10 buenos consejos para administrar tu tiempo

portatadada
Síguenos en Facebook

Probablemente, en algún momento de tu vida, tomaste clases, leíste libros al respecto o incluso intentaste usar una agenda electrónica o de papel para organizar, priorizar y agendar tu día. Entonces, podrías estar preguntándote por qué con todos estos conocimientos y herramientas, aún sientes que no te alcanza el día para hacer todo lo que debes hacer.

La respuesta es simple: Todo lo que aprendiste acerca de la administración del tiempo es una pérdida de tiempo porque no funciona.

Antes de administrar tus horas, debes aprender a qué nos referimos con el concepto de “tiempo”. Un diccionario lo define como “el momento o período en el cual una cosa ocurre”. Hay dos tipo de tiempo: el del reloj y el real. En el primero, hay 60 segundos en un minuto, 60 minutos en una hora, 24 horas en un día y 365 días en un año. Todo el tiempo pasa de igual manera. Cuando alguien cumple 50 años, tiene exactamente esa edad, no más ni menos. Sin embargo, el segundo es relativo; el tiempo vuela o se arrastra según lo que estás haciendo. Dos horas en la oficina del tránsito se sienten como 12 años. Y sin embargo, los niños de 12 años parecen haber crecido en solo 2 horas.

1qw

Las herramientas y sistemas de administración del tiempo no funcionan porque están diseñados para administrar el reloj, el cual es irrelevante porque tú vives en el tiempo real, un mundo en donde los minutos pasan rápido cuando te estás divirtiendo o se arrastran cuando haces una declaración de impuestos.

La buena noticia es que éste se encuentra en tu mente, por lo tanto, tú lo creas y lo puedes administrar. Es hora de remover cualquier tipo de auto-sabotaje y autolimitación tras decir que “no tienes suficiente tiempo” o que hoy no es el “momento indicado” para empezar un negocio o administrar correctamente tu empresa.

Hay sólo tres maneras de pasar el tiempo: En pensamientos, conversaciones y acciones. Sin importar tu tipo de empresa, tu trabajo consiste de esas 3 cosas.

Como emprendedor, frecuentemente serás interrumpido o llevado en distintas direcciones. Si bien no puedes eliminar las interrupciones, sí puedes determinar cuánto tiempo pasarás en ellas y cuánto tiempo pasarás en los pensamientos, conversaciones y acciones que te llevarán al éxito.

Practica las siguientes técnicas para dominar tu propio tiempo

1. Lleva contigo una agenda y anota todos tus pensamientos, conversaciones y actividades por una semana. Esto te ayudará a entender cuánto realizas durante un día y a dónde van a parar tus preciosos momentos. Notarás cuánto tiempo realmente ocupas produciendo resultados y cuánto tiempo gastas en otras cosas.

2qw


2. Deberías asignar un tiempo para cualquier actividad o conversación importante para tu éxito. Las listas de cosas por hacer se vuelven más y más largas al punto que no se pueden abordar. Las agendas de citas funcionan, así que realiza reuniones contigo mismo y crea módulos de tiempo para pensamientos, conversaciones y acciones de alta prioridad. Organiza cuándo comenzarán y terminarán. Ten la disciplina de respetar esos tiempos.


3. Planea pasar hasta el 50% de tu tiempo ocupado en los pensamientos, actividades y conversaciones que producen la mayoría de tus resultados.


4. Otorga tiempo para las interrupciones. Planea los momentos para ser distraído de lo que estás haciendo. Por ejemplo, toma el concepto de tener “horas de oficina” ¿No es eso otra forma de decir “interrupciones agendadas”?

3qw


5. Toma los primeros 30 minutos de cada día para planear tu agenda. No empieces el día hasta que hayas terminado de escribir tu plan. El momento más importante es el tiempo que agendas para organizarte.


6. Toma cinco minutos antes de cualquier llamada y tarea para decidir el resultado que quieres alcanzar. Esto te ayudará a ver si ha sido una actividad exitosa o no. Toma cinco minutos después de cada llamada y actividad para determinar si obtuviste el resultado deseado. Si no es así ¿Qué podrías haber hecho distinto? ¿Cómo planeas integrar eso a tu próxima llamada o actividad?


7. Utiliza un letrero de “no molestar” cuando absolutamente debes trabajar.

4qw


8. Practica no responder tu teléfono solo porque está sonando ni los correos solo porque han llegado. Desconecta la mensajería instantánea. No le des a las personas tu atención al instante al menos que sea absolutamente crucial para tu negocio dar una respuesta inmediata. Sino que agenda tiempo para responder e-mails y devolver llamadas.


9. Evita distracciones como Facebook y otras redes sociales, al menos que las utilices para promover tu negocio.


10. Recuerda que es imposible hacer todo. También recuerda que probablemente el 20% de tus pensamientos, conversaciones y actividades producen el 80% de tus resultados.

Visto en Entrepreneur.

Síguenos en Facebook