9 Malos hábitos que necesitas dejar atrás

malos-habitos-2
Síguenos en Facebook

El escritor Tim Ferriss sugiere que hay varios malos hábitos que deberías intentar dejar atrás.

Quizás has escuchado el concepto de “lista de cosas que no debo hacer”. Diversos gerentes y expertos en productividad recomiendan estas listas, ya que aumentan dramáticamente la productividad y te ayudan a ganar más tiempo y espacio para las cosas que son realmente importantes.

La idea suena genial, pero ¿cómo deberíamos llevarla a cabo? Tim Ferriss, uno de los autores más vendidos, tiene algunas sugerencias. En un podcast reciente se refirió a 9 malos hábitos que muchos empresarios deberían eliminar de su vida. Lo más probable es que tú mismo tengas al menos un par de estos, (personalmente soy culpable del numero 2 y el 5). Sigue leyendo, lo más probable es que te encuentres con algo que pueda mejorar tu rendimiento.

Ferriss empieza por aconsejar no sobrecargarse, simplemente escoge uno o dos malos hábitos eliminándolos de a poco y eventualmente tendrás mucho más tiempo y energía.

1. No contestes tu teléfono si te llama un número que no conoces

unknown-number-iphone

Ferriss da varios argumentos racionales para esta sugerencia: Primero, la interrupción hará que te desconcentres, lo que te quitará tiempo y poder mental, algo mucho peor que dejar de hablar con alguien. En segundo lugar, si es importante, te encuentras en desventaja y estarás intentando ordenar tus pensamientos mientras que quien llama, ya está totalmente preparado. En vez de eso, ocupa Google Voice para revisar tus mensajes o algún servicio como PhoneTag, para que te lleguen al correo electrónico.


 2. No comiences ni termines tu día enviando mails

mails

“Comenzar tu día con correos hace que tus prioridades se desordenen y que tus planes para el día cambien, mientras que terminarlo así sólo te dará insomnio”, comenta Ferris, quien insiste que “los e-mails pueden esperar hasta las 10 de la mañana” o hasta que hayas hecho al menos una de las cosas que tenías que hacer.


 3. No aceptes participar en reuniones o llamadas que no estén bien planificadas o que no tengan una hora de término

reunion

“Ninguna reunión o llamada debiese durar más de 30 minutos si lo que se busca se define desde el principio, y también se da a conocer el listado de tópicos a discutir,” comenta Ferriss. En otras palabras, “pide que te den a conocer el tema de la reunión con anticipación para que puedas prepararte y hacer un mejor uso del tiempo”.


 4. No dejes que la gente divague contigo

talk-to-the-hand

Suena terrible, pero es necesario. Al menos esa es la creencia que tiene Ferriss. “Las conversaciones sin sentido ocupan una gran parte de tu tiempo”, nos comenta. Por lo tanto, cuando las personas comiencen a contarte sobre su fin de semana, detenlos educadamente con algo como ‘Estoy un poco ocupado, pero ¿cómo estuvo eso?’

Aun así, tienes que saber que no todos están de acuerdo con este consejo (y que no se aplica para todas las situaciones). Probablemente necesites prestarle atención a las reglas sociales de conversación si viajas a otro lugar.


 5. No revises tu e-mail constantemente

woman-checking-email

Archiva tus correos y revísalos periódicamente en horas pre-establecidas (Ferriss recomienda dos veces al día). Tu bandeja de entrada se parece mucho a un dispensador de cocaína, comenta Tim, no te vuelvas adicto. Utiliza herramientas estratégicas como las auto-respuestas o Boomerang para ayudarte en esto.


 6. No te comuniques demasiado con clientes de bajo perfil que necesiten mucha atención

clientes

“Haz un análisis 80-20 de tu base de clientes de dos formas”, sugiere Ferriss. “¿Cuál es el 20% de mis clientes que produce el 80% o más de mis ganancias? Y ¿Quiénes corresponden al 20% que consume el 80% o más de mi tiempo?” Luego deja a tus clientes más molestosos y menos productivos de lado, y coméntales de un cambio en las políticas internas de la compañía”.

¿Cómo debiesen ser estas “nuevas políticas”?

Ferriss sugiere enviarles un correo a aquellos clientes problemáticos con una guía que contenga datos tales como: numero aceptable de llamadas por día y las horas a las que pueden esperar conseguir una respuesta. Si crees que eso podría molestar a tus clientes, la respuesta que Ferriss da es ‘¿a quién le importa?’ derívalos hacia otros colegas si es que no están de acuerdo con las nuevas reglas. “A veces, de verdad tienes que despedir a tus clientes”.


 7. No trabajes de más para intentar no estar ocupado siempre

mucha-pega

La cura para dejar de estar siempre sobrepasado no es trabajar más sino que sentarte a darle prioridad a tus actividades. Al menos esa es la creencia de Ferris. Así que no cometas el error de trabajar sin parar si estás con una fuerte carga laboral. En vez de eso, intenta detenerte y decidir qué es lo que necesitas hacer con más urgencia: si eso significa disculparte por haberte demorado mucho tiempo en devolver una llamada o pagar una cuenta un poco tarde, hazlo. Lograr hacer lo que es importante debiese ser el foco.

“No es que no tengas tiempo, lo que pasa es que no tienes prioridades claras. Intenta pensar más y no trabajar más”, comenta Ferriss.


 8. No estés conectado las 24 horas del día, 7 días a la semana

wifi-blog-header1

Al menos un día a la semana, deja tu teléfono en algún lugar donde no puedas verlo. Si te asombra esta sugerencia, probablemente eres el tipo de persona que más necesita dejar atrás este terrible hábito.


 9. No esperes que el trabajo pueda reemplazar relaciones no laborales y otras actividades

o-HAPPY-HOUR-facebook

“El trabajo no lo es todo”, comenta Ferris. Esto puede parecer obvio, pero la triste realidad es que si bien casi todo el mundo está de acuerdo, es fácil dejar que las cosas avancen hasta el punto en el que tus acciones y tus valores no calzan. Cuida el tiempo que tiene destinado para tus seres queridos y para realizar todas esas actividades que te gustan con la misma ferocidad con la que intentas cumplir con las reuniones más importantes para tu negocio.

Visto en Time

Síguenos en Facebook