La parte difícil de ser profesor

teacher
Síguenos en Facebook

Este artículo fue escrito por Peter Greene, profesor y escritor quien explica en base a una metáfora, qué es lo más difícil de ser profesor. La nota origina fue publicado en el Huffington Post

Nunca te lo dicen en la Facultad de Pedagogía, y es algo de lo que raramente se habla en otra parte. Nunca lo muestran en películas o programas de televisión que tengan que ver con la pedagogía. Los profesores casi nunca lo sacan a la palestra cuando están con personas que no sean profesores por temor a que nos vean como débiles o inapropiados.

Valeria Strauss en el Washington Post alguna vez reunió una serie de citas que respondían la pregunta: “¿Cuán difícil es ser profesor?” e hizo más preguntas en la sección de comentarios. Mi vociferación no calzaba ahí completamente por lo que la voy a poner aquí dado que se encuentra en la lista de las Diez Cosas Que Nunca Te Dicen En La Facultad de Pedagogía.

La parte difícil de enseñar se resume así:

Nunca nada es suficiente.

Nunca hay suficiente tiempo. Nunca hay suficientes recursos. Nunca hay suficiente de ti.

Como profesor, puedes ver como se vería un trabajo perfecto en tu sala de clases. Conoces todas las tareas que deberías dar. Sabrás toda la retroalimentación que le entregarías a tus estudiantes. Conoces todo el trabajo que deberías entregar para la enseñanza de cada individuo. Conoces todo el material que debieses pasar. Conoces todas las maneras en las cuales, una vez que el momento pedagógico lo amerite (sorpresivamente como siempre), podrás sonreir y dejar todo de lado para hacerlo crecer y florecer.

CollegeStudents

Sabes todo esto, pero también puedes sacar el cálculo. 110 ensayos acerca de la visión de la muerte en la literatura del Romanticismo Americano que toma un tiempo de 15 minutos responder con comentarios bien pensados equivale a…¡¡¿Qué??!! No, esto no puede ser verdad. Y a esto sumarle los controles para medir cómo estamos en la unidad de gramática para así poder diseñar una nueva unidad correctiva antes de planificar la prueba final de esa unidad (cada prueba toma 5 minutos en ser corregida). Y esto fue antes de que Chris hiciera ese comentario sobre Poe que nos dio la oportunidad perfecta para hablar de las influencias góticas, y luego Alex y Pat iniciaron una buena discusión acerca de las influencias góticas de hoy en día. Y sé que si mis estudiantes se vuelven buenos para escribir, debiesen comenzar a escribir algo al menos una vez por semana. Y si voy a preparar a mis estudiantes para la vida en el mundo real, necesito tener una yo para ser creíble.

Si vas a tomar algún tipo de control de tu vida profesional, necesitas tomar decisiones difíciles y conscientes. ¿Qué es lo que sé que debiese estar haciendo pero que no voy a hacer?

Cada año mejoras. Te vuelves mas rápido, aprendes trucos, aprendes a cortar por lo sano, te vuelves mejor en predecir dónde aparecerán los obstáculos basados en tus estudiantes. Un buen equipo administrativo te puede entregar mucha ayuda.

Pero cada día sigue siendo de evaluaciones educacionales. Elegirás tus batallas, y las cosas que sabes que debieses haber hecho y que no hiciste siempre, en el mejor de los casos , te molestarán, y, en el peor de los casos, te atormentarán. Si me muestras un profesor que piense que tiene todo bajo control y que no necesita arreglar absolutamente nada para el año que viene, entonces ese es un profesor holgazán en lo que hace. Los mejores profesores que he conocido te pueden entregar una lista exacta de las cosas que no logran hacer suficientemente bien todavía.

No todo el mundo puede lidiar con esto. Años atrás, tuve una colega que era una excelente profesora de aula. Pero a sus estudiantes les daba todas las tareas que ella sabía que tenía que darles, y después de cada período de colocación de notas, se tomaba un día administrativo para sentarse en su casa a ponerle notas a ensayos por 18 horas seguidas. Ella era increíble, pero dejó la pedagogía porque evaluar realmente le rompía el corazón.

Entonces si apareces un día en mi puerta y me dices, “Esta es una caja que traje de Pearson. Ábrela, reparte los materiales, lee el guión, y aférrate al horario diario. Haz eso, y tu clase funcionará excelentemente”. Entonces te miraría y te preguntaría “¿Estás drogado? ¿Eres tonto?”. Porque tienes que ser uno de los dos. Quizás ambos.

IMG_0410

Ésta es tu metáfora del día.

La pedagogía es como pintar una inmensa mansión victoriana. Y no cuentas con la suficiente pintura. Y cuando llegas a ciertas partes de la casa, resulta que la madera se encuentra un poco podrida y no está lista para recibir pintura. Y cada hora llega alguien a supervisar lo que haces, te pide que bajes de la escala en la que estás parado, y te pregunta por qué estás avanzando tan lentamente. Y en algunos días el clima es terrible. Entonces se necesita todo tu arte y habilidades y experiencia para hacer un trabajo que sirva para que la casa termine viéndose bien.

¿Dónde están esos reformistas educacionales en esta metáfora? Ellos son los que aparecen y te dicen que tener la escala te hace ser más flojo, y que debieras trabajar sin ella. Ellos son los que toman unas onzas de tu tarro de pintura todos los días para pintar rayas en sobras de madera, sólo para asegurarse de que la pintura está bien (pero ahora tienes menos en tu tarro). Ellos son los que aparecen después de que el trabajo ya está listo y le dicen a los transeúntes: “¿Ves esa hermosa parte de ahí? Se ve bien porque los pintores siguieron mis instrucciones.” Y son particularmente ellos los que aparecen después de que el trabajo está listo para decir: “Oye, te faltó una parte ahí en esa tabla”.

No existe mucha discusión cuando hablamos del problema de no tener suficiente. Profesores que basan sus clases en películas y programas de televisión (los profesores de escuelas secundarias que utilizan la televisión raramente enseñan una clase al día), Y los profesores odian traer este tema a la palestra ya que sabemos que suena como si nos estuviéramos quejando como llorones.

classroom4

Pero todas las otras difíciles partes involucradas en enseñar: los temas técnicos involucrados en la instrucción, la planificación e individualización y el ser tu propio “asistente administrativo” y el obtener materiales y diseñar unidades y logros. Todos estos temas se tienden ciertamente en las bases del No Tener Suficiente.

Confía en nosotros. Nosotros lo toleraremos. Encontraremos una manera. La encontraremos aun cuando los agentes del estado y los agentes federales que se nos asignen para ayudarnos hagan todo como para hacerlo más difícil para nosotros. Aún cuando no podamos perfeccionarlo, intentaremos manejarlo. Pero si me preguntas a mi cuál es la parte difícil de enseñar te digo, sin dudar, que es esta.

Lo suficiente no existe. 

Síguenos en Facebook