10 cosas que debes hacer para ser excepcionalmente encantador

portada
Síguenos en Facebook

Todos conocen a alguien que sea poco amable, descortés e incluso poco educado, pero que aún así es extremadamente exitoso. Sin embargo, debido a que es más probable que hagamos negocios, mantengamos relaciones comerciales y personales con personas que nos caen bien, naturalmente nos vemos atraídos hacia quienes son educados, modestos, agradables y amables. En pocas palabras, personas con encanto. Si tú también quieres formar parte de este grupo, mira lo que ellos hacen:

1. Siempre te demuestran lo felices que se sienten de encontrarse contigo

Cuando sientes que alguien te entiende, respeta tu opinión, tus puntos de vista, tu experiencia -lo que sea que estés comunicando- naturalmente te sientes más importante. La otra persona no necesariamente tiene que estar de acuerdo contigo, sólo tienen que demostrarte respeto ¿Y cómo? Ellos mantienen el contacto visual y sonríen cuando tú lo haces, así mismo, fruñen el entrecejo cuando tú lo haces. De forma simple y no verbal, imitan tu comportamiento; no porque estén obligados, sino porque están concentrados en lo que estás diciendo. Ese intercambio ayuda a que las personas creen lazos, siendo esto la esencia del encanto.


2. A veces se muestran vulnerables

Business-Chic-men-in-conversation

Dos maestros del mundo de los negocios se conocen por primera vez. Instantáneamente, entran en un juego silencioso de “¿Quién es más exitoso?”. Intentan a toda costa ganarle al otro, porque después de todo el significado de la vida es derrotar a tu oponente ¿Cierto?

Aquellos con encanto no intentan ganar en ninguna competencia silenciosa con quienes conocen. De hecho, hacen lo contrario porque les gusta dar cumplidos, se sienten impresionados por el otro y no tienen problemas con admitir sus debilidades o sus equivocaciones.

Es bastante sencillo: Imagina que conoces a Donald Trump y te dice: “Acabo de cerrar un trato fabuloso para construir la mejor cancha de golf del mundo en una de las locaciones con vista al mar más increíbles del planeta”. No intentes ganar, en vez de eso, coméntale: “Es increíble ¡Que envidia! Siempre he querido hacer eso, pero no he podido ordenar las finanzas ¿Cómo lo lograste?”.

Las personas con encanto poseen suficiente confianza como para no sentirse amenazados al mostrarse vulnerables. Saben que si bien algunas personas pueden sentirse temporalmente impresionadas por lo artificial, al final a todos les gusta más lo genuino.


3. Buscan con insistencia el llegar a acuerdos por sobre las contradicciones

Estamos entrenados para discutir, desafiar y ser el abogado del diablo, porque el intercambio de opiniones es la manera en la que separamos la paja del trigo. Sin embargo, estar de acuerdo automáticamente no ayuda y llevar la contraria es algo a lo que nos podemos acostumbrar fácilmente. Es fácil buscar cosas con las que no estamos de acuerdo, en vez de cosas en las que convergemos. No cuesta nada tomar automáticamente una posición diferente que termine en una discusión.

Las personas encantadoras no buscan estar en desacuerdo de manera activa o a propósito, sino que buscan lo contrario. Sólo si es apropiado, compartirán un punto de vista diferente y así estarán creando una conversación interesante.


4. Usan el poder del contacto físico (selectivamente)

friends04

Tocar a alguien de una forma no sexual puede ser increíblemente poderoso. El tacto puede influenciar el comportamiento de alguien, incrementar las posibilidades que cumpla reglas, hacer que la persona que realiza el contacto se vea más atractiva y amigable e incluso puede ayudarte a cerrar un negocio.

Por ejemplo, en un experimento los participantes con los ojos vendados intentaron demostrar 12 emociones diferentes tocando a otro individuo en el brazo. El porcentaje de exactitud para emociones tales como miedo, rabia, gratitud, empatía, amor y disgusto varió de 43% a 83%, todo esto sin que una palabra fuera dicha.

Imagina que estás felicitando a alguien, darle la mano o palmotearle el hombro suavemente puede reforzar la sinceridad de tus palabras.


5. Usualmente hablan sobre sus debilidades

Las personas con encanto admiten sus errores sin que nadie se los pida. No les importa que su experiencia sirva para prevenir a otros y tampoco les importa que los demás se rían de ellos, o reírse de sí mismos.

Tampoco tienen miedo de verse ridículos. Esquiar vestido de cowboy puede ser un poco extremo, pero en general a la gente encantadora no le preocupa estar en una situación donde no estén con su mejor imagen (y extrañamente, los demás tienden a respetarlos más por estas características).

Cuando te haces dueño de tus debilidades los demás no se ríen de ti, se ríen contigo y se dan cuenta que está bien bajar la guardia y conectar contigo de manera genuina.


6. Son maestros en el área social

Algunas personas tienen un don para hacerte hablar abiertamente sobre ti mismo. Las preguntas que hacen son abiertas y sinceramente quieren saber lo que piensas; lo que simultáneamente te hace hablar aun más. Te hacen sentir como el hombre o la mujer más interesante del mundo y te agradan por eso.

Apenas sepas algo nuevo sobre alguien, pregúntales porqué lo hacen, cómo, qué les gusta de esa actividad o qué cosas han aprendido de eso. Las personas con encanto hacen preguntas sinceras fáciles de responder de forma razonable e introspectiva. Te hacen pensar en ti mismo de una buena forma y te hacen sentir encantador.


7. Siempre pasan la prueba del mesero

Algunas personas son muy cuidadosas a veces, pero no se comportan de la misma manera cuando creen que el otro está por debajo de ellos. Me gusta llamar a esta situación la prueba del mesero: si realmente quieres saber cómo alguien trata a la gente, invítalo a comer. La manera en la que interactúa con quien sirve la comida es el mejor indicador que puedes tener de sus habilidades interpersonales.

Las personas encantadoras tratan a todos de la misma forma: todos merecen respeto y amabilidad.


8. Son muy buenos recordando nombres

model-on-phone

Si existe algo peor que esa sensación que te da cuando te olvidas del nombre de una persona, es darte cuenta que alguien se olvido del tuyo y que quizás ni se acuerda quién eres.

Las personas con encanto recuerda nombres e incluso pequeños detalles de una manera impresionante. El hecho que puedan recordar instantáneamente nos hace sentir un poco más orgullosos y mejor sobre nosotros mismos, eso también nos hace percibirlos de mejor manera.


9. Nunca repiten un nombre una y otra vez

Tengo un amigo que logra meter en cada conversación que tenemos, el hecho de que una vez conoció a Jeff Gordon. Puedo decirle “Estoy planeando hacer algo con mi piso de manera para que se mantenga”, y el dirá: “Sabes, estaba sentado en mi piso, que también es de madera, el otro día escuchando la carrera y me di cuenta que Jeff Gordon iba de los primeros por un momento, pero luego tuvo un problema con el motor. Si lo conocieses, y bueno yo lo conozco, apuesto que está decepcionado”.

Puede que las personas encantadoras conozcan a gente genial, pero no hablan de ello. Esto es lo que incrementa su encanto.


10. Siempre dicen menos

PeopleTalking

Las personas encantadoras ya saben lo que saben, ahora quieren saber lo que tú sabes. Y eso te hace sentir importante. Porque lo eres.

Visto en INC.

Síguenos en Facebook