Tener relaciones sexuales puede hacerte más inteligente

portadadadad
Síguenos en Facebook

Olvídate de todos los métodos presentados recientemente por los científicos para aumentar la inteligencia: la meditación consciente, los ejercicios para trabajar la memoria o el aprendizaje de un instrumento musical. No puede haber una respuesta más fácil al problema, ya que resulta que tener relaciones sexuales podría realmente hacerte más inteligente.

Investigadores de Maryland y Corea del Sur descubrieron que la actividad sexual en ratones y ratas mejora el rendimiento mental y aumenta la neurogénesis (producción de nuevas neuronas) en el hipocampo, donde se forman los recuerdos a largo plazo.

En abril de 2013, un equipo de la Universidad de Maryland probó que las ratas de mediana edad que pueden involucrarse en relaciones sexuales mostraban signos de mejoría de la función cognitiva y la del hipocampo. En noviembre de ese mismo año, un grupo de la Universidad de Konkuk en Seúl concluyó que la actividad sexual contrarresta los efectos del estrés crónico de privación de la memoria en los ratones. “La interacción sexual podría ser útil para almacenar la información de la neurogénesis del hipocampo adulto, y para la función de memoria de reconocimiento contra las acciones represivas del estrés crónico”, afirmaron en la investigación.

3025688-slide-s-rats-05

Por lo tanto, incrementar las células del cerebro a través del sexo, parece en realidad tener alguna base científica. Pero hay cierto debate sobre si el sexo falso o la pornografía podrían ser perjudiciales. Los neurocientíficos de la Universidad de Texas, sostuvieron que la visión excesiva de éste, al igual que otras adicciones, puede dar lugar a permanentes cambios “anatómicos y patológicos” en el cerebro. Sin embargo, ese punto de vista fue rápidamente desafiado en una refutación de los investigadores de la Universidad de California, Los Ángeles, diciendo que los tejanos “ofrecieron poca o ninguna evidencia convincente para apoyar sus puntos de vista. En cambio, demostraron libertades excesivas e interpretaciones erróneas de la investigación de la neurociencia para afirmar que el consumo excesivo de pornografía causa daños cerebrales”.

Sea o no que la “adicción” literalmente dañe el cerebro, una breve visión de imágenes pornográficas interfiere con la “memoria de trabajo” de la gente, la capacidad de hacer análisis mentales y prestar atención a varios elementos al mismo tiempo. Una investigación de octubre de 2013 en el Journal of Sex Research, puso a prueba la memoria de trabajo de 28 individuos sanos a quienes se les pidió recordar estímulos neutros, negativos, positivos y pornográficos. “Los resultados revelaron un peor rendimiento de la memoria de trabajo bajo las imágenes pornográficas“, concluyó Matthias Brand, director del departamento de psicología cognitiva de la Universidad de Duisburg-Essen, Alemania.

Non-traditional-Student-35660893-©-WavebreakmediaMicro

Uno de los mitos sobre el sexo -o que tal vez es sólo una broma- es que “el envenenamiento de la testosterona” hace a los hombres jóvenes estúpidos. De hecho, un estudio de 2007 de la revista Neuropsychologia, midió el nivel de testosterona en la saliva de los niños pre púberes, incluyendo algunos que estaban dotados intelectualmente con un coeficiente intelectual superior a 130, otros que eran del promedio y el resto con un coeficiente intelectual menor de 70. Llegaron a la conclusión de que “los niños de inteligencia promedio tenían niveles de testosterona significativamente más altos que los dos, los chicos con problemas mentales e intelectualmente dotados, mostrando que en los dos últimos grupos no había diferencias significativas entre sí“.

Sin embargo, si tener relaciones sexuales puede hacer que la gente sea más inteligente, el ser más inteligente no significa que tendrás más sexo. De hecho, los adolescentes más inteligentes, tienden a postergar la iniciación de estas actividades. Un estudio de 2012 realizado por investigadores de la Universidad de Pennsylvania, encontró que la memoria de trabajo alta, disminuye la probabilidad de iniciación sexual antes de tiempo en los adolescentes. Algunas investigaciones han atribuido el retraso en general a los más inteligentes. Sin embargo, otro sondeo de 2010 encontró que los adolescentes en los extremos superior e inferior de la distribución de inteligencia eran menos propensos a tener relaciones sexuales. Más recientemente, un estudio de 536 parejas de gemelos del mismo sexo, llegó a la conclusión de que la inteligencia puede ser una pista falsa: la asociación es en realidad con el rendimiento escolar y la edad de la primera experiencia sexual, no con el coeficiente intelectual.

También en la vejez, las capacidades cognitivas de uno afectan las posibilidades de acostarse con alguien. Una investigación publicada a fines de 2013, encontró que los adultos mayores con Deterioro Cognitivo Leve (que a menudo se presenta como un precursor de la enfermedad de Alzheimer), tuvieron sólo la mitad de probabilidades de una reciente actividad sexual en comparación a sus compañeros cognitivamente sanos. De las personas con DCL, sólo el 32,5% tuvo recientemente relaciones, en comparación al 62,3% de los que no tienen ese problema.

Sin embargo, tal vez el sueño de ser cada vez más inteligentes a través del sexo es sólo una fantasía atractiva. Tracey J. Shors, una psicóloga del Centro de Colaboración para la Neurosciencia de la Universidad de Rutgers, informó de que si bien muchas actividades pueden aumentar la velocidad a la que nacen nuevas células cerebrales, sólo el aprendizaje con esfuerzo y éxito aumenta nuestra supervivencia. Como ella dijo en una reunión sobre “potenciadores cognitivos” en la Sociedad para la Neurociencia en 2012: “Se pueden producir nuevas células con el ejercicio, el Prozac y el sexo. Si haces ejercicios mentales, seguirás manteniendo vivas más células que las que se producen. Y si haces ambas cosas, puedes tener lo mejor de ambos mundos, estarás reproduciendo más células y manteniendo a más vivas“.

Visto en Business Insider.

Síguenos en Facebook