11 pasos para lograr lo imposible

screen-shot-2014-05-28-at-6-22-28-pm
Síguenos en Facebook

¿Cómo, incluso ante las peores condiciones, llega integrante de la marina de los Estados Unidos a conquistar el éxito? Este es el relato de Brent Gleeson, hoy co-fundador y gerente de CMO (agencia de marketing digital líder en el rubro)  sobre la conquista de las adversidades a la hora de hacer negocios.

Una de las metas más grandes que me propuse desde los inicios de mi carrera profesional fue ser parte de la marina. Lograr esta meta me dio una nueva perspectiva y se convirtió en la base sobre la cual construí el resto de mi vida. Nada parecía imposible para mí.

Los primeros 6 meses de entrenamiento, llamados Demolición Submarina/SEAL, son diseñados para identificar a quienes no están totalmente comprometidos con la idea de ser parte de la marina, separarlos del grupo y obligarlos a renunciar. A menos que rápidamente identifiques lo que necesitas para llegar al éxito, fracasarás. Aquí hay 11 tácticas de gran importancia que aprendí durante mi camino y que uso todos los días en mi búsqueda constante del éxito tanto personal como profesional.

1. Haz las cosas simples bien

article-2398721-1B6443E5000005DC-596_634x587

Durante el entrenamiento, los domingos eran deprimentes porque sabías la tortura que significaría el lunes. El día lunes era el día de inspección. Para ser parte de la marina y ser exitoso, la atención que le prestas a los detalles debe ser óptima. Comienzas con cosas pequeñas como haciendo tu cama y limpiando el piso. Solía mantener mi cama impecable y dormía encima de ella con un saco de dormir. Si las cosas no estaban perfectas, lo pagabas caro. Y a veces cuando sí eran perfectas, lo pagabas de cualquier forma. La lección que aprendí: Si no haces bien las cosas más pequeñas, no puedes esperar lograr hacer cosas más grandes.


2. Ten metas realistas y no realistas

Las personas exitosas están constantemente planteándose nuevas metas. Dividen las metas grandes en metas más pequeñas y en tareas más sencillas. Una de las metas menos realistas que me propuse como candidato a la marina era pasar de forma exitosa por la Semana del Infierno. En esta semana no duermes nada. Corres kilómetros cargando cosas. Nadas kilómetros en el océano congelado. Pasas por la carrera de obstáculos diariamente y haces más flexiones de brazos de las que puedas contar. Todo esto mientras sufres de hipotermia de segundo grado, tienes heridas, y muchas veces hasta te fracturas. Algunos estudiantes se rinden cuando llevan sólo minutos en la Semana del Infierno. No puedes imaginar cómo será el fin. Vas, paso por paso, y rezas para que salga el sol al siguiente día. Una serie de metas realistas a corto plazo te ayudarán a acercarte a tus metas más grandes.


3. Trabaja duro

Marines_do_pushups

Parece obvio, pero muchas personas subestiman la cantidad de esfuerzo que se necesita para alcanzar el éxito y completar metas agresivas. Me sorprende que algunos de los tipos que se presentan al entrenamiento de la marina no se preparen previamente. Si no te preparas para el posible éxito, tu comportamiento seguirá siendo el mismo cuando las cosas se pongan difíciles.


4. Haz que los demás quieran trabajar contigo

Una clase de entrenamiento de la marina se divide en grupos de 7 chicos: En el bote habrá tres a cada lado del barco y alguien dirigiendo el timonel. Durante la primera fase del entrenamiento, llevas los botes y andas varios kilómetros de ida y de vuelta todos los días. Mi clase era de invierno, y las marejadas podían llegar a ser de 3 metros o más. Se necesita que todos remen con fuerza sólo para llegar a una zona donde el agua no de vuelta el barco. Cuando te propones metas y buscas el éxito, a veces tendrás que dirigir a los demás y hacer que trabajen contigo. No puedes hacerlo solo. En el momento en el que te des cuenta que no sabes todo y que necesitas ayuda estarás mucho mejor.


5. No des excusas

estres-laboral

Las personas exitosas no dan excusas cuando se equivocan y fracasan. Admiten sus fortalezas y sus debilidades y buscan la retroalimentación de personas en quienes confían. Mientras más tiempo pases dando excusas, más lejos estarás de la posibilidad de lograr tus metas.


