5 trucos para hacer una lluvia de ideas como si fuera tu trabajo

asdfghjkl
Síguenos en Facebook

Tu idea millonaria está justo ahí, simplemente no la vez por ahora. La mayoría quiere dejar de trabajar en una oficina y comenzar su propio emprendimiento ¿Por qué no hacerlo? A continuación, el fundador y gerente general de Prosperio, Jimi Smoot, te entrega unos consejos para que nunca te quedes sin ideas: 

Antes de que creara mi último negocio trabajé en el equipo de innovación de una importante agencia de publicidad. Una de mis principales responsabilidades era pensar y ejecutar estrategias de marketing que nunca habían sido utilizadas por Kia Motors America, Dr. Pepper, y Snapple Group. Hacia el final de mi periodo en aquella agencia, los miembros de mi equipo tenían la oportunidad de llevar ideas a una gran compañía, buscando causar un gran impacto en un festival de música que se llevaría a cabo en pocas semanas ¡Cómo si no hubiera suficiente presión desde la gerencia para obtener el trabajo! Además, generalmente a mi equipo le tomaba meses crear algo, por lo que necesitábamos un milagro para generar una buena idea en el plazo que nos pedían. Aquí van algunos trucos que utilizamos:

1. La lluvia de ideas es un deporte de equipo

o-BRAINSTORMING-facebook

La realidad es que no existen nuevas ideas, cualquiera es en realidad una combinación única de un puñado de cosas viejas.

Esto significa que las malas ideas pueden llegar a ser increíbles. No todo lo que digas será un concepto sobresaliente. Pero sé un jugador de equipo y propón algo, independiente de su viabilidad. Existe una gran probabilidad de que lleve a lago útil.


2. Toma el proceso de manera seria

Uno de los mayores errores que la gente comete cuando intenta generar ideas es que no ven el proceso como trabajo. Dicen: “Vamos a tomar unas cervezas y compartamos ideas”.

¡Deja la cerveza y concéntrate! Cuando estábamos trabajando en la creación de ideas en el equipo de innovación, siempre lo tomamos de manera seria. Formábamos una reunión con estrictos horarios de inicio y cierre. Tomábamos notas de manera prolija y hacíamos preguntas complejas. A veces, teníamos una agenda diseñada.

Los negocios deben ser innovadores para sobrevivir, por lo que el futuro de tu compañía depende de la lluvia de ideas ¡Empieza a tomarla en serio!


3. Utiliza cosas geniales para mejorar el proceso

brainstorming

Es realmente difícil empezar a generar ideas de la nada, por eso, en general empezábamos con una sesión de lo que llamábamos “basura genial”.

Durante este ejercicio cada miembro del equipo hablaba de algo que, él o ella, creía que era interesante de los últimos días. Ese suceso podía ser lo que sea, desde el chisme de la última boda de las Kardashian hasta la foto de un robot que dobla la ropa interior. Los asuntos eran rara vez relevantes. Los compartíamos a modo de calentamiento para poder generar nuevas ideas.


4. Desconéctate del mundo

Todos sabíamos que la mayoría de las cosas importantes en una lluvia de ideas es que todos estuviéramos concentrados. Eso significaba que la reunión no empezaba hasta que apagáramos las pantallas de los computadores y dejáramos de lado los celulares.

¿Qué hay de tomar notas? Teníamos un pizarrón ¿Y el email? Espera una hora. Crear ideas es conectarse con otra gente. Es difícil hacer eso cuando alguien está actualizando su perfil en LinkedIn. Apaga todo.


5. Crea espacio para innovar

Hosting-Successful-Brainstorming-Sessions-20130730

Sir Isaac Newton forjó una idea de la gravedad pensando bajo un manzano. Asimismo, el equipo creativo tenía un lugar en la oficina al cual llamábamos “sala de la innovación”. Pensar fuera de la caja requería no quedarse en la caja. En este espacio todos dejaban su cargo en la puerta.

El día de la entrega de la proposición, llegamos con un abanico de conceptos increíbles. Los representantes de nuestros clientes amaron dos de nuestras ideas pero tenían presupuesto solamente para una. Después de más o menos un día de conversación, pusimos la mejor idea en marcha y la ejecutamos tan bien que la compañía termino contratándonos para futuros proyectos.

Si eres como yo, algunas veces puede que te cueste ver la siguiente gran oportunidad, pero recuerda lo que Sir Richard Branson dijo: “Las oportunidades de negocios son como los buses, siempre viene uno en camino”.

Original.

Síguenos en Facebook