Deja de lado ese aburrido plan de negocios y usa esta estrategia

ocm51588830-25
Síguenos en Facebook

Artículo original escrito por el empresario Cache Merril para mirar a través del cristal y encontrar una nueva forma de estructurar nuestro negocio.

El concepto de comenzar un negocios sin un plan haría que cualquiera huyera asustado –y con buenos motivos. Cada gran negocio comienza con un plan que bosqueja las metas cuantificables y los métodos para alcanzarlas. Los planes, realizados de forma correcta, pueden ser un gran mapa para guiarte en tu camino.

La pregunta real es qué tan detallado tiene que ser tu plan.

Los planes de negocios tienen un propósito muy específico: demostrar donde te encuentras actualmente y a donde te gustaría llegar. En términos simples, cómo llegarás de un punto A a un punto B. El problema aquí, como en cualquier startup, es que tienes muy poca información sobre la mejor manera de llegar al punto B. Los startups ni siquiera saben quiénes son sus clientes o cuál debería ser su producto.

“Los planes y predicciones solo son precisos cuando se basan en una historia larga y estable de operaciones y un ambiente relativamente estático,” dice Eric Ries en la introducción de The Lean Startup (Lanzando tu Negocio). “los startups no tienen ninguna de estas cosas.”

Como un empresario en serie, he llegado a apreciar la imprevisibilidad de lanzar un startup. Es un viaje fascinante el ver cómo las diferentes iteraciones de tu producto alcanzan nuevas notas con una audiencia que se expande, y he salido de esas experiencias con algo de conocimiento sobre lo que debería incluirse dentro de la etapa de planificación al comenzar un negocio.

1. Los planes de negocios se están volviendo cada vez más irrelevantes.

Business-Plans-WhatIsItWhyDoINeedIt_0212

A los clientes nunca les ha importado tu plan de negocios, y hoy en día, los inversionistas están dejando de sentir tanto cariño hacia ellos también.

Por ejemplo, consideremos a Y Combinator. Este es un acelerador ubicado en el Silicon Valley que ha ayudado a más de 500 compañías en sus nueve años de historia. Dentro de su portafolio están incluidos gigantes como Airbnb, Reddit y Dropbox. Entrar al Y Combinator es un proceso competitivo, pero algo que absolutamente no necesitas es tener un plan de negocios. Ni siquiera los leen.

Sam Altman, presidente de Y Combinator, explicó esta lógica en una entrevista con Russel Roberts en el podcast EconTalk.

“Al nivel al que estamos operando, (un plan de negocios) es irrelevante,” dijo Altman. “Preferiríamos utilizar el tiempo trabajando en su producto, hablando con los usuarios. Lo que nos importa es: ¿Tienes tu producto listo? ¿Has hablado con los usuarios? ¿Podemos ver eso?”


2. Haz un mapa de tu modelo de negocios con un ‘Lean Canvas.’

Los planes escritos de negocios toman mucho tiempo para su creación y no te permiten la flexibilidad que necesitas cuando tu negocio crece. Sin embargo, es importante el crear el mapa de tu modelo de negocios y documentar tus hipótesis, lo cual puedes hacer de forma efectiva con un “Lean Canvas.

Creado por Ash Maurya y adaptado por Alexander Osterwalder, un Lean Canvas es un plan de negocios práctico enfocado en la empresa. Se enfoca en los problemas, soluciones, métricas claves y ventajas competitivas. Con cientos de cosas distintas que podrías estar haciendo, un Lean Canvas te ayuda a centrarte en la, o las cosas que deberías priorizar.

Aquí hay una muestra de un Lean Canvas:

Captura-de-pantalla-2015-02-13-a-las-12.21.31

Este modelo captura el mismo nivel de información que un plan de negocios tradicional pero en una sola página. También te ofrece mucha más flexibilidad para cambiarte al plan B si el plan A no funciona, haciendo posible la transición a un nuevo enfoque sin acabar tus recursos.

El ser capaz de reducir lo esencial de tu modelo de negocios en una sola página puede traer dividendos enormes. Cuando te reúnas con clientes o inversionistas potenciales, no tendrás mucho tiempo para describir tu visión entera. Si puedes describir los problemas de tus clientes de forma clara y concisa, podrás llegar al fondo del por qué tu solución es la correcta.


3. Entonces, ¿cómo empezar?

business2

Comienza colocando un temporizador que marque 15 minutos y llena una muestra de Lean Canvas con tanta información como puedas. Esto te ayudará a identificar lo que sabes y lo que no sabes de tu negocio. No tengas miedo de ser brutalmente honesto contigo mismo. Puedes incluso dejar algunas áreas en blanco.

Luego de llenar el modelo, puedes identificar rápidamente las partes más riesgosas de tu negocio. En este punto, puedes comenzar a crear experimentos para reunir datos sobre esas áreas para probar tus supuestos. Estos experimentos testearan el agua de algunos de los aspectos más fundamentales de tu plan. Por ejemplo, digamos que has identificado las redes sociales como el canal más óptimo para alcanzar y convertir a tus clientes. Sin embargo, es posible que luego de algunas semanas de pruebas aprendas que tu audiencia no es tan activa en las redes sociales como originalmente lo habías proyectado. Considerando que este era tu plan de acción principal para alcanzar tu base de clientes, tendrás que reevaluar tu entendimiento de cuál es tu mercado y cómo puede ser alcanzado.

Después de un mes de experimentos, esperemos que hayas aprendido lo suficiente para volver a tu Lean Canvas y actualizarlo en base a tus nuevos descubrimientos. Y si eres como la mayoría de los startups, no lograrás tener tu modelo definitivo la primera, segunda, o incluso la tercera vez que lo actualices. Reevaluar los componentes principales de un modelo de negocios determinado, no es algo poco común en los primeros años de muchas corporaciones grandes.

Siendo un startup, estás en una carrera para entregarle al cliente algo que valoren. El dedicarle tiempo a escribir un plan de negocios –un plan al que probablemente no podrás adherirte– será un desperdicio tremendo de tiempo. Puedes obtener todos los beneficios de un plan de negocios en una página, y esto te ayudará a descubrir las dos o tres cosas que más te importan hoy.

Visto en Entrepreneur.

Síguenos en Facebook