Una de las teorías más comunes sobre la educación efectiva podría ser un mito

jhjhjhjh
Síguenos en Facebook

La mayoría de la gente cree que tiene la “mejor” forma para enseñar, ya sea a través de imágenes, textos, el oído o algo más.

Sin embargo, como el escritor científico Christian Jarrett explicó recientemente en Wired, no hay evidencia que un estudiante, o que alguien, comprenda información de manera más efectiva cuando los profesores se aferran a una forma particular de enseñanza que ellos mismos diseñan.

Muchas pruebas pretenden a clasificar a la gente por la forma en la que aprenden. Sin embargo, estas pruebas no tienen una naturaleza académica, de acuerdo con el profesor de sicología de la Universidad de California en San Diego, Hal Pashler.

Mucha de estas pruebas apuntan a ver cómo la gente procesa información o cuál es su estilo preferido a la hora de pensar, como por ejemplo, si son del lado derecho o izquierdo del cerebro o si son visuales o auditivos.

6056979705_6e2a96d738_z

“Son muchas auto-caracterizaciones sobre preferencias”, comentó Pashler.

Estas pruebas pueden ser confiables en términos de categorizar cómo la gente le gusta aprender, establece Pashler, “pero no significa que son medidas válidas de nada que a la gente le debiese importar”.

La pregunta entonces radica en que si clasificar a la gente permite que alguien pueda predecir la mejor forma de enseñarles.

Hace algunos años, Pashler junto con otros académicos conocedores del tema, realizaron una investigación para ver si los estudios sobre los estilos de aprendizaje apoyaban los argumentos de quienes defienden el estilo de enseñanza a la medida. Muy simple, encontraron que esa evidencia no existe.

Como Pashler y otros académicos escribieron:

Nuestra investigación sobre los textos en los estilos de aprendizaje han revelado que existe muy poca evidencia, fragmentaria y poco convincente que alcancen este estándar, y, por ende, concluimos que esos escritos fallan al proveer apoyo adecuado para aplicar asesorías a los distintos estilos de aprendizaje en instituciones escolares…

teaching-classroom

El contraste entre la enorme popularidad del acercamiento a los estilos de aprendizaje dentro de la educación y la falta de evidencia creíble para su utilidad es, en nuestra opinión, preocupante y sorpresivo. Si la clasificación de los estilos de aprendizaje de los estudiantes tiene una utilidad práctica, todavía no se ha comprobado.

Mientras que puede que no exista una forma “ideal” de estilo de aprendizaje para cada persona, parece que hay una forma mejor para presentar los mismos tipos de información.

“Existe una manera sobrecogedoramente mejor de enseñar los distintos tipos de materiales que existen”, explica Pashler.

Como escribe Jarrett, “pese a que cada uno de nosotros es único, generalmente la forma más efectiva de aprender está basado no en tus preferencias individuales sino en la naturaleza del material que se está enseñando; trata de aprender la gramática francesa solo con imágenes, o aprender geometría solo verbalmente”.

Aquí otro ejemplo que presentó Pashler. Si estás aprendiendo cómo usar una bomba de bicicleta, no hay un estudio que diga que aprenderás mejor solo con palabras y sin diagramas.

“Para conceptos científicos, quieres tener apoyo visual”, comentó Pashler. “El material generalmente lo requerirá”.

Pashler dice que los profesores con los que habla generalmente se sorprenden al saber sobre la falta de evidencia detrás del aprendizaje diferenciado, ya que se les enseña generalmente estos métodos en las escuelas de pedagogía. Sin embargo, pese a que se les enseña que sus futuros estudiantes tendrán distintos estilos de aprendizaje, esto podría no traducirse en las actividades dentro de la sala de clase.

rube_sleepinginclass

De acuerdo con Pashler, “Por lo que sé, el profesor típico no lo usa y se siente culpable por no usarlo. La mayoría de las escuelas les gusta decir que necesitan “instrucciones diferenciadas” pero de hecho no lo están haciendo”.

No obstante, no es tan malo que éstas técnicas no hayan llegado a las aulas todavía.

“Lo que le decimos a los profesores es que se relajen y no se preocupen sobre esto”, explica Pashler. “Solo preocúpense de presentar el material de la mejor manera”.

Visto en Business Insider.

Síguenos en Facebook