Estos 3 consejos te ayudarán a combatir la discriminación en el trabajo

Síguenos en Facebook

Son pocas las mujeres en el negocio, debes ser la mejor.

Históricamente la mujer a debido abrirse paso en el mundo luchando fuertemente contra la discriminación de género y a pesar de que hoy la situación ha avanzado bastante, aún queda mucho por caminar. En muchos aspectos sigue habiendo una enorme brecha injustificada y uno de los ámbitos en donde más se nota es en el mundo laboral.

Para las mujeres que trabajan en la oficina este tema es totalmente conocido. Más de alguna vez han debido soportar diferencias injustas de sueldo o distintos tratos vejatorios. Ahora para las mujeres emprendedoras esto puede ser aún peor, ya que la baja representación femenina en el mundo del emprendimiento las convierte en una minoría que desgraciadamente es mirada en menos por algunos retrógradas.

En Estados Unidos, según el Censo 2013, sólo el 28,8% de los dueños de empresas son mujeres y en México la situación es totalmente alarmante ya que el porcentaje se reduce a un mínimo 3,6%. Es necesario avanzar hacia una mayor inclusión del género femenino en los negocios ya que ellas tienen mucho que aportar.

A continuación van 3 consejos para saber llevar la vida del emprendedor en un mundo machista.

1. Son pocas las mujeres en el negocio, debes ser la mejor
devil_wears_prada_meryl_streep_2

20th Century Fox

No descanses ni te achiques, confía en tus talentos y defiende tus ideas con vehemencia. Haz que las críticas sean tu mayor motivación. Si las mujeres tienen poca presencia en el mundo del emprendimiento es tu responsabilidad cambiar la impresión injusta que se tienen del género. Destácate con un trabajo completo y profesional y demuestra lo que vales.


2. Debes estar muy consciente de tus habilidades
proposal4

Touchstone Pictures

Es fundamental que te conozcas a ti misma. Ten muy claro cuales son tus fortalezas y tus debilidades. Cuando un proyecto tenga que ver con lo que tu sabes, golpea la mesa. Antes de entrar a un negocio proyecta y ve cuál puede ser tu contribución, ve la proyección del proyecto y analiza si vale la pena ser parte de él. Considera si realmente es un desafío o si finalmente será una pérdida de tiempo.


3. Date cuenta de las tremendas ventajas de ser mujer
Emma-Watson-1

Las mujeres y los hombres son distintos, de eso no hay duda y en la diferencia hay riqueza. Cada uno tiene ventajas y desventajas que pueden aprovechar en el mundo de los negocios. Las mujeres tienden a ser más empáticas lo que es clave en la concreción de nuevos negocios y en relaciones estratégicas, lo mismo con la inteligencia emocional que puede ser muy útil en la organización de tu empresa y el trato con el personal, sacando lo mejor de cada uno de tus empleados. Las mujeres son también más detallistas y saben que hasta el último matiz puede ser relevante. Todo esto es una muy positiva combinación en el mundo de los negocios.

Síguenos en Facebook