20 barreras mentales de las que necesitas deshacerte para tener una vida asombrosa

img72
Síguenos en Facebook

Eres un globo aerostático imaginario. Solo eres tú y todas tus pertenencias en el cesto de mimbre. Algo salió mal y pierdes altitud rápidamente. Te estrellarás contra el suelo en menos de 10 minutos si no logras solucionar el problema de forma rápida. La única solución inmediata es deshacerte del exceso de peso y tirar al menos la mitad de tus pertenencias. Es eso o estrellarte en diez minutos. Miras tus cosas y dudas por unos segundos pero luego haces lo que debes hacer y comienzas a deshacerte de las cosas que has reunido durante la mitad de tu vida una a una. La carga se aligera, el descenso se vuelve más lento y nuevamente ganas un poco de altitud. Sientes un alivio que nadie podrá nunca comprender.

Esto nos sucede a todos en circunstancias menos dramáticas. Nos aferramos a cosas que hemos acumulado con el paso de los años. Algunas de ellas pueden, de hecho, tener algún valor práctico. A otras les hemos dado un valor sentimental con el tiempo. Otras son solo basura.

Nuestra línea mental sigue el mismo curso. Llevamos con nosotros muchas cosas en nuestras cabezas con el paso de los años –nuestra vida, historia, uniones emocionales, creencias y otras cosas que pueden rondar nuestras mentes por muchos, muchos años.

Algunas de estas cosas son ideas inútiles que hacen que nuestra carga sea considerablemente más pesada. Algunas son escombros emocionales de momentos difíciles de nuestro pasado. Algunas son solo creencias a las cuales nos hemos aferrado por ninguna razón aparentemente justificable. Algunas son solo hábitos y miedos autodestructivos.

Si te encuentras en la vida real en una situación equivalente a la del globo aerostático, estás son 20 barreras mentales de las que necesitas deshacerte:

1. Deshazte de los apegos

1

De acuerdo a la filosofía Budista, los apegos son la raíz de todo sufrimiento. No podría estar más de acuerdo. Nos apegamos a todo tipo de cosas, incluso a las nociones más estúpidas del universo. ¿Estás apegado a algo? ¿Cuánto estás apegado? ¿Te aleja eso de algo? ¿Te hace sufrir? Míralo de forma directa y rompe la ilusión. Ten presente que cada apego puede deshacerse.


2. Deshazte de la culpa

La culpa no tiene ninguna función en lo absoluto. Piénsalo. ¿Qué podría lograr la culpabilidad? Solo te mantiene prisionero de una auto mortificación y lamento.


3. Deshazte de los pensamientos negativos

3

Imposible
Incapaz

Los pensamientos pesimistas y actitudes negativas te mantienen encerrado dentro de un aura oscura que permea todo lo que haces. Es un camino peligroso para seguir. Debes saber que tus pensamientos tienen una influencia sobre el mundo que te rodea.


4. Deshazte de la autocrítica

Ámate a ti mismo.

Muchas veces somos nuestra peor molestia. Nos criticamos a nosotros mismos con la mejor de las intenciones pero luego vamos más allá del límite aceptable. La crítica nos lleva a mensajes desalentadores. Deshazte de ellos y se amable contigo mismo.


5. Deshazte del prejuicio

5

El prejuicio de mantiene amargado y resentido. Limita tus posibilidades para conectarte de forma significativa con otras personas.


6. Deshazte de los pensamientos compulsivos

¿Sigues haciendo algo solo porque sientes que debes hacerlo aunque no haya algún motivo aparente para hacerlo? Es momento de reflexionar sinceramente sobre su utilidad y efectos secundarios.


7. Deshazte de la necesidad de la aprobación de otras personas

7

Soy quien soy. Tu aprobación NO ES NECESARIA.

Tendemos a buscar la aprobación de otros. Este es un comportamiento de búsqueda de atención y que amenaza a nuestro amor propio y autenticidad.


8. Deshazte de las creencias que te limitan

Muchos de nuestros límites nos los hemos impuesto nosotros mismos. La vida no tiene límites definidos. Nuestras creencias sí. Aprende a identificar esas creencias que estrechan tus posibilidades de actuar y deshazte de ellas.


