Nos deja un grande: Los 10 mejores papeles de Robin Williams

Patch-Adams
Síguenos en Facebook

Hizo de todo. Se lució en la comedia y también en los dramas. Tenía un humor fresco, renovado y desafiante. Cuando tenía que ponerse serio, hizo las cosas más que bien. Se hizo grande por muchas películas. Aunque tuvo su gran reconocimiento con En busca del destino, por la que ganó un Oscar en 1997. Robin Williams es recordado por varios títulos que marcaron época para muchos espectadores.

Acá, un repaso por las 10 mejores películas del actor estadounidense.

Good Morning Vietnam, 1987

El hombre que desafía a la guerra. El desfachatado que se animó a romper con lo establecido. Vietnam. Soldados estadounidenses la pasan mal en un conflicto al que no le encuentran sentido. Él, a través de un micrófono de radio, intentó cambiar las cosas a partir de humor y, principalmente, ideas. Imposible olvidar la frase con la que empezaba el programa: “¡Bueeeeenos díaaaas Vietnam!”.


Despertares, 1990

Un médico psiquiatra apasionado en busca de romper con una epidemia de encefalitis letárgica, entre 1917-1928. Lejos de alejarse de los pacientes, el personaje de Robin Williams (Dr. Malcolm Sayer) se hizo uno más. A partir de haber encontrado la droga, les dio algo más de vida, especialmente a Leonard Lowe, interpretado por Robert De Niro. Pero la solución no duró más que un despertar. Gran actuación.


Hook, 1991

Robin Williams se puso en la piel de un Peter Pan fuera de lo común, ya viejo, aburguesado y con la memoria prácticamente perdida. La película, dirigida por Steven Spielberg, no recibió buenas críticas.Con el tiempo, encontró su lugar y se diferenció de otros filmes del mismo personaje. Un título muy repetido en la televisión. Difícil cansarse con un argumento entretenido y bien contado.


Señora Doubtfire, 1993

Inolvidable personaje. El papá desorganizado e inmaduro que quiere recuperar a su familia.Y está dispuesto a hacer lo que sea. Hasta de vestirse de una mujer que supera los 60 años y pretende trabajar en una casa. La señora Doubtfire llega al hogar de los Hillard y nada será igual. El papel de Williams se dirime entre sus dos identidades. Un gran clásico de su carrera.


Jumanji, 1995

El sentido de la aventura en su máxima expresión. Gran historia sobre un juego capaz de cambiarle la vida a muchos. Alan Parrish, un adolescente enamorado y frustrado, reaparece a la sociedad viejo y con muchos años de vida en la selva. La película, entretenida, es todo lo que es gracias al empujón de Williams en la actuación.


La jaula de las locas, 1996

Robin Williams, dueño de un cabaret y en pareja con una “drag queen”, debe ser convincente ante el primer encuentro con los conservadores padres de la mujer de su hijo. Un clásico readaptado que encontró sus buenos momentos. 


Deconstruyendo a Harry, 1997

Un actor al que se le borra la cara. Un actor que siente que va a desaparecer, se preocupa y, al final, se convierte en una especie de psicótico. Sólo en una película de Woody Allen se le podía dar vida a un gran personaje como al que interpretó Robin Williams.


En busca del destino, 1997

El gran papel de Robin Williams, un psicólogo con enorme talento y conocimiento y muchas frustraciones y dolores encima. Es el encargado de sacarle brillo a un joven genio, Will Hunting (Matt Damon), a partir de lo que nadie le puede ofrecer: calle, roce, vida. En diferentes sesiones, comparte la historia de amor con su mujer, los viajes, las alegrías y las tristezas. Por esta película ganó el Oscar a mejor actor de reparto.


Patch Adams, 1998

Una película con muchos toques melodramáticos y con momentos de ternura. Patch Adams es el médico que cambió la forma de tratar a los pacientes a través de la risa. El papel de Williams se volvió histórico por el desparpajo y alegría con la que realizó la interpretación.


Comedia

 

Síguenos en Facebook