7 cosas que necesitas saber si eres un emprendedor joven

portada
Síguenos en Facebook

A diferencia de otras profesiones, los emprendimientos pueden generar buenas oportunidades para la gente joven.

Este artículo fue escrito originalmente por Rhett Power, el co-fundador de Wild Creations, un emprendimiento que te ayuda a armar acuarios u otros espacios para mascotas.

Volví de una semana en la que nevó mucho en Luxemburgo gracias a la Embajada de los Estados Unidos y a un programa que existe para capacitar a emprendedores. Pasé toda la semana enseñando a jóvenes con buenas ideas y que se dieron cuenta de que el emprendimiento es un área que puede entregarles oportunidades como ninguna otra profesión.

Estos jóvenes en Luxemburgo, que por cierto son igual a otros jóvenes del mundo, logran ver con cada vez mayor claridad, las oportunidades que tienen al ser dueños de sus propios negocios. Así, aún cuando más del doble de los emprendedores actuales tienen más de 50 años, y superan por mucho a los que tienen menos de 25, no hay que engañarse. Considerando que las universidades ya ofrecen clases y programas relacionados con el emprendimiento, y ya que las tasas de desempleo son altas en casi todos los países, es que el número de personas que planean trabajar como independientes está creciendo cada vez más. Por ejemplo:

El programa de investigación Global Entrepreneurship Monitor, que le hace seguimiento a la actividad de emprendedores en su etapa inicial, descubrió que el 2010 casi 5,5% de los ciudadanos estadounidenses, con edades entre los 18 y los 24 años, se encontraban en etapas iniciales de lanzamiento de algún tipo de negocio. Comparemos ese número con el 11% de las personas entre los 25 y los 34 años, que se considera como el grupo de edad más “emprendedor”.

En una encuesta realizada por la Fundación Kauffman, la idea de comenzar un negocio por sobre seguir una carrera profesional típica para los adultos jóvenes, con edades entre los 18 y los 21 años, aumentó de 19% el 2007 a 25% el 2010.

Si estás pensando en iniciar un startup, te mostramos a continuación siete cosas que todo el mundo debiera saber antes de comenzar el proceso:

1. Demuestra seguridad…pero no demasiada

1

Es el balance entre confianzudo-optimista y seguro, lo que se ve como arrogancia pura. El exceso de confianza es lo que no te permite reconocer los problemas obvios o lo que te tienta a llevar tus capacidades al límite.


2. Mantente enfocado

Sí. Tienes cientos de grandes ideas, y estás seguro que cada una de ellas será un éxito. Pero los emprendedores exitosos se enfocan en una sola idea. Por ejemplo: crear la mejor taza de café. Desarrollar el mejor buscador. Producir tecnología intuitiva. Ayudar a las personas a conectarse. ¿Entiendes la idea?


3. Sólo hazlo, realmente

3

No pienses tanto las cosas. Vas a cometer errores pero también sabes lo que hay que lograr. Según Mark Suster, escritor y veterano del emprendimiento: “Los emprendedores toman decisiones rápidamente y avanzan sabiendo que, como máximo, el 70% de sus decisiones van a ser correctas”. Juégatela por tu idea, y haz modificaciones en la ruta. ¡Pero rápido!


4. Contrata bien y despide rápidamente

No te puedes dar el lujo de esperar que alguien florezca, profesionalmente hablando. Tampoco te puedes dar el lujo de tener un empleado que no apoya tu idea. Hay muchos peces en el mar. Tomate el tiempo de encontrar a las personas adecuadas pero haz reducción de personal si es que cometiste un error.


5. Aprende a delegar

5

Noticia de último momento: no puedes hacer esto solo. Y olvídate de “microgestionar”. Cuando tengas un buen equipo de trabajo, delega responsabilidades. Tu equipo ganara experiencia y tu podrás seguir aumentando el tamaño de tu empresa.


6. Genera redes de contacto

Probablemente, has escuchado esto miles de veces. Únete a grupos, haz voluntariados, utiliza las redes sociales, pídeles a todos que te deriven con gente, nunca rechaces una reunión. Sin importar el tiempo que estés en este negocio, esto es algo que nunca dejarás de tener.


7. Vístete bien

7

Puede que te sientas bien con unos simples  jeans, como Mark Zuckerberg o Steve Jobs. Pero no puedes asumir que tus clientes, ya sean reales o potenciales, entiendan eso. Una regla universal del  negocio es ponerse la ropa que utilizarías en tu puesto ideal. No tienes que partir corriendo a la sastrería italiana de la esquina, pero por favor invierte dinero en ropa de trabajo, que incluya desde estilo de trabajo casual hasta el traje que necesitarás cuando le tengas que pedir un préstamo a tu ejecutivo del banco.

Sin importar tu edad, conocerás personas que te criticarán y otras que te apoyarán. El mundo necesita personas que tomen riesgos y que crean en sí mismos. No dejes que nadie se imponga en tu camino.

Visto en Inc. 

Síguenos en Facebook