¡Increíble! La forma de tus pies puede ser el mejor reflejo de tu personalidad

painted-toenails-and-toerings-asian-feet-2
Síguenos en Facebook

La forma de los pies de una persona puede entregar valiosa información acerca de su salud y su estado de animo, así como también revelar interesantes rasgos de su carácter.

Un factor muy importante a la hora de detectar la personalidad a través de los pies, es la observación del modo en el que cada persona los pone sobre el suelo. Este simple detalle puede entregar datos trascendentales sobre el carácter y la personalidad de un individuo. Por otra parte, la forma del pie también suele influir en el equilibrio corporal y en el modo de andar, brindando con ello la oportunidad de descubrir detalles ocultos que afectan y rodean a un persona.

Existen cuatro tipos diferentes de pies que corresponden con cuatro tipo de caracteres y que determinan la forma de ser de cada persona. Vamos a estudiar cada uno de ellos. Mira a los cuatro tipos diferentes de pies

1. El pie cuadrado

cuadra

El pie cuadrado es un pie más tosco que el resto, donde la longitud de cada dedo, incluyendo el dedo gordo, es muy similar, lo que provoca que la forma del pie se asemeje a la de un rectángulo. Este tipo de pie se denomina “Giselle”‘ o “Pies Campesino” y suele ser característico de personas que son muy analíticas, a las que les gusta reflexionar y examinar detalladamente todas los facetas de un problema antes de tomar una decisión, valorando previamente los aspectos positivos y negativos de cada acción que deben emprender.

Estas personas no se dejan influir por los impulsos momentáneos y siempre deciden en base a principios muy sólidos. También suelen ser bastante prácticas. Son personas fiables y seguras, que siempre terminan todo aquello que se han propuesto realizar.


2. El pie griego

griego

Este pie se caracteriza porque el segundo dedo es más alto y estrecho y sobresale desde el eje del pie respecto al resto de los dedos. En este caso, los dedos se separan formando una figura similar a la de un triángulo. Los que poseen este tipo de pie suelen ser personas muy activas, deportistas y de mente imaginativa, les gusta la actividad y se entusiasman con mucha facilidad, son muy hábiles alentando y motivando a quienes les rodean.
Por otra parte, son persona muy impulsivas, que, en ocasiones, puede sufrir un estrés excesivo y contagiarlo a los que tienen a su lado.


3. El pie común

comun

Este tipo de pie, también conocido como “Pie Romano” es característico de una persona con un cuerpo equilibrado y bien proporcionado, y es típico de personas extrovertidas y de naturaleza sociable. Quienes tienen este tipo de pie siempre están dispuesto a aprender cosas nuevas y participar en experiencias intelectuales, estimulantes e innovadores. Este tipo de pie es propio de los viajeros, por lo que a veces se le denomina “pie de aire”, debido a que son pies ligeros, de forma armónica y proporcionada, que facilita que sean aerodinámicos. Los que tienen esta forma de pie adoran descubrir nuevas culturas y enriquecerse con nuevos conocimientos.

El peligro de estas personas radica en que su seguridad y su orgullo excesivo que, en ocasiones, puede llevarlos a tener comportamientos excéntricos que les pueden causar algún problema.


4. El pie afilado

afilado

Este tipo de pie tiene una forma alargada y apretada en la que todos los dedos se fusionan y el dedo gordo del pie se estrecha en la parte superior. Este pie tiene una forma bastante delicada y sutil. Denota a una persona soñadora, con un espíritu idealista. El “Pie de Agua” o “Pie Egipcio” pertenece a aquellos que aprecian por encima de todo su intimidad y vida privada y están llenos de aspectos ocultos, con tendencia a escapar a veces de la realidad.

Se trata de personas que suelen cambiar con frecuencia de estado de ánimo, y que tienden a ser impulsivas y rebeldes frente a los convencionalismos de la vida cotidiana.

Importancia de la forma y tamaño de los pies

Two-Pair-Of-Lovely-Feets

Incluso la forma y el tamaño de los dedos de los pies y las uñas son un reflejo de los aspectos del carácter que aparentemente no suelen aparecer a simple vista. Por ejemplo, los que tienen los pies pequeños aman la buena vida y les gusta tener un trabajo muy agitado, mientras que aquellos que tienen los pies más grandes suelen tener un carácter emprendedor y tener éxito en los negocios y nuevas empresas. Cuando los dedos de los pies están torcidos, reflejan una señal de rendición, los dedos largos denotan ambición y un gran dedo gordo simboliza un elevado grado de racionalidad. Con la ayuda de la reflexología podemos obtener información muy relevante sobre la salud de un individuo. El masaje en algunas partes del pie crea estímulos nerviosos que se transmiten directamente al cerebro y que causan una sensación de bienestar.

Mediante el masaje en los pies se puede aliviar también el dolor de quienes padecen molestias en el abdomen, especialmente en las regiones del estómago y del intestino. La apariencia de los pies puede incluso ayudar a averiguar si una persona tiene predisposición a desarrollar cáncer de pulmón mediante la detección de la presencia de nicotina en las uñas, que puede apreciarse en el caso de los fumadores cuando las uñas de los pies comienzan a ponerse amarillas.
Visto en Fanscoop.

Síguenos en Facebook