2 sorprendentes estrategias para destacar en tu trabajo

iStock_000027255664_Large
Síguenos en Facebook

Estas inusuales tácticas dejarán a tu jefe con la boca abierta. 

La mejor manera de impresionar a tu jefe es haciendo bien tu trabajo. Está claro, pero para hacerlo, pueden existir un millón de formas; con algunas obvias y otras no tanto.

Ryan Holmes, el director ejecutivo de Hootsuite, dijo recientemente en una publicación en Linkedin que él había descubierto algunos trucos para ayudar a la gente con su desempeño laboral, haciéndolos pasar de ser considerados buenos trabajadores a unos excelentes empleados. Explicó que estos ajustes son pequeños, “pero puede que te hagan destacar de manera positiva y al mismo tiempo facilitarán la vida de tu jefe, lo que es siempre algo bueno”.

Éstas son dos maneras novedosas para ser un excelente profesional, y quién sabe… incluso el favorito de la oficina.

1. Preocúpate de los pequeños detalles

iStock_000021322343_Large

Holmes escribe acerca de la banda de los ochenta Van Halen, porque tenían una “ingeniosa táctica de control de calidad”. Él explica que el grupo de música pedía por contrato que, durante sus giras, los cuartos de descanso tuvieran provisiones de m&m’s de todos los colores a excepción de los de color café. “Si es que la banda descubría tan sólo un m&m café, ellos se negaban a realizar el concierto. Su lógica era: si el que los contrató no leyó con detención lo que ellos estaban exigiendo, entonces cómo podrían confiar en él para realizar sus elaborados shows, que muy a menudo podían llegar a ser incluso peligrosos”.

Holmes dice que, para cualquier negocio, “los m&ms cafés pueden ser grandes desastres esperando a ocurrir”.

Su compañía Hootsuite, tiene más de 10 millones de usuarios, por lo que cualquier infringimiento de derechos de autor, la mala ejecución de alguna campaña de correo electrónico, o incluso “lo que pareciera ser un pequeño desperfecto tecnológico, puede terminar afectando a una gran cantidad de clientes en una corto período de tiempo”. “Un empleado que es lo suficientemente hábil como para detectar aquellos detalles a tiempo, comienza a destacar sobre el resto”.

2. Fracasa en algo

iStock_000037264378_Large

Holmes dice que hay dos tipos de fracaso: el por incompetencia y el por ambición. “Un buen jefe debe ser capaz de reconocer la diferencia y al mismo tiempo debe entregar apoyo a sus empleados que caen en el segundo”.

Siempre se admirará a aquellos trabajadores que intentan “abarcar más de lo que pueden”, y nunca se les sacará en cara el hecho de no tener éxito si es que estaban intentando realizar algún proyecto o tarea ambiciosa. “Después de todo, sin riesgos, es difícil para cualquier empresa seguir adelante”, Holmes explica: “Un buen jefe debe saber que la innovación junto con los fracasos son dos caras de la misma moneda”.

De todas formas, es importante saber que no todos los jefes van a apreciar y respetar estas estrategias. “Por lo tanto, estos trucos deben ser aplicados bajo tu propio juicio; en especial si se trabaja en un ambiente más regulado o conservador”.

Holmes concluye diciendo: “Aquellos empleados que no le temen al poder son la clave para el éxito”.

Visto en Business Insider

Síguenos en Facebook