16 consejos para tener el 90% de tu trabajo hecho antes de almuerzo

mañanaaa
Síguenos en Facebook

¿No tienes suficiente tiempo en el día? Sigue estos consejos para tener la mayor parte de tu trabajo hecho en la mañana.

Imagina esto.

Para la hora de almuerzo, te echas para atrás en tu escritorio con un suspiro de satisfacción, caminas pausadamente al auto, y manejas para ir a un almuerzo relajado, soñando con con ver un partido de fútbol, o reunir a tus amigos para jugar un entretenido partido entre todos.

Esto puede ser real.

Puedes tener el 90 por ciento o más de tu trabajo listo en la mañana. Alrededor de la hora en que la gente está anhelando su segundo shot de cafeína, tú estás apagando tu computador y relajándote.

gallo

¿Cómo haces esto? Te daré 16 sorprendentes consejos de productividad, pero primero, déjame establecer el escenario:

Primero, estoy definiendo trabajo como aquello que haces –cosas importantes. Idealmente, las reuniones pueden ser sacadas del cuadro.

Segundo, este enfoque se construye en base al principio de Pareto. El principio de Pareto establece que el 80 por ciento de tus resultados provienen del 20 por ciento de tu esfuerzo. Tener tu trabajo hecho en la mañana, significa que puedes adquirir un enfoque más austero acerca de las tareas más importantes –un enfoque inteligente.

1. Organiza tu día la noche anterior

Todos los días, deberías hacer una lista con todas tus tareas y el momento en que las vas a hacer al día siguiente. No serás productivo a menos que planifiques todo lo que vas a hacer a la mañana siguiente.

Consejo rápido: no programes demasiado. Mantén tu horario pendiente liviano para realmente lograr hacer el trabajo.


 2. Limpia tu oficina la noche anterior

El desorden en tu oficina crea distracciones. Una nota en tu escritorio que diga “Llamar a Bob urgente” puede desorganizar todo tu día.

Llegar al trabajo en un ambiente impecable te ayuda a pensar claramente y a trabajar duro.

limpia


 3. Levántate a una hora insospechada

Para lograr hacer las cosas, debes levantarte a la hora para que esto ocurra.

Recomiendo hacerlo entre 5:30 a 6:30 a.m. Si tu rutina matinal toma un poco más, hazlo un poco antes.

Obviamente, tendrás que ajustar tu hora de irte a dormir a la vez.


 4. Ejercicio

La evidencia científica muestra que el ejercicio matinal nos puede hacer pensar mejor, trabajar mejor y ser más productivos.

John Ratey de Harvard, es el autor de Spark: La nueva ciencia revolucionaria del ejercicio y el cerebro. Él escribe que el ejercicio es esencial para alcanzar “altos niveles de rendimiento en trabajos intelectualmente exigentes”.

Un rápido trote o una sesión de treinta minutos de yoga te pueden preparar para una fuerte sesión de trabajo con altos niveles de logro.


 5. Atente a tu horario

No te desvíes del curso que has planificado. Tienes tiempo limitado. No arruines el horario. Toma tu horario, permite que te guíe, y te será posible lograr más.

relojjjj


 6. Concédete 20 minutos para alcanzar el ritmo

Alcanzar el ritmo es estar en la zona. Esto ocurre cuando estás completamente absorbido en tu actividad, resueltamente logrando cosas a un alto nivel y a paso rápido.

Toma un poco de tiempo alcanzar el ritmo, por lo que si no te sientes productivo o involucrado en tu trabajo, sólo dale algo de tiempo.


 7. Toma decisiones en 60 segundos

La toma de decisiones consume mucho tiempo. Cuando estás enfrentado a la toma de una decisión durante el trabajo, concédete el límite de un minuto. Tu decisión será tan buena, pero te tomará menos tiempo.


 8. Usa audífonos

Los audífonos pueden dejar fuera las distracciones y mantenerte focalizado. La Harvard Business Review aconseja a los trabajadores ponerse los audífonos para ser más productivos.

audifonos


 9. Haz el trabajo más duro primero

Mark Twain escribió, “Si te comes un sapo a primera hora de la mañana, eso será, probablemente, lo peor que hagas en todo el día”. Brian Tracy transformó esta declaración en un tema principal (e incluso escribió un libro sobre éste) –“¡Cómete ese sapo!”.

Si haces tu tarea más grande y difícil primero, el resto del día será tremendamente productivo.


 10. Haz la escritura primero

Escribir es una de las tareas más demandantes mentalmente. Sin embargo, escribir también tiene el poder de focalizar tu cerebro y mejorar tu productividad. Haz tu trabajo de escritura temprano en el día, y mejorarás la calidad de tu escritura y también el resto del día.


 11. No te traslades a diario

Si habitualmente tienes que hacer un largo traslado al trabajo, haz todo lo posible por evitarlo. No es sólo por el derroche de tiempo sino por los estragos mentales. El traslado es uno de los aspectos más estresantes del día. Comenzar el día de trabajo con ese nivel de estrés puede arruinar por completo tu productividad.

No te traslades ni al Starbucks.

taco


 12. No tengas reuniones (ni siquiera por teléfono)

Si has estado en los negocios por largo tiempo, sabes que la mayoría de las reuniones son una pérdida de tiempo. Evita las reuniones si es posible.


 13. No chequees tu mail a primera hora

El conducto de comunicación electrónica puede ser tan destructivo como las reuniones. Seguro que debes lidiar con el e-mail. Es importante, pero no permitas que se trague tu día comenzando con él.


 14. Atente a una rutina

Si haces algo repetidamente, serás capaz de hacerlo mejor y más rápido cada vez. Una vez que encuentres tu rutina, atente a ella. Tu rutina es la rampa para tu productividad.


 15. Ponte cómodo

Haz todo lo que sea necesario para posicionarte a ti mismo para el éxito. Si eso implica ducharse, afeitarse, tomar desayuno, leer el periódico, meditar, alimentar al perro, abrir las cortinas –hazlo. Cuando concretas estas tareas preparatorias, estás creando un ambiente que te hará más productivo.


 16. Prémiate en algún momento

Pon el reloj –una alarma al finalizar una cuenta regresiva. En algún punto vas a parar. Así que, para. Haz sonar la trompeta, tira un poco de confeti, y haz tu baile alegre. Es hora de premiarte a ti mismo.

man_on_beach_meditating

 ¡Aplícate y logra aún más!

Para aquellos que poseemos energías inagotables, y el impulso interno de hacer incluso más, no tenemos que detenernos en la mañana. Si el trabajo te hace feliz y realizado, sigue adelante.

Tener el 90 por ciento del trabajo listo en la mañana significa simplemente que podrías tener más del 100 por ciento de tu trabajo hecho cada día.

A mí me suena bien.

¿Qué consejos usas para tener el trabajo listo en la mañana?

Visto en Inc

Síguenos en Facebook