6. No subestimes a los demás

Una de las cosas más fascinantes del entrenamiento de la marina es que de los cientos de chicos que comienzan, sólo un poco más de 30 se graduarán. Muy rara vez los tipos ‘Rambo’ que llegan, logran terminar el programa y usualmente son los que primero se van. Subestimar a los demás, sea a tus compañeros o a tu competencia es una de las peores cosas que puedes hacer. Las personas que llegan lejos miden a los demás por cualidades tales como la integridad o la fortaleza de espíritu. Empodera a quienes te rodean y te sorprenderán los resultados.


7. Debes estar dispuesto a fracasar

business-failure-720x480

Cuando comencé esta fase de mi vida, sabía que, estadísticamente, la suerte no estaba a mi favor. También sabía que si no lo intentaba, nunca me lo perdonaría. Decidí que prefería intentarlo y fallar que ser uno de esos tipos que dicen “Estaba pensando en hacerlo”. Simplemente no puedes mirar la vida a través del miedo. Si tomas un riesgo calculado y fallas, al menos te quedarás con una experiencia de aprendizaje valorable. Párate otra vez, quítate la tierra y nunca, nunca, abandones la lucha.


8. Acepta las consecuencias de tus actos

En tu camino hacia el éxito, cometerás errores. Uno de mis primero errores fue ponerme flojo con mis flexiones de brazos luego de la carrera de obstáculos durante la tercera fase del primer día de entrenamiento. Uno de los instructores estaba mirando a través de uno de los espejos retrovisores del camión en el que estaba sentado. Estaba contando para ver si hacía los 50. Por mi parte, yo había decidido hacer unos 30. Mi error me ganó un lugar en el grupo de los ‘mentirosos’ la siguiente semana cuando estábamos en el campo de tiro. Todos los días, antes de comenzar, durante el almuerzo y entre las prácticas, los ‘mentirosos’ se formaban y trotaban hasta la parte más alta de una montaña cercana con el uniforme completo. Si no lograbas hacerlo en el tiempo estimado, tenías que volver a hacerlo. Era una tortura. Sin embargo, la semana siguiente, logré hacer que mi corrida de 6 kilómetros bajara en 3 minutos. Aprende de tus errores y has de las consecuencias algo positivo.


9. No te rindas

1307150113

Mi parte favorita del credo de la marina dice lo siguiente: “Nunca me rendiré. Perseveraré y la ganaré a la adversidad. Mi país espera que sea más fuerte tanto física como mentalmente que mis enemigos. Si me caigo, me pararé todas las veces que sean necesarias. Usaré hasta la última parte de mi fortaleza para defender a mis compañeros y para cumplir nuestra misión. Nunca dejaré de pelear.” No se necesita decir nada más.


10. Ríete cuando quieras llorar

Mantenerse positivo parece ser una característica obvia de las personas exitosas, pero es más fácil decirlo que hacerlo. Tu carácter se define por lo que haces cuando las cosas se ponen difíciles. Durante la Semana del Infierno, una de las tareas más ‘divertidas’ se llama “muelle de acero.” Luego de pasar un buen tiempo en las frías aguas de la costa de San Diego, te sacas toda la ropa y te quedas sólo en shorts y luego te recuestas sobre el muelle de acero congelado mientras que los instructores te tiran agua. Tu cuerpo empieza a convulsionar a medida que llega al grado dos de hipotermia. Sin embargo, los chicos que eran lo suficientemente fuertes como para reírse (en parte debido al delirio) fueron los que lograron llegar a la graduación. Cuando las cosas se pongan difíciles y no puedas controlarlas, no te olvides de reír.


11. Haz sacrificios

cree1

El éxito trae su cuota de sacrificio. Deja que las barreras del egoísmo caigan y convéncete de que no puedes tenerlo todo. Las personas más exitosas en el mundo han hecho muchos sacrificios. Para ser parte de la marina, debes olvidarte de la comodidad y recordar que lo incómodo sólo aumenta mientras vas avanzando. Sin embargo, te acostumbras porque sabes que lo que estás haciendo vale la pena.

El camino al éxito esté lleno de obstáculos, pero no debes desanimarte. Mantente fuerte, se humilde y apóyate en otros cuando necesites ayuda.

Visto en Inc.

Síguenos en Facebook