3 maneras de detectar a un jefe terrible en una entrevista de trabajo

Jason-in-Horrible-Bosses-jason-bateman-28471910-1600-1066
Síguenos en Facebook

Hay mucho que pensar antes de aceptar una oferta de trabajo, pero una cosa que a menudo olvidamos considerar es: ¿me veo trabajando para este jefe?

“Un jefe puede literalmente hacer o romper tu carrera”, dice Abhilash Mishra, un asociado senior de marketing en CresTech Software Systems, en un post reciente en LinkedIn . “Un gran jefe puede hacer que te sientas comprometido y capacitado en el trabajo, te mantendrá fuera de políticas de oficina innecesarias, y puede identificar y hacer crecer tus puntos fuertes. Pero un mal jefe puede hacer el trabajo más impresionante sobre el papel (y en el salario), rápidamente una pesadilla“.

Y si bien hay muchas formas para tratar de combatir los efectos de un mal jefe, ninguna de esas tácticas garantiza una mejoría, “y muy a menudo, van a conducir a más estrés”, dice Mishra.

Es por eso que querrás detectar a un mal jefe antes de que se convierta en tu mal jefe.

Aquí hay tres maneras de saber si tu entrevistador es un pésimo gerente:

1. El uso de pronombres  

The-6-Most-Common-Personality-Traits-Of-Horrible-Bosses

Los consultores de rendimiento dicen que el uso del superior verbal por parte de un jefe, es cuando elige el pronombre y el contexto en el que lo utiliza, Mishra explica.

Si el entrevistador utiliza el término”usted”, en la comunicación de una información negativa (como, “usted va a lidiar con una gran cantidad de ambigüedad”), no espere que el jefe sea su mentor. Si el jefe escoge la palabra”yo”, para describir el éxito del departamento, eso también es una bandera roja. “Y si el entrevistador dice “nosotros”, cuando habla de un desafío particular del equipo, o cuando enfrentaron un problema con la empresa, se puede indicar que es propenso a desviar la responsabilidad y la culpa a distintos lugares.


 2. Están distraídos

o-DISTRACTED111219-facebook

“La era del correo electrónico, Whatsapps y teléfonos inteligentes han hecho que las personas desarrollen hábitos de comunicación irrespetuosos en nombre del trabajo”, dice Mishra. “Sobre todo en un lugar de trabajo frenético, leer el correo electrónico, mientras que una persona está hablando, o haciendo múltiples tareas en llamadas de conferencia, comprobando el mensaje de Whatsapp en medio de la conversación, se ha convertido en la norma de las comunicaciones empresariales.”

Pero, independientemente de su papel en la empresa, el entrevistador debe esforzarse por dar una buena impresión y estar completamente centrado en la conversación -lo que debe incluir el cierre de los dispositivos para darte atención. “Si el entrevistador está mirando un mensajes de correo electrónico mientras estás hablando, las llamadas telefónicas, o llegó tarde para la entrevista, no esperes un jefe que va a tener tiempo para ti”.


 3. No te pueden dar una respuesta directa

bad-boss-smoking-cigar

Otro signo revelador es que te den vagas respuestas a tus preguntas. “presta atención a sus pausas, torpezas, o respuestas excesivamente genéricas cuando le preguntes qué pasó con la persona que ocupaba el cargo para el que se está postulando, o qué creó la necesidad de contratar a alguien para ese puesto”, dice Mishra. “Por ejemplo, si te dicen que la persona fue “una mala contratación”, se puede indicar que el lugar de trabajo no pasa mucho tiempo en el desarrollo de sus empleados, y los culpa cuando las cosas no salen bien”.

También debes preguntar sobre las tasas de rotación, cuánto tiempo se queda la gente en sus papeles, y cuál ha sido su trayectoria profesional. “Todas estas respuestas pueden indicar no sólo si el jefe es alguien con el que la gente quiera trabajar, sino que también si la remuneración es competitiva, y a los empleados se les da un plan de crecimiento en la carrera”.

Visto en Businessinsider.

Síguenos en Facebook