Esta es la historia del Rey Midas del emprendimiento

Síguenos en Facebook

De todas las historias de emprendimiento que he hecho esta es la más impresionante.

Cuando era solo un niño, su madre recuerda que tenía miedo a la obscuridad pero esto duró muy poco hasta que realmente entendió la oscuridad no era más que la ausencia de luz. Hubiera sido normal para un niño memorizar esa respuesta, pero Elon Musk comprendía exactamente la definición física del fenómeno. Para ese momento a su madre ya comenzaba a llamarle la atención la tremenda capacidad de su hijo.

El comienzo de un niño genio

Su vida en la escuela no fue de muchos amigos pues Elon pasaba la mayor parte de su tiempo leyendo comics. Cuando estos se acababan, leía el libro que estuviese disponible incluso si debía ser una enciclopedia. Para el resto de los niños esto era objeto de burlas por lo que la escuela no fue un lugar sino de aprendizaje que dio frutos muy tempranamente. Su interés en la tecnología era enorme y aprendió rápidamente a programar aún con los precarios computadores que estaban disponibles en su Sudáfrica natal y tal era su avance en la materia que ya a los 12 años había programado un video juego llamado Blastar. Una vez terminado vendió su juego por $500 dólares que luego utilizó para comprar otro ordenador, libros y comics.

Captura-de-pantalla-2015-06-17-a-las-16.54.08

Fuente

Ya siendo adolescente, Musk se dio cuenta de las cosas que sucedían en su país. El apartheid era una realidad  y de quedarse allí tendría que servir el ejército siendo parte de algo que para él era completamente injusto e irracional. Así decidió volar a Canada país de procedencia de su madre, donde estudió y sacó su título de Ingeniería Comercial en la Universidad de Toronto, lo que además le valió una beca en Stanford.

Dejó Stanford para comenzar su primera empresa

Ya con dos títulos de física asistió a la prestigiosa universidad pero su cabeza ya se había fijado en desarrollar proyectos en internet . Junto a su hermano tenían la idea de comenzar una empresa que ubicara negocios y servicios en internet, la bautizaron Zip2. Era 1995 y nadie pensaba que alguna vez en la historia se reemplazarían las famosas páginas amarillas pero poco a poco las empresas comenzaron a firmar, al punto que 5 años después, Compaq compraría la empresa por $300 millones de dólares. Elon tenía solo 28 años.

El comienzo de una carrera frenética de éxito e innovación
Captura-de-pantalla-2015-06-17-a-las-16.55.33

Fuente

Este fue su punto de partida, de ahí en más Elon Musk no ha parado de invertir e invertir. Su foco jamás ha sido el dinero, Elon Musk es un verdadero visionario que tiene la convicción de que sus ideas van a cambiar el mundo. Desde ese primer paso tan básico en que abrió la puerta para que los negocios fueran ubicables en internet, Elon ha impulsado revoluciones en las industrias más relevantes del mercado. En 2001 lanzó PayPal sistema que facilitaba los pagos a internet, el resultado fue otra venta, esta ves de $1.500 millones de dólares y como era lógico para Musk, siguió con otra inversión.

Al año siguiente del increíble éxito de PayPal, lanzó SpaceX, empresa que se dedica a desarrollar y producir lanzaderas espaciales, con un énfasis en reducción de costos y una alta fiabilidad. Unos años después de ingresar a tan complejo rubro, Musk firmaba un contrato de $1.600 millones de dólares con nada menos que la NASA. Paralelo a esto, cuando Musk ya llamaba la atención como uno de los emprendedores más geniales, efectivos y relevantes de la historia, comenzó a fijar su atención en los autos eléctricos.
Elon-Musk-ModelS

Tesla

El año 2004 fundó Tesla una empresa que diseña autos eléctricos de lujo que alcanzan velocidades iguales a los automóviles normales. La empresa de la que Musk es CEO registra ingresos de $3.100 millones dólares. Dos años después de revolucionar la industria automovilística, estando en el festival de música Burning Man se le ocurrió empezar una empresa de productos fotovoltaicos, SolarCity. En 2011 SolarCity se convirtió en la mayor empresa proveedora de sistemas de energía solar en Estados Unidos. Su objetivo es extender la energía solar y hacerla lo más asequible posible y definitivamente lo está logrando, no por nada el lema de la empresa es; Cada 3 minutos alguien se suma a SolarCity. 

A sus 43 años no piensa parar en su meta de obtener un mundo mejor
Lyndon-Rive-and-Elon-Musk-talking-about-Solarcity

Hoy, sus planes son cambiar para siempre la historia del transporte con un diseño que podría hacer recorridos de cientos de kilómetros en algunos minutos y no cabe duda alguna de que lo logrará. Este hombre es seguramente el emprendedor más brillante que el mundo haya visto y esperamos que siga teniendo buenas ideas y que podamos disfrutar todos de sus ingeniosos y sustentables inventos. De todas maneras, si hay algo de lo que podemos estar seguros es que este emprendedor no va a parar hasta cambiar el mundo por completo.

Síguenos en Facebook