le pidió a 100 estudiante de pregrado que completaran una encuesta sobre sus hábitos de sueño y hábitos de preocupación, por ejemplo, qué tan seguido se preocupaban y qué era lo que más les preocupaba. Nota analizó los resultados y encontró que los estudiantes que más tarde se dormían también tendían a ser los más preocupados.

insomnio3

¿Qué hay detrás de esta relación? La conjetura de los científicos es que tendría que ver con el hecho de que la corteza prefrontal del cerebro, el área asociada a la atención, es particularmente susceptible a la falta de sueño. Alternativamente, es posible que aquellos que ya están preocupados tiendan a quedarse despiertos hasta más tarde porque tienen más dificultades para dormirse.

Cualquiera sea la causa de esta relación, existen algunos consejos para poder manejar ese estado de falta de sueño y exceso de preocupación del día siguiente. Básicamente, debes organizar tu agenda diaria para maximizar tus niveles de energía a lo largo del día.

Por ejemplo, no beber café apenas te has levantado de la cama en la mañana, guárdalo para la mitad del día. Después de superar el aturdimiento matutino inicial, entramos en un “período de alerta de recuperación”, que reemplaza efectivamente cualquier estímulo o ayuda que obtenemos del café.

F201301311444341315816489

¿Y el resto del día? El trabajo debería estar programado con tanto cuidado como los pequeños breaks que te tomas. Según Orfeu Buxton, un profesor de la división del sueño en Harvard Medical School, es crucial cumplir primero con las tareas más difíciles cuando te sientes falto de sueño. Procastinar puede parecer tentador, pero temprano en el día es cuando te sentirás con más energías y alerta. El trabajo de relleno guárdalo para el final del día.

Si ya estás preocupado y tener que programar tu día de manera eficiente significa sumarte otra preocupación más, el consejo más práctico es irse a la cama temprano. Quedarse despierto de noche puede darle más tiempo a tu día, pero te saldrá caro al día siguiente y, de cualquier modo, te preocuparás más.

Visto en Mic.

Síguenos en Facebook