9. Deshazte de los rencores

9

Permíteme ponerlo de esta manera – los rencores son dañinos para tu corazón. El mantenerlos por mucho tiempo o en grandes cantidades eventualmente hará que tu salud sufra. Investigaciones demuestran la relación entre enfermedades cardiacas y emociones como la ira y el rencor.


10. Deshazte de la actitud “Lo haré mañana”

Ahora
Más tarde

Esta es una táctica de retraso que utiliza tu subconsciente para sabotearte e impedirte que termines tareas importantes. Intenta estar consciente de esto cuando pienses en hacerlo y haz el esfuerzo consciente de presionarte a hacer por lo menos la primera parte de esa tarea. Naturalmente terminarás la tarea completa porque lo difícil es comenzar.


11. Deshazte de pensamientos ansiosos

11

No mires hacia atrás. No vas en esa dirección.

Estos nacen del miedo a lo desconocido y la incertidumbre sobre el futuro. El pensamiento de que algo desagradable pueda ocurrir es solo un pensamiento irreal que nos hemos creado nosotros mismos. Pregúntate si hay evidencia real respaldando esos pensamientos.


12. Deshazte de angustias pasadas

Deja el pasado atrás para poder seguir hacia adelante.

Un corazón roto puede tomar un tiempo bastante largo para sanar. Tu corazón se cierra mientras tu mente sigue dando vueltas sobre el mismo pensamiento. Lo que tienes que darte cuenta sobre tener el corazón roto es que no es la pérdida la que te ha hecho sufrir pero la idea que creas en tu mente sobre esa pérdida.


13. Deshazte de los malos recuerdos

13

Comienza cada día con una nueva esperanza, deja los malos recuerdos atrás y ten fe de que mañana será mejor.

A veces recordamos cosas desagradables que hacen que sentimientos tristes salgan a la luz. Los recuerdos malos te hacen revivir esos momentos tristes en el presente. Déjalos donde están – en el pasado.


14. Deshazte de las cosas inútiles

También nos apegamos a todo tipo de cosas. A veces llenamos nuestras vidas de objetos inútiles. Deshazte de ellos y simplifica tu ambiente de trabajo y hogar.


15. Deshazte de la mala compañía

15

No permitas que nadie camine por tu mente con sus pies sucios -Gandhi

Si hay personas a tu alrededor que son falsas, envidiosas, y altamente pesimistas o desalentadoras, mantente alejado de ellas.


16. Deshazte de la idea de que eres el resultado de tu pasado

Un error muy común en el que caemos es tener la creencia de que nuestras experiencias pasadas determinan quienes somos. Esto limita nuestro panorama de posibilidades futuras debido a que estamos atrapados pensando que el futuro solo puede ser más de lo mismo que hemos vivido en el pasado.


17. Deshazte de la identificación de tu persona con tu trabajo/rol

17

No olvides quién eres

Este es uno de los riesgos de la vida moderna. Dado que los roles se han vuelto más especializados, creemos que somos parte de ellos. Esto nos hace perder la perspectiva de nuestra verdadera naturaleza.


18. Deshazte de los hábitos contraproducentes

Estos son patrones de comportamiento repetitivos que crean obstáculos o te distraen de los comportamientos constructivos y productivos. Pueden ser cualquier cosa desde ver mucha televisión y abusar de la comida hasta a comportamientos autodestructivos como el abuso de drogas.


19. Deshazte del tomar las cosas a modo personal

19

No te preocupes de lo que dicen los demás; ellos cuentan su historia, no la tuya.

A menudo nos sentimos emocionalmente perturbados porque interpretamos las palabras y acciones de las personas desde una perspectiva muy subjetiva. Cuando nos tomamos las cosas a modo personal nos sentimos irritados, dolidos y decepcionados. Cuando miras la vida desde un punto de vista más desapegado y objetivo, nos mantenemos en un equilibrio emocional y concentrados en nuestras prioridades.


20. Deshazte del reloj

El tiempo es una de nuestras mayores fuentes de estrés. Bueno, no exactamente el tiempo pero nuestra percepción de él. A veces nos esclavizamos por el concepto del tiempo incluso en nuestros momentos de ocio. Esto ha acabado con mucho de nuestra libertad y espacio. El aprender a disfrutar de los momentos sin estar constantemente consciente del tiempo pude ser liberador y lograr que seas productivo.

Visto en Pulptastic.

Síguenos en Facebook