10 intervenciones de diseño para un lugar de trabajo más saludable, feliz y productivo

porpor
Síguenos en Facebook

Las empresas y organizaciones cada día se preocupan más de que sus empleados sean saludables y felices, invirtiendo importantes cantidades de dinero para alcanzar esos objetivos. La razón es que muchos estudios confirman lo que el sentido común sugiere: Los trabajadores son más productivos de esta manera, tienen mayor tendencia a colaborar con sus colegas y son más propensos a innovar en formas que benefician los resultados finales. 

Para asegurarte de que tus empleados están bien debes evaluar el ambiente construido. Los espacios de trabajo mal diseñados aumentan el riesgo de asma, diabetes, alto índice de masa corporal (IMC) y fatiga generalizada; mientras que los espacios de trabajo diseñados con más consideración permiten que los individuos dejen la oficina sintiéndose mejor que cuando llegaron.

A continuación te dejamos diseños que te ayuden a conseguir esto:

1. Activa a tus empleados

2

Sentarse es la forma moderna de fumar. De acuerdo a la Revista Británica de Medicina del Deporte, mantenerte en una silla por más de una hora causa que la enzimas quemadoras de grasa disminuyan un 90%. Largos periodos así cultivan un letargo físico y mental. Sacar a los empleados y levantarlos puede parecer un paso simple e intrascendente, pero que paga importantes dividendos.

Crea espacios donde puedan llevarse a cabo reuniones de pie. Incorpora áreas de deporte social con mesas de tenis de mesa y otros. También ve la posibilidad de agregar espacios de trabajo elevados, por si tus empleados eligen quedar verticales y hacer su trabajo mientras están de pie.


2. Provee fácil acceso a agua y colaciones saludables

3

¿Te sientes sin energía? No eres el único. Los empleados frecuentemente pierden la energía en algún momento del día y la mayoría recurre al café o las gaseosas para intentar despertar.

Desafortunadamente, estos remedios no son lo que el doctor indicó. Como señala un estudio de Gensler NextGen, la falta de agua es la mayor causa de fatiga. La falta del componente más esencial para nuestro cuerpo es lo que nos lleva a sentirnos aletargados.

Combate el agotamiento al asegurar fácil acceso a agua fresca y filtrada. Mantén las máquinas expendedoras llenas de comida natural y saludable, para darles energía a los individuos y no dormirlos.


3. El aire que respiramos

4

El ausentismo (cuando los empleados no van a la oficina debido a enfermedades) es uno de los mayores gastos empresariales. Si esto sucede con frecuencia, recorta la productividad y disminuye las ganancias finales, lo que deja a los ejecutivos retorciendo sus manos y forzando a los colegas a hacer el trabajo de otros.

Pero muchas compañías no se dan cuenta de que un aire lleno de Compuestos Orgánicos Volátiles (VOC) es una de las mayores causas del ausentismo crónico. Tampoco saben que elegir estrategias de diseño LEED (sistema de certificación estadounidense de edificios sostenibles), es una solución simple y efectiva para reducir drásticamente la presencia de VOC. El diseño LEED requiere que los edificios consistan de materiales con bajo perfil de emisión de VOC. Un estudio de 2009 de la Universidad Estatal de Michigan demostró que los espacios que tienden a filtrar y circular el aire de forma más efectiva, reducen el ausentismo en un 50%. De acuerdo a la investigación, los trabajadores eran menos propensos a ser afectados por asma y otras enfermedades respiratorias. Además, declararon una menor cantidad de casos de depresión y estrés.

Altos niveles de CO2 son otra causa de fatiga en los trabajadores. Los espacios cerrados, como las salas de conferencia, generalmente no tienen una ventilación apropiada y pueden exponerlos a niveles de dióxido de carbono más altos de lo normal. Estos lleva a somnolencia y letargo generalizado. Asegúrate de que cada salón de tu espacio de trabajo esté ventilado de manera apropiada y filtrado para mantener los niveles de CO2 y VOC al mínimo. Permite que entre el aire natural siempre que sea posible.


4. Naturaleza, naturaleza por todos lados

5

Los humanos ansían los exteriores. Llenar los espacios de trabajo con plantas y otros componentes naturales relaja a los empleados y fomenta la productividad. De acuerdo a estudios realizados por los investigadores Waliczek Lohr y Zaijeckn Lineberger, los empleados en ambientes con vegetación tenían menores niveles de estrés y demostraron una mayor productividad.

Si bien es imposible dar a cada empleado una vista a un parque hermoso, no hay excusas para dejar a la naturaleza afuera de la oficina y no poner una planta o unas flores.


5. Evalúa el ambiente sensorial

6

¿Recuerdas la década del 90? Parecía que cada oficina era un laberinto dividido por cubículos grises y dura iluminación fluorescente. Esa tonta era de diseño fue brillantemente burlada en películas como Office Space y dibujos animados como Doonsbury, pero afortunadamente ha quedado atrás.

Los humanos son seres sensoriales: responden a señales visuales y auditivas. Equipar un espacio con niveles apropiados de luz, reconfortantes texturas y colores más un nivel apropiado de ruido de fondo ayuda a mantener alerta a los individuos. Sabemos que la falta de estimulación visual entorpece los sentidos y contribuye a la falta de concentración. Para prevenir tales problemas es fundamental considerar los elementos sensoriales dentro de una oficina.

