¿Cómo escribir tu declaración de misión?

portadaaaaaaa
Síguenos en Facebook

Una declaración de misión es una herramienta clave que puede ser tan importante como tu plan de negocios, captura en pocas oraciones las metas esenciales y la filosofía que va detrás de ellas. Además, le comunica a tus trabajadores, empleados y proveedores de qué se trata tu empresa. A continuación te dejamos el artículo de Entrepreneur para que empieces a escribirla o a mejorarla ahora:

La misión refleja todas las facetas de tu trabajo: el rango y naturaleza de los productos que ofreces, el precio, la calidad, el servicio, la posición dentro del mercado, el potencial de crecimiento, el uso de tecnología y tu relación con su clientes, empleados, proveedores, competidores y la comunidad. “Ayudan a clarificar el tipo de negocio en el que estás, tus metas y tus objetivos”, comentó Rhonda Abrams, autora de The Succesful Business Plan: Secrets and Strategies.

coffee_conversation_by_kieranriley-d4d0bfy1

Debe reflejar el nicho especial en el que estás. Sin embargo, estudiar la de otras compañías puede alimentar tu creatividad. Acá hay un ejemplo que Abrams creó:

“AAA Inc. Es una compañía de productos alimenticios y servicios imaginativa y valiente que se focaliza en ofrecer comida poco usual de alta calidad a precios moderados y que usan sólo ingredientes naturales. Nos vemos a nosotros mismos como compañeros de nuestros clientes, nuestros empleados, nuestra comunidad y nuestro medio ambiente. Queremos convertirnos en una marca reconocida en la región, capitalizando el interés en comida mexicana y del suroeste. Nuestra meta es el crecimiento moderado, la rentabilidad anual y mantener nuestro sentido del humor”.

O considera la declaración que una emprendedora hizo para su negocio de consultoría: “ABC Entreprises es una compañía dedicada a desarrollar el potencial humano. Nuestra misión es ayudar a la gente a crear soluciones innovadoras y tomar decisiones informadas para mejorar sus vidas. Motivamos y movemos a otros a conseguir una realización tanto personal como profesional. Nuestro slogan es: Juntos creemos que lo mejor de cada uno de nosotros nos enriquece a todos”.

Las palabras escritas

Para inventar un discurso que contemple los elementos más importantes de tu empresa comienza con las preguntas adecuadas. David Tucker, consultor de planes de negocios, comentó que la pregunta más importante es: “¿En qué negocio estás?”. Como ya has creado tu nicho, responder debiese ser fácil.

Las siguientes preguntas te ayudarán a crear una imagen verbal de tu misión de negocios:

¿Por qué estas en este negocio? ¿Qué quieres para ti mismo, tu familia y tus clientes? Piensa en lo que te llevo a tomar la decisión de comenzar un negocio ¿Qué te mantendrá andando?

¿Quiénes son tus clientes? ¿Qué puedes hacer por ellos que enriquecerá sus vidas y contribuirá a su éxito en el presente y en el futuro?

¿Qué imagen quieres proyectar? Tanto los clientes, como los proveedores, trabajadores y el público tendrán percepciones de tu compañía ¿Cómo crearás la percepción deseada?

¿Cuál es la naturaleza de tus productos y servicios? ¿Qué factores determinan la calidad y el precio? Considera cómo se relacionan con las razones para que tu negocio exista ¿Cómo cambiará todo con el tiempo?

¿Qué nivel de servicio provees? La mayoría de las compañías creen que ofrecen “lo mejor que pueda existir”, pero ¿están tus clientes de acuerdo? No seas vago, define qué es lo que hace tu servicio tan extraordinario.

¿Qué rol juegas tú y tus empleados en la compañía? Los buenos capitanes tienen un estilo de liderazgo que organiza, desafía y reconoce a sus trabajadores.

¿Qué tipo de relación mantendrás con tus proveedores? Todos los negocios tienen una estrecha relación con sus proveedores. Cuando tú ganas, ellos también.

