15 señales de que eres un emprendedor

qwqw
Síguenos en Facebook

¿Qué palabras usarías para describir a un emprendedor? ¿Alborotado entraría en la clasificación? A continuación te dejamos el artículo de la escritora Marcia Layton Turner, donde recopiló 15 rasgos que los emprendedores tienen y que quizás nunca te imaginaste:

1. Tomas acción

All-the-Action-Films-at-Once6

Barbara Corcoran, fundadora de The Corcoran Group, co-protagonista del programa de televisión Shark Tank y autora de “Shark Tales: How I turned US$1,000 into a Billion Dollar Business” (“Cuentos de tiburón: ¿Cómo convertí US$ 1000 en un negocio de mil millones de dólares“), dice que la gente que tiene un concepto, pero no necesariamente una estrategia detallada, tiene más probabilidades de tener espíritu empresarial. “Odio a los emprendedores con hermosos planes de negocio”, dice ella.

Es por eso que ella prefiere “inventar en el camino”, en lugar de gastar tiempo escribiendo un plan en tu escritorio. Cree que las personas con experiencia de vida tienen una capacidad activa de resolución de problemas y piensan desde su experiencia, que puede ser más valioso que saber las cosas sólo por los libros. Los que estudian negocios pueden ser propensos a sobre analizar situaciones en lugar de tomar acción.


2. Eres inseguro

Muchos emprendedores juzgados como ambiciosos son realmente inseguros por dentro“, dice Corcoran. Los que están nerviosos por fracasar pueden estar muy enfocados y dispuestos a hacer lo que sea necesario para tener éxito. Si te sientes inseguro, utiliza esa emoción para alcanzar tus objetivos de negocio.


3. Eres astuto

2

“Uno de mis programas favoritos de televisión era MacGyver, porque nunca tuvo exactamente los recursos que necesitaba, pero de alguna manera encontraba la manera de hacer que todo funcionara”, confiesa Tony Hsieh, director general de Zappos en Las Vegas.

Hsieh ha hecho de todo, desde iniciar una granja de lombrices hasta hacer botones y vender pizzas, así que él admira la combinación de MacGyver de “creatividad, optimismo e inteligencia”. En última instancia, creo que eso es todo lo que significa ser un emprendedor”. No es acerca de tener suficientes recursos, sino ser ingenioso con lo que tienes.


4. Estás obsesionado con el flujo de caja

Antes de fundar Brainshark, Joe Gustafson, un desarrollador de tecnología para presentaciones de negocios de Massachussets, creó una empresa llamada Relational Courseware. “Todo lo que pensaba era en el flujo de caja y la liquidez, hubo 7 veces en la historia de 8 años de la compañía en que tuve días u horas lejos de la nómina de pagos y no tenía suficiente dinero en efectivo”.

¿Cómo respondió? “En los primeros días, podrías reforzar y poner los gastos en tu tarjeta de crédito personal, pero eso no puede ir tan lejos. Se necesita dinero en efectivo -incluso si tienes la mejor compañía y las mejores cuentas por cobrar en el mundo- para luchar la batalla un día más”. Otras estrategias que recomienda, incluyen trabajar con un socio que pueda proporcionar los adelantos en efectivo para los proyectos y mantener una estrecha comunicación con los proveedores.


5. Te metes al agua caliente

3

Stephane Bourque, fundadora y directora general de Incognito Software en Vancouver, dice que los verdaderos empresarios son más propensos a pedir perdón que permiso, seguir adelante para hacer frente a las oportunidades o problemas que reconocen, incluso sin la aprobación de sus superiores.

“Los empresarios nunca están satisfechos con el status quo“, dice Bourque, quien descubrió que no estaba destinada para el mundo corporativo cuando retornaba continuamente con nuevas y mejores formas de hacer las cosas. Ideas que no fueron necesariamente apreciadas por sus jefes y a menudo fueron interpretadas como una crítica no deseada. “Me gustaría que mis empleados se metan en más problemas”, porque demuestra que están buscando oportunidades para mejorarse a sí mismos o a las operaciones de la compañía.


6. Eres valiente

“Donde la mayoría evita el riesgo, los empresarios ven potencial”, dice Robert Irvine, chef y anfitrión del restaurante Impossible. Los verdaderos emprendedores no tienen miedo de aprovechar sus casas y usar los saldos de sus tarjetas de crédito con el fin de reunir los fondos que necesitan para crear un nuevo negocio. De alguna manera, son los más optimistas por que operan bajo la creencia de que sus inversiones en tiempo y dinero a la larga valdrán la pena.


7. No puedes quedarte quieto

4

Los emprendedores tienen una energía desenfrenada que los abastece más allá del momento en que sus empleados se han ido a casa. Están ansiosos, emocionados y entusiasmados con los negocios de una manera que los hace destacar. Irvine sabe: Es dueño de un restaurante en Carolina del Sur, está abriendo otro en el Pentágono y tiene una línea de productos de alimentos y ropa, además de animar su programa de televisión.


8. Eres flexible

Si sólo tienes un resultado aceptable en mente, tus posibilidades de lograrlo son escasas“, advierte Rosemary Camposano, presidenta y directora de la cadena Halo Blow Dry Bars de Silicon Valley. Si estás dispuesto a escuchar, tus clientes te mostrarán cuáles de tus productos o servicios proporcionan el máximo valor.