Evita las largas extensiones de pasillos o espacios de trabajo en colores neutros. Varía el esquema de colores para evitar la previsibilidad y mantener el ambiente renovado.


6. Acústica

7

La acústica tiene un rol fundamental en un buen diseño. Nadie quiere trabajar en un espacio donde el sistema de aire acondicionado suena como el motor viejo de un vehículo, o sentarse en un vestíbulo donde cada teclado o ruido de un colega en una llamada por conferencia es amplificado a un nivel desagradable. Ha sido asumido por un tiempo que un alto nivel de ruido de fondo, como el que se encuentra en la mayoría de las cafeterías, provee un ambiente ideal para la concentración. Pero los investigadores Robert Karasek y LowellTöres Theorell encontraron que un ruido de fondo constante y de baja frecuencia obstaculiza el aprendizaje, produce fatiga y aumenta las hormonas del estrés.

Una buena acústica del espacio mitiga las distracciones al introducir elementos de privacidad. Uno de alto rendimiento mantiene el ruido de fondo, desde el zumbido de los electrodomésticos al sonido de las puertas, en un mínimo. Alcanzar un nivel apropiado es un delicado balance de arte y ciencia, pero el éxito en esta área es primordial para proteger a tus empleados.


7. Iluminación

8

El ciclo natural diario de luz y oscuridad hace más que hacernos saber cuándo es tiempo de levantarse y cuándo es tiempo de ver nuestra serie favorita. Un informe del Centro de Salud de la Universidad de Connecticut encontró que el ciclo mantiene la alineación entre nuestros ritmos circadianos y los procesos básicos que nuestros cuerpos necesitan para funcionar. Por lo tanto, si una oficina lo interrumpe al proveer luz uniforme en todos los espacios, confundirá los procesos biológicos de los empleados.

Instala amplias ventanas y aumenta el uso de luz natural con controles automáticos y una variedad de niveles y colores de iluminación. Es necesario el espectro completo para evitar que las personas se sientan desequilibradas. Cuando la única opción de una oficina es la iluminación artificial, las fuentes bien diseñadas pueden ser un substituto.


8. Ergonomía básica

9

Como ya lo mencioné, estar sentado plantea serios problemas a la salud de las personas. Y romper el estilo de trabajo sedentario requiere más que escritorios elevados y áreas donde moverse. A veces una oficina debe considerar el diseño de sus muebles para mejorar la postura y para que los empleados estén más cómodos. Un individuo con una espalda dañada por culpa de una silla incómoda no tendrá muchas ganas de levantarse y caminar.

De acuerdo a la Agencia para la Seguridad y la Salud en el Trabajo de Estados Unidos, el 86% de los trabajadores experimenta algún tipo de malestar causado por los mueble de oficina, una estadística indignante. Proveer comodidad para mitigar molestias en las articulaciones e incorporar estaciones de trabajo flexible que permitan cambiar posturas durante el día, puede aliviar el problema. Incluso una escalera en el lugar indicado estimulará a los trabajadores a moverse más de lo que lo harían normalmente.

La buena postura previene las lesiones lo que mantiene a los individuos saludables y comprometidos.


9. Controla tu destino

10

En muchos aspectos, el siglo XXI es la era de la personalización, donde podemos seleccionar nuestras opciones de entretenimientos en la televisión y creamos marcas personales a través de las redes sociales. Así que no es sorpresa que también esperemos un cierto nivel de personalización para nuestras oficinas ¡Y generalmente nos molesta cuando no sucede!

No dejes que tus trabajadores experimenten y se distraigan debido a la confusión por la falta de personalización. El control de cada individuo sobre su espacio es un deseo intrínseco y no hay excusa para no proveerlo.

El control sobre el almacenamiento, niveles de iluminación y función del sistema de acondicionamiento, otorga a cada persona un sentido de propiedad y les da la habilidad de alcanzar su propio de nivel de comodidad óptima. Si te aseguras de que una oficina tenga una variedad de ajustes, desde el escritorio a cuartos privados de concentración o cuartos más grandes de reuniones, también permite que las personas elijan dónde y cómo trabajar.


10. Todos necesitan un empujón

11

Incluir elementos de diseño saludable es el primer paso. Los humanos son criaturas de hábitos, lo que significa que se necesita algo de estímulo para romper vicios y cambiar el comportamiento. Todos necesitan un empujón en la dirección correcta, pero un correo electrónico de la administración no lo va a lograr.

Comunica la ubicación y los beneficios de los elementos de diseño saludable a través de marcas en el ambiente y señalización apropiada. No tienes por qué cubrir las paredes en letras de neón, tan solo proporciona el nivel adecuado de información y dale un empujón a tus empleados para que aprovechen todos los aspectos de un espacio.

De acuerdo a un estudio de Gensler Next Gen, te puedes tardar hasta 21 días en cambiar el comportamiento de un espacio de trabajo. La mezcla correcta de gráficos y amables recordatorios puede facilitar la transición.

Original.

Síguenos en Facebook