7 maneras de vestirse para impresionar

portada
Síguenos en Facebook

Los empresarios gastan horas y horas en su educación, la construcción de redes, escribir artículos, obtener credenciales, tomar talleres y clases. Cualquier cosa para mantener su competitividad y salir adelante, pero la mayoría de ellos pasan por alto su propia hoja de vida visual como parte del paquete.

Nunca subestimes el poder de tu propia imagen. Cuando te vistes de una manera adecuada, permite que la gente sepa que tienes un sentido de seguridad y te presentas de una manera profesional, haces una gran diferencia. Cuando te vistes descuidado, envías el mensaje de que tu comodidad es más importantes que tus clientes, inversores, socios y empleados.

Claro, lo que está en el interior es lo que cuenta, pero por desgracia así no funciona el mundo de los negocios. Todo el mundo hace juicios precipitados sobre las personas con las que entran en contacto. Tu aspecto contribuye a las opiniones que los demás tienen de ti.

Aquí hay siete consejos sobre cómo proyectar una imagen más profesional en el trabajo.

1. Prevé las arrugas y los botones que faltan. Inspecciona tu ropa con regularidad y cuélgala o dóblala inmediatamente después de usarla. Si notas un botón faltante, cóselo o llévalo a una costurera.

1


2. Mantén tu ropa y zapatos con una apariencia fresca y en buenas condiciones. Hazte amigo de tu limpiador en seco local, sastre, y limpiabotas. Son los detalles los que marcan la diferencia entre tú y tus competidores.

2


3. Todo el mundo mira las manos. Mantén tus uñas limpias y recortadas. Ellas son un indicador de que es muy probable que también prestes atención a los detalles en el trabajo.

3


4. Sólo tienes un par de pies, por lo que debes comprar los mejores zapatos que puedas permitirte. Mantén tus zapatos pulidos y libres de desgastes. Si los talones están gastadas, consigue que los reparen. Hombres, compren hormas de cedro. Se preservará la forma, ayudarán a controlar el olor y absorber la humedad.

4


5. Invierte en accesorios de alta calidad y útiles. Lleva una buena pluma, maletín, cartera y un block de notas con cubierta de cuero o tablet.


6. Cada vez que usas una chaqueta, muestras que estás hecho para los negocios. Mantén una en la parte posterior de la puerta de tu oficina o en una bolsa de ropa oscura en tu auto, en caso de que seas llamado a asistir a una presentación importante o tengas un inesperado encuentro con un cliente.

6


7. Vístete para la comodidad de tu cliente, no para la tuya. Mantente alejado de la ropa demasiado apretada, demasiado corta, demasiado holgada o demasiado reveladora. Si no está seguro de si debes llevar algo o no,  mejor no tomar el riesgo. Si no encaja bien, tíralo o dónalo. Viste siempre un paso por encima de lo que va a usar tu cliente.

7

Original.

Síguenos en Facebook