La inversión más inteligente a largo plazo, eres tú

1399986370-smartest-long-term-investment-you-2
Síguenos en Facebook

El mejor regalo que te puedes dar, la inversión más sabia que jamás harás, es invertir en tu desarrollo personal. Creo y defiendo tan fervientemente invertir en ti mismo que a cada nuevo empleado le entregamos CDs, libros y acceso a una librería digital personal sobre el crecimiento. ¿Por qué? Invertir en el crecimiento de las personas es una de las ventajas competitivas más grandes que puedes crear. Cuando las personas me preguntan cómo pueden avanzar en sus carreras, respondo que ocupen la misma cantidad de tiempo para trabajar en sí mismas como ocupan en sus empleos.

Abraham Lincoln dijo una vez, “dame seis horas para cortar un árbol y pasaré las primera cuatro afilando el hacha.” Con solo dos horas restantes para cortar el árbol, Lincoln ocupó el doble de tiempo trabajando en las herramientas para el trabajo. En la tarea llamada tu vida, tú eres el hacha.

Cuando hay un árbol en el camino, algunas personas toman su hacha, sin filo o no, y empiezan a golpearlo con todo lo que tienen. Cuando se dan cuenta que no están haciendo ningún tipo de progreso, se rinden y le echan la culpa al árbol. No seas una de esas personas. Todo está en cómo manejas el hacha, con qué fuerza la empuñas, en que ángulo y en qué punto exacto del árbol golpeas. Debes entender que todas las tácticas pueden ser medidas, sopesadas y mejoradas. Empieza con el hacha: contigo.

02_guy_studying

El aprendizaje no empieza ni termina en el colegio, con la lectura o con los grandes maestros. Tampoco empieza o termina al aprender de tus errores o recibiendo el consejo de amigos. El aprendizaje continuo es una combinación de todas estas cosas y mucho más. ¿Cuál fue el último seminario o clase para adultos en que participaste simplemente para crecer? Piensa en eso y realiza ese cambio. Solo tú puedes desafiarte y perfeccionarte. Mantente dispuesto a aprender y mejorar tus habilidades. Invertir en ti mismo significa nunca dejar de aprender.

 

Afila tu hacha. Lee sólo un capítulo de un libro inspirador y lleno de información todos los días. Escucha 15 minutos de audios que transformarán tu vida. Toma un curso o seminario cada tantos meses. La mayoría de tu vida, el 99,9%, consiste de cosas que haces en piloto automático. Es esencial que tomes las riendas del entrenamiento de tu piloto automático y nunca dejes de invertir en ti mismo.

Síguenos en Facebook