Las 6 mejores prácticas para trabajar desde tu casa

20150127165451-workspace
Síguenos en Facebook

Para muchos no es fácil trabajar desde la casa, pero la empresaria Jaqueline Whitmore explica cómo sacar el máximo provecho de esta experiencia, manteniéndose alejados de los malos hábitos. 

Puedes tener una “oficina” en casa, en un espacio de trabajo compartido, o incluso en el café más cercano. Afortunadamente la tecnología ha permitido a todos –incluso a los empresarios que se trasladan a una oficina tradicional todos los días– beneficiarse de la flexibilidad de trabajar desde la casa cuando se requiere o se prefiere.

Cualquiera que trabaje desde su casa te dirá que tiene sus beneficios y sus desafíos. Cuando comencé mi negocio en 1998, los medios sociales no existían, no tenía clientes y la mayoría de mis amigos trabajaban en una oficina tradicional.

Después de trabajar para un gran hotel por cerca de seis años, me había acostumbrado a estar rodeada de personas cada día. Por lo que trabajar desde la casa me proveía de paz y tranquilidad, aunque me sentía sola.

No tenía a nadie con quien interactuar excepto mi perro labrador. No había humanos alrededor para compartir ideas. Trabajaba por largas horas, muchas en pijama. No había nadie por ahí que me responsabilizara de mi trabajo y debía forzarme a mí misma a levantarme a cierta hora en la mañana y desarrollar autodisciplina. 

Pero luego de un tiempo, establecí una rutina regular, me uní a distintos grupos de redes y adopté buenas prácticas. A continuación encontrarás algunos datos que conviene recordar para mantenerse focalizado en el trabajo a lo largo del día:

1. Establece y mantén horas regulares de oficina

work-from-homw

La mayoría de las personas que trabajan desde casa consideran que trabajan mucho. Otros trabajadores remotos batallan por mantener un horario regular –trabajar unas pocas horas un día para luego pasar la noche trabajando al día siguiente.

Trabajar desde la casa supone muchas interrupciones, donde muchas de ellas no pueden ser evitadas: como las obligaciones familiares o los niños si están en casa durante el día.  Haz lo posible por establecer horas de trabajo y cumplirlas. Luego has lo posible por irte del trabajo en la “oficina”, poner el teléfono en silencio y disfrutar del resto del día. Concédete tiempo para recargarte, de manera que seas lo más productivo posible.


2. Planifica y estructura tu día de trabajo

workfromhome

Estructura tu día de trabajo para maximizar la eficiencia. Saca ventaja de los ritmos naturales de tu cuerpo y planifica tu trabajo alrededor de tus horas más productivas.

Si sabes que te concentras más en las mañanas, resiste la tentación de chequear tus emails hasta las 10 a.m. o más tarde. Una rápida revisión de tu calendario al iniciar el trabajo puede programarte para un día de trabajo productivo.

Haz una lista de las tareas más importantes antes de ir a los trabajos menos urgentes. Si es posible, cierra la puerta de tu oficina (si la tienes) para indicar a otros que estás trabajando y que no quieres ser distraído.


3. Vístete para impresionar (aunque sea a tu perro)

woman-at-computer-01

Por muy tentador que pueda ser permanecer en pijama todo el día, éste no es el mejor hábito de trabajo. La forma en que te vistes te afecta psicológicamente.

Tomarse el tiempo para ducharse, tomar desayuno, cepillarse los dientes y vestirse puede hacer a alguien sentirse más confiado. Mantén un ropero de trabajo casual (no descuidado) para permitirte transitar suavemente entre la casa y la oficina, aunque estén en el mismo lugar.


4. Aparta un área de trabajo designada

Students_Working_@_Home_Fortune_VB_26_02_12_00271

La consistencia es un aspecto importante cuando se trata de trabajar desde la casa. Intenta trabajar en el mismo lugar todos los días. Puede ser un dormitorio sobrante que has transformado en oficina en casa, un escritorio localizado en una esquina del living o incluso la mesa del comedor.

Asegúrate de que tu espacio de trabajo funcione eficientemente para ti, para tu negocio y para tu estilo. Rodéate de cosas que te inspiren y hazte feliz con flores, música y fotos. Transforma tu espacio de trabajo en un lugar al que te guste ir cada día, un área donde te puedas concentrar y hacer tu mejor trabajo.


5. Toma descansos

Man-lying-on-the-grass-barefoot-1277906617_75

Organiza un horario con frecuentes descansos a lo largo del día. Levántate del escritorio, estírate o camina alrededor de la casa o por tu calle. Tómate un descanso de almuerzo y disfruta de una colación a mediodía.

Si necesitas socializar, sal a almorzar con amigos o clientes. Una de las mayores ventajas de trabajar desde casa es la flexibilidad. Si el estado físico es importante para ti, una rápida pasada por el gimnasio te puede revigorizar y preparar para una tarde productiva.


6. Evita las distracciones

remote-working-distractions

Un desafío de trabajar desde la casa es la responsabilidad. Sin colegas o compañeros cerca, es fácil distraerse. Siempre hay dónde ir y tareas domésticas por hacer. Haz lo posible por evitar las tareas domésticas como el lavado de ropa o de platos, hasta que te hayas ido a “casa” por la tarde.

Mantén la concentración en el trabajo para mantener una productividad consistente. Evita también las distracciones en línea. Limita el tiempo invertido en el email, los medios sociales y las redes no relacionadas con el trabajo.

Si es necesario, establece un temporizador en tu teléfono o computador. No pierdas tiempo ni dinero en reuniones o actividades que sean contraproducentes para tu éxito.

Visto en Entrepreneur.

Síguenos en Facebook