¿Quieres tener éxito en los negocios (y en la vida)? Adopta esta habilidad clave

portadastory
Síguenos en Facebook

Se trata de algo muy simple que los seres humanos disfrutan desde que son pequeños. Para revelar este secreto, te dejamos a continuación el artículo de Erik Sherman para INC:

Años atrás, estuve escribiendo un informe en blanco para una compañía: “Queremos que suene como algo que encuentras en el Harvard Business Review“, me dijeron. No habían datos, ni una investigación específica, sólo su opinión sobre un tema técnico.

Lo escribí y entregué un borrador, pero ellos quisieron realizar cambios, ya que no era lo suficientemente complejo o sofisticado. “Queremos que esté dirigido a Directores Ejecutivos y Directores Financieros”, explicaron. Entonces lo revisé nuevamente y en algunas partes torturé el lenguaje, añadiendo líneas con términos poco significativos pero que sonaban importantes, con una sintaxis innecesariamente complicada. Cuento corto: era un desastre pretencioso. Pero la compañía quedó encantada.

Muchas personas, en los negocios, la academia y la vida, tienen nociones particulares sobre cómo comunicarse.

El blog con datos de alta calidad del MIT Sloan, da un ejemplo muy bueno de cómo a los expertos en análisis de datos se les enseña a “escribir de una manera que la mayoría de la gente no pueda entender”. Al ser empapados de palabrería académica, hacen que los líderes en negocios se vuelvan incapaces de entender la importancia de sus conclusiones.

El peligro en las comunicaciones va más allá de las expresiones en boga -los términos que logran mantener a quienes manejan información privilegiada acerca de lo que ocurre, pero dejan fuera a todo el resto- y se extiende para estructurar lo que ellos tienen que decir, como barreras para la mayoría de la gente.

Gente de distintos ámbitos quieren parecer inteligentes, eruditos e informados. Lamentablemente, eso termina convirtiéndose en algo más importante de lo que debería. Aquellas personas usarán una sintaxis convulsionada, utilizarán palabras multisilábicas que no usarían comúnmente, y generalmente sacrificarían el contenido por la forma. Lo que quieren comunicar adopta una importancia secundaria, como el francés Alan Jay Lerner quien dice que “realmente no le importa lo que las personas hagan, mientras lo pronuncien de manera correcta”.

Sin embargo, los humanos se dejan llevar por las historias. Hasta tomamos eventos históricos para empujarlos de cierta manera para que así calcen con una narrativa limpia. Todos disfrutamos de un buen relato, incluso los usamos para salir de problemas, encontrar potenciales parejas románticas, impulsar un cambio, elegir candidatos políticos o vender un negocio.

Por mucho que anhelemos ser admirados y sorprender al resto, es mejor enfocarse en la historia y realmente lograr hacer algo. Aquí hay algunos consejos para mantenerla clara y evitar cualquier tipo de pretensión:

1. Recuerda el punto

street-conversation

En un relato, cosas suceden: el héroe derrota al monstruo o muere de manera valiente; las aventuras van detrás de un tesoro perdido; alguien intenta encontrar su camino a casa, desarrollar una cura o recaudar dinero para un negocio grande. Existe un objetivo para contar una historia. Si no llega a un punto clave, sólo es un gasto de palabras.


2. Siempre se trata sobre la gente

hires_130605-D-BW835-746b

No seas muy abstracto. No importa cuál es el tema en cuestión, la finalidad es hablar de cosas que afectan a las personas. A nadie le importa si tu cómo-se-llame sea mejor que los otros. Pero sí podría importarles si hacen su vida más fácil, los ayuda a ahorrar dinero o si les afecta de manera práctica. Eso podría hacer que compren o inviertan en ti.


3. Principio, desarrollo y final

instagram-storytelling

No te des vueltas en la marcha. Estás en una búsqueda y por eso tienes que siempre seguir el mismo camino. Las historias tienen un principio, desarrollo y final, porque es una estructura comprobada de llegar de un punto a otro. Si te saltas una parte, removerás los palos importantes de tu puente para poder llegar al final. Comprende el viaje y crea tu propio mecanismo de escritura y de conversación para que la audiencia te siga.


4. Exposición sobre ego

Brand-Storyteller

Si cuentas una historia que nadie comprende ¿Estuviste parado en un bosque tu solo todo el tiempo? Olvídate de la palabrería elevada o tratar de maravillar a todos con tu grandielocuencia. Usas palabras simples y saca tu ego del camino. Ponte al servicio de lo que estás tratando de lograr.

Visto en INC.

Síguenos en Facebook