Su visión original del negocio fue una parte peluquería y otra parte tienda de regalos “para ayudar a las mujeres muy ocupadas”, explica. Pero rápidamente se enteró de que la tienda estaba causando confusión sobre la naturaleza de su negocio, así que la reemplazó con una silla de soplado extra seco y las cosas mejoraron. Los emprendedores inteligentes evolucionan constantemente, modificando sus conceptos de negocio en respuesta a la retroalimentación del mercado.


9. Disfrutas mirándote al ombligo

5

“Sin supervisores directos, los emprendedores tienen que estar cómodos con el proceso de evaluación de su propio desempeño”, cuenta Laura Novak Meyer, propietaria de Little Nest Portraits en Pennsylvania. Ella agrega que lo anterior requiere de una voluntad de solicitar la opinión de quienes te rodean para mejorar, así como prestar especial atención a la retroalimentación que puede que no hayas solicitado (como quejas de los clientes o ser superado por los competidores). Su empresa encuesta a cada cliente para preguntar por oportunidades para mejorar, y ella ha trabajado en estrecha colaboración con un coach de negocios durante los últimos 5 años para identificar las áreas personales donde necesita mejorar.


10. Te motivan los desafíos

Cuando se enfrentan a problemas, muchos empleados tratan de lavarse las manos con la situación. Por su parte, los emprendedores se ponen a la altura de las circunstancias. “Los desafíos los motivan a trabajar más duro. Un emprendedor cree que no hay nada insuperable. Mira la adversidad y sigue adelante”, afirma Jeff Platt, director general de la franquicia Sky Zone Indoor Trampoline Park.

Candace Nelson, fundadora de Sprinkles Cupcakes, está de acuerdo. A pesar de los que cuestionaron su idea de hacer una panadería en la década del 2000 (donde se le temía a los carbohidratos), ella perseveró y ahora tiene locales en ocho estados. De hecho, fue una de las primeras emprendedoras en un negocio que se convirtió una locura permanente, provocando numerosas imitaciones.


11. Te consideras un forastero

6

“Los emprendedores no siempre son aceptados”, advierte Vincent Petryk, fundador de JP Licks, una cadena de heladerías en Boston. Pueden ser vistos como obstinados, peculiares y exigentes, pero eso no es necesariamente algo malo. “A menudo son rechazados por ser diferentes de alguna manera y eso sólo los hace trabajar más duro”, dice Petryk. Cuando su ex jefe no aprobó su investigación sobre la calidad del helado, se fue por su cuenta para desarrollar postres con sabores audaces. En lugar de copiar lo que la mayoría de las otras heladerías estaban haciendo, incluyendo la compra a los mismos proveedores conocidos, él forjó su propio camino ¿Sus primeros competidores? Todos menos uno ya no están en el negocio.


12. Te recuperas rápidamente

Existe una creencia popular de que los emprendedores exitosos fracasan rápido y fallan a menudo. Para Corcoran, el truco está en la velocidad de recuperación: Si fracasas, resiste a la tentación de estar deprimido o sentir lástima por ti mismo. No te revuelques en ello y pasa inmediatamente a la próxima gran cosa.


13. Cumples las necesidades

7

Muchas personas reconocen agujeros en el mercado, pero es el verdadero emprendedor quien los lleva de la hoja de papel a la realidad“, dice Jennifer Dawn, socia de Savor the Success, una red de negocios para mujeres con sede en la ciudad de Nueva York. “Ellos piensan en una manera de arreglarlo y toman medidas para solucionarlo. Son innovadores”. Así que cuando la red de mujeres de Savor empezó a pedir asesoramiento de la co-fundadora Angela Jia Kim, ella y Dawn crearon un nuevo producto: Savor Circles. Estos grupos conectaban a cuatro miembros que compartían entre ellos sus experiencias y consejos, aún mejor le proporcionaron al primer negocio una nueva fuente de ingresos.


14. Te rodeas de asesores

La actriz Jessica Alba, co-fundadora y presidenta de Honest Company, con sede en Santa Mónica en California, que vende productos de bebé, del hogar y de cuidado personal, señala que “es importante rodearte de gente más inteligente que tú y escuchar ideas que no son tuyas. Estoy abierta a las que no son mi propiedad y a las personas que saben lo que yo no sé, porque creo que el éxito requiere de comunicación, colaboración y, a veces, de fracaso”.

En otras palabras: Los verdaderos emprendedores no contratan a quienes dicen siempre que sí. Hablan con quienes tienen experiencia y llevan a cabo una investigación a fondo, recabando la mayor información posible para tomar decisiones informadas en lugar de dar un tiro en la oscuridad.


15. Trabajas y juegas duro

8

Los emprendedores se caen y se levantan hasta que no se equivoquen“, cuenta Micha Kaufman, quien anda en snowboard y navega, además de dirigir Fiverr, el mercado online de freelance de rápido crecimiento.

El director cuenta que al igual que en los deportes, la clave del éxito es entrar muy centrado y en lugar de tratar de hacer frente a un sinfín de desafíos potenciales, Kaufman y su equipo se centraron en “el mayor desafío de cada mercado: la construcción de liquidez”.

Original.

Síguenos en Facebook