5 creencias tóxicas que hacen imposible tener éxito

80631-42636
Síguenos en Facebook

El éxito comienza por pensar de forma diferente a los demás. Así puedes lograr algo distinto a lo que ellos han logrado.

Es difícil pensar de forma diferente y ser capaz de soñar cosas nuevas. A todos nos gustaría ser pensadores visionarios como Bezos, Buffet, y Branson y lograr cosas grandes.

Pero la mayoría de nosotros no nacimos visionarios.

Y eso está bien, porque si bien ni tú ni yo pensaremos en la próxima gran novedad, podemos decidir pensar de forma distinta que otras personas –y en el proceso, alcanzar logros distintos a los que han alcanzado ellos.

Aquí hay cinco cosas que las personas piensan que arruinan sus oportunidades de tener éxito… y lo que es más importante, el cómo puedes pensar de otro modo:

1.”Nunca me dan las oportunidades correctas”

PrivacionDeOportunidadesLaborales

Hola. Bienvenido al (enorme) club. Sin importar cómo se vea desde afuera, a nadie se le dan oportunidades que no merezca. Las oportunidades se ganan, e incluso si alguien más obtuviera una oportunidad que tu pensaste que merecías, eso no va a cambiar la realidad, así que no hay motivo para llorar sobre la leche derramada.

Hace años, quizás, tuviste que esperar: para ser aceptado, promovido a un mejor puesto, seleccionado… de alguna forma, esperar a ser “descubierto”.

Pero incluso si esto fue así alguna vez, eso ya no es verdad hoy. El acceso a oportunidades es prácticamente ilimitado. Puedes conectarte con casi todas las personas por medio de redes sociales. Puedes crear y vender tus propios productos, desarrollar y distribuir tus propias aplicaciones, encontrar financiamiento….

No necesitas esperar a que alguien llegue a darte una oportunidad. Puedes darte la oportunidad a ti mismo –lo cual, por cierto, es lo que las personas exitosas han hecho durante siglos.

Lo único que te retiene de aprovechar una oportunidad eres tú mismo, y tu disposición a intentarlo. No pienses sobre las oportunidades que necesitas que te den; piensa sobre las oportunidades que necesitas aprovechar.


2.”Siempre hay alguien quien me impide avanzar”

Quizás alguien ha arruinado oportunidades o bloqueado ideas o se ha apropiado de algo que te pertenecía en todo tu derecho. Quizás los proveedores no cumplieron. Quizás tu socio no estaba realmente comprometido. Quizás los clientes potenciales no fueron lo suficientemente inteligentes para reconocer el valor que les ofrecías.

No importa. No puedes controlar a las otras personas. Solo puedes controlarte a ti mismo.

Cuando fracases, siempre decide que fue tu culpa. No solo es una forma inteligente de pensar, sino que además es algo completamente cierto. Si bien ocasionalmente pueden ocurrir cosas fuera de tu control que harán fracasar, la mayor parte del tiempo ha sido tu culpa.

Y eso está bien. Todas las personas exitosas han fracasado muchas veces. La mayoría de ellos ha fallado más veces que tú; y esa es una de las razones por la que son más exitosos hoy.

Acepta cada fracaso. Aduéñate de él, aprende de él, y responsabilízate de asegurarte que la próxima vez harás todo lo que sea necesario para que las cosas resulten de un modo diferente.

Nunca pienses que ha sido culpa de otra persona; cuando lo haces, garantizas que pensarás de ese modo.


3.”Simplemente no tengo el tiempo suficiente”

Interviewees-looking-at-clock

Claro que lo tienes. Tienes la misma cantidad de tiempo que todos los demás. La clave es decidir cómo utilizarlo.

Por ejemplo, todos pueden hacerse un calendario. Pero la mayoría de las personas no se asegurarán de que cada tarea dure solo tanto como deba hacerlo. La mayor parte de las personas llegan un bloque de tiempo, ya sea asignado o determinado por ellos mismos, simplemente porque ese es el tiempo que está determinado.

No ajustes tu esfuerzo para que rellene un espacio de tiempo. En vez de eso, haz todo tan rápido y efectivamente como puedas. Entonces usa tu tiempo “libre” para hacer otras cosas… igual de rápida y efectivamente.

Nunca pienses sobre cómo el tiempo te controla, sino que piensa en cómo puedes controlar mejor tu tiempo.

Cuando haces esto, rápidamente comprendes que tienes más tiempo del que pensabas.


4.”Claro, haría eso… si supiera que valdría el esfuerzo”

¿Has escuchado alguna vez a alguien decir “si supiera que me darían un aumento de sueldo, trabajaría mucho más”? O, ¿“si supiera que mi startup tendrá éxito, definitivamente pondría más horas de esfuerzo en él.”? O ¿“si supiera que hay una recompensa mayor, sacrificaría más.”?

Los empleados exitosos se ganan los ascensos y aumentos de sueldo trabajando duro primero; en otras palabras, se ganan su éxito. Los negocios exitosos reciben ingresos más grandes al entregar primero un producto o servicio de mayor valor; se ganan su éxito.

Las personas exitosas en todas las áreas de la vida ganan liquidaciones más grandes al trabajar increíblemente duro antes de que puedan ver cualquier ganancia potencial; se ganan el éxito por medio de esfuerzo y sacrificio.

La mayoría de las personas espera recibir más antes de considerar hacer más.

Para tener éxito, piensa en la compensación no como la motivación o requisito para esforzarse de forma excepcional, sino como una merecida recompensa.


5.”Pero no soy nada especial”

sad-man

Es fácil y tentador el asumir que las personas exitosas tienen una cualidad empresarial intangible –ideas, talento, motivación, habilidades, creatividad, etc.– que tú simplemente no tienes.

Eso no es cierto para la mayoría de los casos. Típicamente, los talentos se revelan a sí mismos solo en retrospección; solo se ve así cuando se logran.

Claro, otras personas pueden tener habilidades que tú no tienes (aún), pero tienes habilidades que otras personas no tienen. No necesitas un don. Solo te necesitas a ti mismo – y una disposición a poner una tremenda cantidad de esfuerzo, trabajo, y perseverancia de tu parte, porque de ahí es donde surge el talento.

Nunca pienses sobre lo que no tienes. Concéntrate en lo que tienes, y lo que es más importante, en lo que estás dispuesto a hacer que otros no.

Ese es tu verdadero don – y es un don que se nos ha entregado a todos.

Solo tienes que usarlo.

Visto en Inc.

Síguenos en Facebook