12 tareas que buenos empleados hacen antes del mediodía

sunrise-glass-room-bedroom
Síguenos en Facebook

La sociedad satisface el horario de una persona que se levanta más temprano.

Un estudio publicado en una revista de la American Psychological Association (Asociación Americana de Psicología), Emotion, indica que quienes madrugan generalmente son más felices que los que trasnochan.

Más de 700 personas, entre 17 y 79 años, fueron encuestadas para saber acerca de su estado emocional, su salud y su parte preferida del día.

Los que se consideraban madrugadores, dijeron sentirse más felices y saludables que aquellos que trasnochaban. Los investigadores suponen que una de las razones de esto es que la sociedad satisface el horario de una persona que se levanta más temprano.

Es cierto que el mundo laboral lo hace, como también es razonable que aquellos que les gusta levantarse con el sol, son los empleados de mayor productividad en la oficina.

¿Quieres ser más cómo ellos? Entonces toma nota de las tareas que estos empleados productivos, de alto funcionamiento y más despiertos ya han completado antes de almorzar:

1. Hacen una lista de cosas que hacer el día anterior

Muchos juran tener una, pero no todos concuerdan con cuando tienes que hacerla. Según Andrew Jensen, un consultor de eficiencia empresarial con la Sozo Firm en Shrewsbury, Pa., el momento más oportuno para planear las tareas del próximo día es la noche anterior. “Algunos prefieren hacer esta lista en la mañana, pero con eso, pueden ya haber perdido tiempo de oficina escribiéndola” Sostiene. “Ayuda escribir esta lista de quehaceres en la noche. Además, ayuda a dormir mejor.”

2. Consiguen una noche completa de descanso

Hablando de dormir mejor… la falta de sueño afecta tu nivel de concentración y, con ello, tu productividad. Sea cuál sea tu estandarte dorado para una buena noche de descanso, trata de tenerla cada noche de trabajo. Varios expertos en salud recomiendan tener un mínimo de ocho horas de sueño.

3. Evitan apretar el botón de “aplazar” (snooze)

Pedir nueve minutos más, luego otros nueve minutos, después otros nueve minutos es una cuesta resbaladiza que te lleva devuelta a dormirte y quedarte atrás con tu preparación matutina. Al final, lleva a atrasarse. “Cualquiera puede convertirse en una persona de madrugada”, dice Jensen. “Cualquiera puede hacer la mañana su momento más productivo del día. Puede ser que por una semana entera, fijes tu alarma un poco más temprano y te cueste salir de la cama al sonar la primera vez. Puede ser doloroso al principio, pero eventualmente llegarás al punto donde estarás teniendo tus siete a ocho horas de sueño en la noche, te despertarás con toda tu energía y cumplirás con todas las cosas que debes hacer en tu casa previo a irte a la oficina.”

4. Se ejercitan

Agenda tu clase de pilates para la mañana en vez de después del trabajo. “El ejercicio mejora el ánimo y los niveles de energía”, dice Jensen. No sólo eso, sino que “han habido estudios hechos en empleados que se han ejercitado antes de trabajar o durante el día laboral. Se ha encontrado que esos empleados tienen una mejor habilidad para administrar su tiempo, junto con ser más perspicaces… Esos mismos estudios arrojaron que estos trabajadores son más pacientes con sus compañeros.”

5. Practican un ritual matutino

Jensen también recomienda establecer una rutina en la mañana aparte de la de ejercicio. Si optas por meditar, leer el diario o navegar por la web, Jensen dice que “es importante tener ese tiempo personal”.

6. Tienen desayuno

La comida proporciona el combustible que necesitarás para concentrarte, y el desayuno es particularmente importante, ya que te recarga luego de haber ayunado toda la noche. Trata comer algo liviano y saludable en la mañana y así evitar carbohidratos procesados que pudieran quitarte tu energía.

7. Llegan a la oficina a tiempo

Esta es obvia, ¿cierto? Teniendo una noche de descanso completa, junto con mantener alejados tus pegajosos dedos del botón de “postergar”, deberían hacer de esto un pan comido. Si no eres un nuevo empleado, sabrás entonces la duración de tu viaje diario a la oficina. Asigna una cantidad segura de tiempo con tal de llegar a la hora a trabajar.

8. Se presentan con su jefe y/o empleados

Todos conocemos el cliché acerca de: Solo ser tan bueno, como la suma de sus partes. En otras palabras, si tus compañeros de trabajo más cercanos no son productivos, tú tampoco lo serás. Buenos trabajadores establecen prioridades que se alinean con las metas de la compañía y son transparentes respecto a su progreso.

9. Ellos abordan los proyectos grandes primero

Puedes comenzar a trabajar apenas llegues a la oficina ya que hiciste tu lista de quehaceres la noche anterior. Jensen sugiere partir con las tareas más difíciles. “No comiences con proyectos de poca importancia cuando estás en el momento de mayor rendimiento mental del día”, dice.

10. Ellos evitan reuniones en la mañana

Si tienes algo que decir en alguna reunión, agéndala en la tarde. “Deberías usar tus principales habilidades durante la primera parte del día. Creo que las mañanas son el momento más productivo del día”, dice Jensen; señalando también que un trabajador que fija reuniones en la mañana puede robar este máximo rendimiento de sus empleados, algo que al final perjudicará a la empresa. La excepción a esto, agrega, es si tu reunión es la parte más importante del día. “A veces tienes que agendar un reunión crucial o una con un cliente, en cualquier caso deberías planearla a una hora en la que tus empleados estén en su punto máximo.

11. Ellos asignan tiempo para responder mensajes

Discernir entre correos/mensajes de voz sin sentido e importantes negocios. La compañía de Jensen, Sozo Firm, aconseja a sus clientes que revisar su bandeja de entrada cada un par de minutos quita tiempo para importantes tareas. En vez, fije un horario para revisar y responder estos mensajes. Considere hacerlo al tope de cada hora para asegurar que sus clientes y colegas reciban respuestas rápidas de su parte.

12. Ellos toman un recreo al mediodía

Párate y estira las piernas. O quédate sentado y disfruta de un poco de navegar en Internet. De acuerdo con Jensen, Facebook, Twitter o mandar un mensaje personal es bueno para distraerse. “Deberías tomar recreos de 10 minutos ocasionalmente”, dice. “Compañías que prohíben (el uso de) Facebook, mandar mensajes de texto y llamadas personales, pueden descubrir que será perjudicial. Esas prácticas incrementan la satisfacción del empleado.

Sólo hay que asegurarse de no abusar de este privilegio. “Los mejores empleados respetarán el tiempo de su empleador y los empleados con peor desempeño van a encontrar de todas formas algún modo de gastar su tiempo, incluso si la compañía prohibiera el uso personal de Internet.” explica Jensen.

Síguenos en Facebook