12 rasgos que no quieres en tus empleados

destacadaempleadoooos
Síguenos en Facebook

Pon atención a estas actitudes !Pueden estar arruinando tu negocio!

La tolerancia es un valor fundamental y sobre todo cuando trabajamos en equipo. Sin embargo existen ciertas actitudes que de existir en tu lugar de trabajo, pueden terminar significando un factor profundamente nocivo tanto para el desempeño de quienes trabajan allí, como para tu negocio.

Lee bien cada una de estas características porque de seguro no querrás ninguna cerca de tu empresa:

1. Iracundo

angry

Estar inserto en el mundo laboral significa, de por sí, que a diario enfrentarás situaciones que puedan no agradarte. Una persona iracunda puede ser una bomba a la armonía en tu ambiente de trabajo. Sus reacciones violentas o descontroladas terminarán tensando a sus colegas y haciéndole un flaco favor a tu negocio.


2. Deshonesto

Trabajar con gente deshonesta puede entorpecer gravemente el funcionamiento de tu negocio. Una empleado que es deshonesto difícilmente te hará saber que ha cometido un error pudiendo incluso culpar a un compañero.


3.  Desorganizado

desordenescritorio

El ser desorganizado es profundamente nocivo al momento de trabajar. Puede que el empleado tenga una tremenda voluntad de avanzar pero si es desorganizado las cosas se le harán doblemente difíciles lo que lo mantendrá sumido en un círculo de estrés, afectando directamente su desempeño y por lo tanto, tu negocio.


4. Mal educado

Quiérase o no, los modales son importantes. Alguien que constantemente se pica la nariz, se sienta mal en su silla, es desordenado y hace ruidos al comer o beber café, termina por ser una nota disonante en tu oficina.


5. Negativo

Tener una persona negativa en tu equipo de trabajo puede ser muy costoso. En el mundo laboral se están enfrentando problemas y desafíos constantemente y para superarlos se requiere de empuje y energía. La negatividad siempre encontrará la dificultad en todo y hará ver como un imposible el hallar una salida al problema en cuestión. Además las malas energías se contagian, pudiendo instalar en tu equipo un espíritu negativo generalizado.


6. Cizañero

gossip1

Es probablemente el más peligroso de los elementos a la hora de trabajar en equipo. El cizañero hablará mal de cada persona con la que trabaje mientras ellos no estén presentes instalando una sensación de desconfianza general en tu ambiente laboral.


7. Irrespetuoso

Puede que siendo jefe, un empleado irrespetuoso no te falte el respeto a ti, sin embargo esa actitud, para con sus compañeros, contaminará tu ambiente de trabajo, tensando las relaciones y cohibiendo el trabajo en equipo. Las relaciones son el corazón del éxito y el respeto, a su vez, es el corazón de las relaciones. 


8. Arrepentido

Ya lo hemos dicho, la capacidad de avanzar es clave. En el mundo laboral se requiere de flexibilidad y capacidad resolutiva. Un arrepentido se lamentará constantemente por lo que pudo haber sido, por los errores cometidos y lo que se podría haber hecho. No hay tiempo para eso en tu negocio.


9. Mediocre

mediocre

Un empleado mediocre buscará constantemente el camino fácil, cómodamente se conformará con estar dentro del promedio ya que es justamente allí donde no corres riesgo alguno. El mediocre nunca cumplirá con las metas y buscará para ello cualquier excusa que pueda utilizar.


10. Desconfiado

En términos laborales, el problema principal con esta actitud es que, a la gente desconfiada, se le hace muy difícil trabajar en equipo ya que no pueden descansar en que el compañero hará las cosas de forma correcta lo que repercutirá en la rapidez y la fluidez con la que se avance en los quehaceres de tu negocio.


11.Quien NO escucha

no-escucha

Quien no escucha no puede seguir instrucciones. Muy común en este tipo de personas es que asistan a la reunión y a la salida no tienen idea alguna sobre qué fue lo que se habló dentro. Esta actitud termina por quitar mucho tiempo a quien esté sobre la persona que no escucha ya que tendrá el deber de poner más tiempo en supervisar su desempeño.


12. Controlador

Por lo general las personas con esta característica son muy nerviosas, caen fácil en la histeria y ejercen un control excesivo sobre asuntos que no les incumben. Más temprano que tarde te darás cuenta que un controlador aporta una cuota importante de estrés al equipo.

Síguenos en Facebook