Cinco ejercicios de creatividad para encontrar tu pasión

portada
Síguenos en Facebook

Para aspirar a ser empresario hoy en día, probablemente la vía más rápida para aumentar tus posibilidades de poner en marcha un negocio exitoso es explorar vías de creatividad para encontrar tu pasión ¿Por dónde empezar? A continuación te dejamos el artículo de Lisa Girard con 5 ejercicios que te ayudarán a descubrirla:

1. Vuelve a tu infancia ¿Qué te encantaba hacer?

“Es increíble cómo llegamos a desconectarnos de las cosas que nos han traído más alegría a favor de lo que es práctico”, dijo Rob Levit, experto en creatividad, orador y consultor de empresas. Él sugirió hacer una lista de todas las cosas que uno recuerda haber disfrutado cuando niño ¿Te gustaría hacer esa actividad ahora? Por ejemplo, Frank Lloyd Wright, el arquitecto más grande de Estados Unidos, jugó con bloques de madera a lo largo de su niñez y tal vez mucho después de ella.

“Las investigaciones muestran que aún hay mucho por descubrir en el juego, incluso en la edad adulta”, explicó Levit.

Recuerda algunas de las actividades positivas, comidas y eventos de la infancia. El experto en creatividad, recomendó hacerte estas preguntas para empezar: “¿De eso qué se puede traducir y añadir valor a tu vida ahora?” y “¿Cómo pueden esas experiencias pasadas darle forma a tus opciones de carrera hoy?”


2. Haz un “Tablero de la Creatividad”

vision-board1

Empieza por tomar una cartulina grande, escribe las palabras “Nuevo Negocio” en el centro y crea un collage de imágenes, refranes, artículos, poemas y otras inspiraciones, mencionó Michael Michalko, un experto en creatividad con sede en Rochester, NY, y Nápoles, Florida, también es autor de libros de creatividad y herramientas, incluyendo ThinkPak (Ten Speed ​​Press, 2006). “La idea detrás de esto es que cuando te rodeas de imágenes de tu intención -quién deseas llegar a ser o lo que quieres crear- tu conciencia y pasión crecerán”, afirmó el experto.

A medida que tu tablero evoluciona y se vuelve más centrado, comenzarás a reconocer lo que falta e imaginar formas de llenar los espacios en blanco y realizar tu visión.


3. Haz una lista de la gente que está donde quieres estar

No tienes que reinventar la rueda. Estudia a las personas que han tenido éxito en el área que deseas desarrollar.

Por ejemplo, durante la recesión, muchas personas se alejaron del mercado de bienes raíces, ya que pensaban que era un callejón sin salida. Levit opinó que el momento perfecto para saltar es cuando la mayoría de los demás están saliendo, porque sin importar el negocio, hay personas que tienen éxito en él. Estúdialos, averigua cómo y por qué son capaces de seguir triunfando cuando todo el resto del mundo fracasa. Luego, establece estructuras para imitarlos.

“Si quieres ser creativo, crea un plan riguroso y formal. No es el plan lo creativo, sino que es el proceso por el que pasas el que abre tantas posibilidades”, aseguró Levit.


4. Empieza a hacer lo que amas, incluso sin un plan de negocios

DSC_0249

Muchas personas esperan hasta que tienen un amplio plan de negocios escrito, al igual que esperan a inversionistas que se parezcan a los ángeles y quieran tirar dinero en sus empresas. Pero  las ideas de estos individuos nunca ven la luz del día, eso opinó Cath Duncan, una experta en creatividad con sede en Canadá, y coach de vida que trabaja con empresarios y otros profesionales.

Ella recomendó hacer lo que te gusta, incluso si todavía no has encontrado la manera de obtener beneficios económicos. Prueba lo que sería trabajar en un área que te apasiona, construye tu red de negocios y pide retroalimentación que te ayudará a desarrollar y perfeccionar un plan de negocios.

Es una manera de mostrar no sólo el valor que traerías, sino que también puedes obtener testimonios que ayuden a poner en marcha tu empresa cuando estés listo para hacerlo oficial.

“Tal vez lo más importante es que te hará salir de la parálisis y el miedo; y la alegría de ver la diferencia que hace tu contribución impulsará tu creatividad”, afirmó Duncan.


5. Toma un descanso del pensamiento empresarial

Aunque podría ser incómodo dar un paso al lado del modo de negocio, la mente a veces necesita un descanso de ese modo de pensar, explicó Levit, quien se ha dedicado recientemente al Haiku japonés, una forma de poesía. Tal vez para ti será la escritura creativa, la pintura, correr o incluso la jardinería.

Después de tomar unas vacaciones mentales haciendo algo que te apasione, Levit sugirió acudir a un diario y anotar cualquier idea de negocio que venga a tu mente.

“Te sorprenderás de lo refrescada que está tu mente. Mirar cosas hermosas -arte y naturaleza- crea conexiones que a menudo nos negamos a ver, así que nótalas, escríbelas y utilízalas”, explicó Levit.

Visto en Entrepreneur.

Síguenos en Facebook