9 poderosos hábitos que te ayudarán a terminar cosas importantes a tiempo

portadahabits
Síguenos en Facebook

Con un poco de esfuerzo, puedes crear los hábitos y la fuerza de voluntad necesaria para realizar todas tus tareas urgentes de forma mucho más eficaz.

A continuación te dejamos el artículo de Peter Economy para que puedas lograrlo:

Todos conocemos esa sensación de vacío en el estómago. Una fecha límite se acerca y todavía no has comenzado. Comienzas a entrar en pánico y si la histeria es mucha, incluso sufres de nauseas. No hay nada peor que tener dos horas para completar un proyecto que sabes que tomará más bien cinco. Te sientas y te dices a ti mismo: “¿Por qué no empecé esto ayer?” o “¿Qué diablos pasó con el tiempo?”

¿No sería genial poder crear los hábitos que te ayudarán a trabajar en ese proyecto mucho antes de la fecha de entrega, para que esto no vuelva a suceder? La buena noticia es que siguiendo estos consejos, podrás ser productivo y lograrás terminar tus proyectos y tareas más importantes siempre a tiempo:

1. Haz la parte más difícil AHORA

¿Tienes una larga lista de cosas que debes lograr? Ordena tu lista en término de prioridades, haz lo más difícil de la lista primero y luego descansa un poco. Una vez que completes la misión más difícil, el resto de la lista será un juego de niños.


2. O haz la parte más fácil AHORA

A veces, tomar el camino contrario funciona mejor: empieza por las cosas más fáciles y más pequeñas de la lista, dejando la parte gruesa del proyecto para el final. Sacar las cosas más pequeñas del camino realmente puede ayudarte a reunir la fuerza de voluntad para hacer frente a la parte final. A considerar: establece un marco de tiempo para terminar los trabajos más pequeños, y así reservar una mayor cantidad de horas para las cosas grandes.


3. Sé considerado contigo mismo

failure

Cuando estamos constantemente atacándonos a nosotros mismos por no estar a la altura de nuestras propias expectativas, nos hacemos sentir aún más derrotados, por lo que disminuyen nuestras probabilidades de producir nada en absoluto. Sé amable contigo mismo y anímate a seguir adelante. Los pensamientos positivos te conducirán a mejores resultados.


4. Haz que tu fuerza de voluntad crezca cada vez más

¿Sabías que si practicas forzarte para llegar un poco más lejos cada día, aunque sea un poco, tu fuerza de voluntad se fortalece? Es cierto, pruébalo. Esfuérzate cada día para hacer algo que sigues posponiendo, incluso si le dedicas sólo un poco de tiempo. Con el pasar de los días, los músculos de la fuerza de voluntad se fortalecerán, lo que te hará mucho más eficiente a la hora de terminar lo que tienes que hacer.


5. Una cosa a la vez

¿Tiene un gran informe que entregar y te sientes completamente abrumado por la cantidad de investigación, entrevistas y escritura que implica? Divídelo en partes pequeñas. Escribe tu fecha límite en un pedazo de papel, y luego divide las tareas que debes completar en porciones de media o una hora de duración, considerando pausas de 15 minutos para descansar. Antes de que te des cuenta, vas a podar sacar ese proyecto de tu lista de pendientes.


6. Camina más

people_walking_dogs_park1

Es verdad: Las personas que hacen ejercicio regularmente tienen mayor fuerza de voluntad y son más eficaces. El oxígeno adicional para el cerebro que conlleva la actividad física, puede hacer maravillas para tu productividad. No tienes que ir al gimnasio durante una hora todos los días ni correr un maratón. Puedes ir a dar un paseo para tomar un café con un compañero de trabajo, trotar levemente o ir a dar un paseo en bicicleta durante el almuerzo.


7. Prémiate y luego ataca

Puedes decirte a ti mismo que después de un episodio más de The Big Bang Theory o de hacer una llamada telefónica a un amigo, vas a comenzar ese proyecto que has pospuesto hace tanto tiempo ¡Sí! Prémiate con algo divertido, siempre y cuando estés mentalizado para que tan pronto la recompensa se haya terminado, te sumerjas en tu proyecto. Pruébalo ¡Realmente funciona!


8. Espera lo inesperado

Recuerda, no todo resulta según lo previsto. A veces, comenzamos nuestro proyecto en serio y luego ¡Bam! Recibimos una llamada telefónica urgente de un cliente y en cuestión de segundos el proyecto pasa a un segundo plano. Prepárate para estas interrupciones y no te sorprendas. Toma un par de notas rápidas para que no se te olvide dónde estabas, tus pensamientos de ese momento, y luego puedes concentrarte en la situación de emergencia. Una vez que la interrupción haya pasado, comienza por revisar dónde estabas: mirar tus notas, refrescar tu cerebro y luego vuelve a trabajar.


9. Haz algo, lo que sea

construction

Incluso si sólo escribes la primera frase o el primer párrafo, simplemente ponte en marcha. Pasos pequeños conducen a grandes cosas. Una vez que logres tomar impulso, te encontrarás en camino hacia la meta ¿Y si no lo logras? Déjalo a un lado por un rato e intenta retomarlo más tarde.

Visto en INC.

Síguenos en Facebook