¿Por qué los psicópatas ‘altamente funcionales’ dominan el mundo?

portadapsycho
Síguenos en Facebook

¿Por qué algunas personas siempre obtienen lo que quieren, mientras otras no ganan nada a pesar de hacer todo bien? A continuación te dejamos el artículo de Ray Pensador, explicando según su perspectiva porqué ocurre esto y cómo puedes cambiarlo:

Por lo general, la mayoría de las personas son muy complejas y pueden exhibir distintos rasgos de personalidad en distintos momentos. Pero también es posible decir que tienden a existir dos grupos distintivos en las estructuras de poder de las sociedades: Aquellos quienes pueden ser caracterizados como “normales”, y aquellos quienes ven el mundo a través de un prisma influenciado fuertemente por la psicopatía y la sociopatía.

Lo que yo creo (al tratar de comprender el mundo que me rodea), es que la gran mayoría de las personas opera bajo el modo “normal” en lo que respecta a los juegos de poder y relaciones. Una pequeña minoría podría ser, por otro lado, caracterizadas como sociópatas y/o psicópatas altamente funcionales.

Y no es que la mayoría sea “normal”, en el sentido de no ser afectada por todo tipo de desórdenes de personalidad, sicológicos y siquiátricos. Por lo tanto, cuando hablo de “normal”, me refiero a que las personas tienden a decir y hacer cosas que van de acuerdo a sus pensamientos, emociones, puntos de vistas, ideas y creencias reales. En otras palabras, en un modo de “lo que ves es lo que obtienes”.

Por el contrario, el psicópata altamente funcional se “caracteriza principalmente por una falta de empatía y remordimiento, emociones superficiales, egocentrismo y carácter engañoso”. Y es por esta razón que tienden a dominar el mundo. Se elevan a los niveles más altos de poder en la política y en los negocios.

then-rachel-mcadams-played-regina-george-the-leader-of-the-mean-girl-pack

Si eres ambicioso y decides involucrarte en los juegos de poder, lo primero que necesitas reconocer es que deberás dejar tus valores, emociones, ideales y la mayor parte de los nobles rasgos humanos, “tras la puerta” (por decirlo de un modo), si deseas tener una oportunidad real para convertirte en el líder de la manada.

Va a haber una razón para todo lo que digas y hagas, para cada relación que decidas “nutrir”. Como un camaleón, adaptarás el mensaje para tu audiencia, para tu ambiente; serás amigable con las personas amigables, y serás refinado y educado y un poco engreído cuando estés junto a ese tipo de personas.

te vuelves tan bueno en esto que en cada círculo social las personas no podrán evitar notar y resaltar el “buen tipo” que eres, y lo inteligente que eres, y cuánto logras conectarte con las personas de modo tan fácil.

Pero para ti, todo es mecánico; un juego. No hay emociones involucradas para nada. Dios te libre.

Coffee-girls-talking

Observa la perfecta forma en que esto funciona en el mundo de la política, tanto para la izquierda como para la derecha. A la derecha están los idiotas útiles (las personas normales): religiosos fundamentalistas hablando del “fin de los tiempos”, y los nativistas, los racistas, y los nacionalistas. Todos actuando según sus creencias y emociones reales, y siendo manipulados por la clase sociópata dominante.

A la izquierda están ellos quienes tratan, de forma honesta, de responder a cada absurdo que salga de la boca de los lunáticos de la derecha. Rebatiendo cada estúpido y absurdo comentario con hechos, estudios, y estadísticas. Y regocijándose en la gloria de estar en lo correcto acerca de los distintos temas, sobre la ciencia, sobre la evidencia empírica. Todo hecho en una cámara de eco que no tiene poder ni efectos. Pero al fin y al cabo, también siendo manipulados por la misma clase sociópata dominante.

He estado en las áreas de ventas, marketing, consultorías, publicidad y tecnología por años. He estado involucrado con asociaciones de negocios, cámaras de comercio, organizaciones comunales y de beneficencia.

He visto algo recurrente en todos esos ambientes, cuando se trata de la ingenuidad de las personas de buenos sentimientos y que tienen la ambición para avanzar, ser promovidos o recibir un aumento de sueldo. He tenido esta conversación muchas veces, donde les digo “¿Así que quieres ser promovido? ¿Piensas que debemos prestarte atención y que lo mereces porque eres muy bueno en lo que haces, sabes mucho y nunca llegas tarde al trabajo?”.

lady-desk

Me miran, perplejos, como diciendo “¿Acaso no es eso lo que se supone que debo decir?”. Obviamente, ellos son una causa perdida, pero hago lo mejor que puedo para darles algo en que pensar: “Si deseas ser ascendido y quieres una posición de liderazgo (conllevando, claro, mayores responsabilidades) con un aumento de sueldo, entonces debes participar del “juego del poder”, el juego político. Todo lo que hagas debe tener un motivo; cada conversación, cada proyecto del que participas, todo voluntariado del que tomes parte ¿Quién sabe sobre lo que haces? ¿Sobre tu éxito? ¿Sobre tu contribución? ¿Cómo ‘protegerás’ a la organización, y sobre todo, a tu jefe, tu supervisor, al dueño de la compañía y a su presidente? ¿Cómo esto va a beneficiarte personalmente resultando en un ascenso?”.

He tenido conversaciones similares con muchas personas y, sistemáticamente, se ven a sí mismos consternados con tener que tomar estos puntos en consideración. Dicen de forma orgullosa :“No me gusta jugar a eso…Conmigo lo que ves es lo que obtienes”. Pero si no entiendes el concepto de cómo adquirir poder, entonces nunca lo tendrás.

Tiene muy poco que ver con cuánta razón tengas sobre sobre cualquier cosa.

Visto en Daily Kos.

Síguenos en Facebook