Enseñarles a nuestros hijos cómo pensar y no qué pensar

teachinggg
Síguenos en Facebook

Ahora mismo nuestro sistema educativo hace más por doctrinar a nuestros hijos que educarlos. De hecho, ese ha sido el caso por bastante tiempo. Se le está diciendo a nuestras mentes jóvenes que deben aceptar la autoridad como una verdad en lugar de la verdad como una autoridad, y los maestros le hablan a los alumnos en lugar de hablar con ellos.

Los profesores se han convertido en repetidores de la información. Están meramente regurgitando todo lo que aprendieron alguna vez de sus propios maestros, y perpetúan el círculo de la información; información que ha logrado evadir el escrutinio por generaciones. Los niños ya no son dueños de su propio aprendizaje, y en lugar de eso, sus mentes están siendo tratadas como contenedores.

pink-floyd-the-wall-alan-parker

¡No mires fuera de la ventana! ¿No quieres ser un niño que se queda atrás, o no?

Suena bien para mí.

El modelo de fábrica de la educación, con su foco puesto en el elitismo académico y económico, está produciendo a trabajadores eficientes para el sistema, alentándolos a conformarse en cada paso del camino. No estamos siendo tratados como seres humanos orgánicos, creativos y buscadores, en lugar de eso se nos ve como partes de la máquina. El sistema educacional está filtrando cualquier tipo de naturaleza inquisitiva de nuestro ser, con el objetivo final de prevenir cualquier subversión contra el sistema. El sistema no quiere pensadores. No quiere gente que cuestione aus métodos. Quiere una población que pueda ser fácilmente manipulada y controlada para poder mantener todo el poder en la élite.

Están aquellos que dicen que las habilidades de pensamiento crítico no pueden ser enseñadas en las escuelas. Sócrates podría refutarlo si estuviera vivo ahora. Fue Sócrates quién dijo, “No puedo enseñarle nada a nadie; solo los puedo hacer pensar”. Si vamos a resolver el problema del adoctrinamiento en nuestro sistema escolar, tenemos que aprender a comenzar a hacer preguntas en lugar de dar respuestas. El aprendizaje real se logra a través del proceso investigativo. Los niños necesitan ser estimulados a que busquen respuestas ellos mismo. Depende de los profesores proveer las herramientas y recursos necesarios para que los niños puedan llevar a cabo estos cuestionamientos y hagan descubrimientos significativos. Una pregunta bien formada hará más por inspirar que cualquier número de respuestas. En cada faceta de nuestra búsqueda educacional, se hace crucial comenzar un diálogo abierto con nuestros estudiantes, para fomentar un debate saludable y hacer que saquen sus propias conclusiones.

936full-pink-floyd-the-wall-screenshot

La importancia de una filosofía de enseñanza no puede ser subestimada. En un mundo donde la mayoría de la humanidad está en una corredora con anteojeras puestas, es esencial que revaluemos nuestras propias perspectivas de vez en cuando, y mirar el panorama general. Cuáles son las filosofías de enseñanza que nos hacen pensar, nos hacen cuestionar las cosas y nos hacen contemplar. Sin éstas habilidades, la humanidad continuará funcionando en piloto automático, y lo mantendremos así para continuar dominando, oprimiendo y convirtiéndonos en nuestros propios esclavos en todos los sentidos.

Necesitamos reclamar poder de nuestras propias mentes…

Visto en The Mind Unleashed.

Síguenos en Facebook