¿Cómo te diferencias de la competencia? Muchos emprendedores olvidan que están jugándosela por el mismo dinero que el resto ¿Qué cosas haces mejor, más baratas o más rápidas que los demás? ¿Cómo puedes usar tecnología, capital, procesos, productos y servicios para llegar a tu meta? Una descripción de tu estrategia mantendrá tu energía focalizada en tus metas.

¿Qué filosofías o valores guían tus respuestas a las preguntas anteriores? Algunos negocios escogen hacer una lista separada, de cualquier forma escribirlas clarifica los porqués de tu misión.

Juntarlo todo

group-meeting

Como cualquier cosa de valor, crear una declaración requiere tiempo, pensar y planificar. El esfuerzo vale la pena y la mayoría de los emprendedores que comienzan un negocio se dan cuenta que el proceso de elaborarla beneficia al producto final. Pasar por este proceso te ayudará a solidificar la razón por la cual estás en esto y clarificar las motivaciones detrás de tu empresa.

Aquí hay algunos consejos para hacerla mejor:

Involucra a quienes están conectados a tu negocio. Incluso si eres el único dueño de lo que estás haciendo, ayuda tener la visión de una persona más para escribir tu declaración. Los demás pueden ayudarte a ver tus fortalezas, debilidades y cosas que puedas pasar por alto. Si no tienes socios o inversionistas a quienes puedan incluir, considera a alguien de tu familia con el conocimiento adecuado o un amigo, trabajador o contador cercano. Asegúrate de escoger a alguien que sea positivo y dé apoyo, alguien que de verdad quiera que seas exitoso.

Deja varias horas o quizás un día entero, si es posible, para trabajar en tu declaración. Las declaraciones de misión son cortas: en general tienen más de una oración, pero no pasan la página. Aún así, escribir una no es un proceso corto, se necesita tiempo para llegar a un lenguaje apropiado que describa la esencia de una organización y que simultáneamente inspire a todos los involucrados.

Ponle fecha. Deja tiempo para reunirte con las personas que te ayudarán, escribe una lista de tópicos que quieras discutir o reflexionar. Encuentra un lugar silencioso y cómodo lejos de los teléfonos y las interrupciones.

verb_presentation

Mantente preparado. Si hay varias personas involucradas, equípate de snacks, una lista extra de temas a discutir, lápiz y papel. Debido a que no todos entienden de qué se trata una declaración de misión, explica su significado y propósito antes de comenzar.

Haz una lluvia de ideas. Considera todas las posibles ideas, sin importar que tan tontas puedan sonar. Estimula el pensamiento mirando ejemplos de declaraciones de misiones y discutiendo las preguntas planteadas en la sección previa. Si estás trabajando en grupo, ocupa una tabla para tener un historial de las respuestas que todos puedan ver. Una vez que hayas terminado este proceso, pídele a todos que escriban una declaración de misión individual para tu negocio: léelo, selecciona las mejoras partes y mézclalos.

Ocupa palabras que irradien. Una vez que ya sabes cómo escribirlo, intenta mejorar el lenguaje de tu declaración. “Cada palabra cuenta”, comentó Abrams. La declaración debiese crear imágenes dinámicas y visuales que al mismo tiempo inspiren a los demás a moverse. Ocupa verbos y adjetivos coloridos y poco usuales para darle distintos colores. No dudes a la hora de usar palabras como ‘caleidoscopio’, ‘crepitar’, ‘animar’, ‘extravagante’ y ‘maravilla’ para añadirle más sabor. Si quieres que tus clientes se jacten de tus productos y servicios dilo, pero explícales el porqué. Algunos negocios incluyen un glosario que define los términos usados en la declaración.

Una vez que esté completa ¡Comienza a difundirla! Necesitas hacer llega esta información a otros, dentro y fuera del negocio, para que sepan hacia dónde vas y porqué. Pégalo en tu oficina donde tú, tus empleados y visitantes puedan verla todos los días. Imprímela en los materiales de la compañía, como en folletos, planes de negocios o incluso en la parte de atrás de tus tarjetas de presentación.

Original.

Síguenos en Facebook