Métodos infalibles para no dejar ir a tus clientes

CLIENTESDESTACADO
Síguenos en Facebook

¡Personaliza, personaliza, personaliza!

En un mercado cada vez más dinámico y que avanza y muta a diario, es importante que fortalezcas tu lazo con los clientes. La competencia estará siempre buscando fórmulas nuevas para mejorar y si tú no lo haces pagarás el precio. Cuando tienes pocos clientes pero importantes esto se hace aún más riesgoso y fidelizar pasa a ser una prioridad. Existen distintos métodos para lograrlo:

 1. Nunca dejes de innovar
colors

Todo en este mundo es perfectible. Nunca dejes de analizar tu negocio. Revisa constantemente qué aspectos puedes actualizar, hacer más atractivos o simplemente dar un giro distinto. Encárgate de que tu cliente esté siempre sorprendido con tu capacidad de innovación. El mundo de hoy avanza a una velocidad vertiginosa y como dice el dicho“camarón que se duerme se lo lleva la corriente.”


2. Diversifica tu oferta

Tener 3 o 4 clientes importantes puede ser de gran riesgo para tu empresa. Si uno o dos de ellos buscan algún producto más que tú no ofreces puedes estar poniendo tus ingresos en la cuerda floja. Busca hacia dónde puede crecer tu abanico de productos o servicios. Diversificar la oferta no sólo fidelizará a tus clientes sino que también atraerá otros nuevos y creará una barrera importante para tus competidores.


3. Fortalece el lazo con tus clientes
AAAAAAAAAAA

No te desgastes saliendo a conseguir clientes. Asegúrate de que el servicio que le otorgas a tus clientes antiguos sea perfecto y ellos mismos se encargarán de hacer el marketing, consciente o inconscientemente. Mantente cerca de ellos y escucha sus comentarios y aclara sus dudas. Debes pasar de ser un proveedor a un aliado.


4. Personaliza, personaliza, personaliza

La sociedad ha alcanzado niveles tan masivos que hoy, ser llamado por tu nombre se convierte en un hecho memorable. Si los almacenes antiguos tenían tan alta fidelidad por parte de sus clientes, es por el nivel de personalización que existía en ellos. Ponte en su lugar y piensa en cómo otorgar un servicio más perfecto con experiencias diseñadas en sus gustos y medidas. Puedes incluso, realizar una base de datos con la información de tus clientes para mantenerlos informados de lo que va sucediendo en tu empresa.


5. Convierte tus clientes en amigos
amistad

Alcanzar confianza con una persona es a veces delicado y se requiere del contexto indicado para lograrlo. Haz que tus clientes se conviertan en amigos, aliados de tu negocio. Conócelos y deja que te conozcan. Para esto es favorable compartir en otros ámbitos diferentes al trabajo. Júntense a almorzar, hacer alguna actividad o incluso realizar un deporte. Compartir experiencias distintas genera una confianza mayor entre las personas. Tu cliente debe saber lo importante que es para tu negocio.

Síguenos en Facebook