3 que tienen en común contratar personal y comprar una casa

Síguenos en Facebook

Esta ingeniosa comparación te hará ver las contrataciones de otro modo.

Uno de los desafíos de llevar un negocio es encontrar a los empleados correctos. Ellos serán al final del día, el motor de la empresa, quienes llevarán los asuntos diarios y quienes den la calidad a tus productos o servicios. Es por esto que el mecanismo a través del cual busques y selecciones a la gente que trabaja en tu empresa será determinante en la calidad de tu personal.

Michael Alter tiene basta experiencia haciendo que empresas crezcan y contratando equipos eficientes de trabajo. El hombre de negocios estadounidense es actualmente CEO en The Tie Bar, un estiloso local que promueve corbatas y accesorios de vestir por precios económicos desde $15 dólares.

Desde su experiencia este experto nos habla sobre cómo se manifiesta una similitud entre la compra de un inmueble y la contratación de personal para tu compañía. Si estas pensando en contratar, comprar una casa o ambas, esta lista puede serte de gran ayuda.

1. Ten muy claro qué es lo que estás buscando
sherlock-holmes

Debes saber exactamente qué es lo que necesitas, lo que estas buscando, cuales son los talentos y las habilidades que tu empresa requiere para seguir creciendo, no solo para hoy sino también para el futuro. Si no lo tienes claro cometerás errores. Es lo mismo cuando se busca una casa. Si sabes que en el mediano plazo proyectas tener niños entonces deberás anticiparte y buscar una casa donde hayan más habitaciones. En una compañía es lo mismo, debes proyectar a la persona que tienes al frente y preguntarte de qué manera va a aportar al lugar una vez que esté trabajando en él.


2. Prioriza tus requisitos
Cut-28a

Es muy difícil que encuentres una casa que cumpla con todas tus expectativas, puede que encuentres una con el jardín adecuado pero una cochera muy pequeña o una con buena luz pero mala distribución de los espacios, en fin, siempre debes saber transar. Lo más importante es saber hacer un orden de prioridades, establece algunas características básicas que requieras de tus potenciales empleados. Prioriza lo que DEBES tener y que seria agradable tener, esto te ayudará a hacer una selección más precisa y ajustada a tus verdaderas necesidades.


3. Asume que como sea, deberás invertir
maxresdefault-1

Así como no hay casas perfectas, tampoco hay empleados perfectos, debes asumir que deberás invertir en ellos. Ya sea tiempo o dinero, si o si deberás invertir en la formación de tu empleado. Entrar a una oficina requiere de familiarizarse con una gran cantidad de variables lo que significa un inevitable período de capacitación, el cual a su vez supone tiempo y por lo tanto, dinero. Con las casas sucede algo parecido, cuando encontramos la casa, asumimos los aspectos que no nos son tan gratos y compramos después, hay que remodelar e invertir.

Síguenos en Facebook