Cómo mantener la productividad trabajando desde la casa

work-from-home
Síguenos en Facebook

Trabajar desde la casa no es para todo el mundo. Puede ser conveniente para los empleados, además de que ayuda a las empresas a ahorrar dinero, pero a veces no es lo más adecuado para todos los trabajadores. Las distracciones son abundantes cuando se está en casa, y muchas veces sólo el más disciplinado es quien puede seguir siendo productivo y eficiente.

“Trabajar desde casa se ​​debe considerar como peligroso y podría ser un desastre si tenemos en cuenta el impacto potencial sobre tu calidad de vida”, advierte Grant Cardone, autor de “Si no eres el primero, eres el último”. “El nivel de disciplina que se necesita para trabajar desde la casa y generar resultados sólidos es intenso y la mayoría de las personas fracasan en su casa a causa de este sólo hecho.”

Si tu idea de trabajar desde tu casa implica estar en pijama y hacer malabares con las responsabilidades personales y del trabajo, al mismo tiempo, es el momento de remodelar tus prioridades. Sigue estos cinco consejos para gestionar eficazmente el trabajo y la vida como un trabajador a distancia.

1. Ten un espacio separado de oficina

1

Sólo porque no tengas que ir a una oficina y sentarte detrás de un escritorio todo el día no significa que puedas permanecer en la cama o en frente de la televisión con tu computador portátil tratando de hacer tu trabajo.

Los expertos recomiendan utilizar un área específica de oficina en la casa para que puedas “ir a trabajar” y no distraerte con los platos sucios, un niño llorando o tu programa de televisión favorito.

“Dónde está tu espacio de trabajo hace una gran diferencia”, dice Sara Sutton Fell, directora general de FlexJobs y trabajadora desde el hogar durante casi 10 años. “Cuando nació mi segundo hijo, me di cuenta de que era muy importante para mí obtener más separación, así que me trasladé mi oficina a un espacio encima de nuestro garaje separado, y no en la casa.”


2. Establece límites claros

2

Tener un espacio dedicado al trabajo es la mitad de la batalla, también hay que establecer reglas acerca de quién y qué puede entrar en tu oficina.

“Crea límites muy estrictos, donde no hayan perros, niños o cónyuges permitidos”, dice Cardone. “La puerta debe permanecer cerrada con sólo aquellos que tienen clara autorización de acceso.”

El espacio de trabajo también debe estar desprovisto de distracciones. Por ejemplo, renuncia a poner un televisor en tu oficina o meterte a Facebook cinco veces al día.


3. Mantén horarios regulares de trabajo y prepárate

3

El mantenimiento de horarios normales de oficina puede ayudar a mantener la productividad.

De acuerdo con Joel Garfinkle, autor de “Ir adelante: Tres pasos para llevar tu carrera al siguiente nivel”, no sólo debes acatar estrictamente tus horas de trabajo, debes asegurarte de que tu familia y amigos también respeten las reglas.

“Tu familia y amigos tienen que fingir que simplemente no estás allí, a menos que sea una emergencia extrema”, dice Garfinkle. “Recuerda a tu familia de estas horas y hazles saber que esperas que respeten tu tiempo de trabajo de modo que no tendrás que trabajar cuando debes estar con ellos.”

Además de fijar las horas, los expertos dicen que es una buena idea no trabajar todo el día en pijama. Mantén tu rutina normal de preparación, toma una ducha y vístete, incluso si tu viaje es al final del pasillo.

“La gente se jacta de trabajar desde casa en su ropa interior, pero eso no es una forma de hacer crecer un negocio exitoso”, dice Cardone. “Ten una hora fija, despiértate, dúchate, y vístete como lo harías si tuvieras que desplazarte a un espacio de oficina profesional y serás más productivo.”


4. Cambia tu mentalidad

4

Evitar un largo viaje y tener más flexibilidad en tu horario son resultados atractivos de trabajar desde casa, pero hay más que estos beneficios.

“La principal motivación de conveniencia o comodidad, que la mayoría de las personas que trabajan desde su casa tienen, es deficiente,” dice Cardone. Sí, es más conveniente no tener que ir a una oficina todos los días, pero los trabajadores a distancia no lo ven como una excusa para aflojar.

Mientras que las personas con iniciativa son más adecuadas para el trabajo en casa, según Sutton Fell, ella dice que ser un comunicador proactivo es el “arma secreta” para tener éxito.

“Al tomar la iniciativa de comunicarte, tienes un rol de motivación y protagonismo en la conexión con las actividades de tus colegas y mantenerlos al tanto de lo que estás logrando y mantener las expectativas de todos.”


5. Saber cuándo tirar la toalla

5

Si tu productividad disminuye o es difícil equilibrar el trabajo y la vida, entonces puede ser el momento de volver a evaluar tu situación de trabajo.

Tal vez necesitas más interacción con compañeros de trabajo o jefes, o tal vez estar en casa es demasiado molesto, pero es importante ser honesto, dice Garfinkle.

“Está bien que no sea adecuado para ti trabajar desde la casa”, dice Garfinkle. “No hay nada malo en ello.”

Source: Entrepreneur

Síguenos en Facebook