Técnicas para crear hábitos que cambien tu vida

alargadostudy
Síguenos en Facebook

Un hábito es el modo especial de proceder o conducirse que es adquirido por repetición de actos iguales o semejantes, u originado por tendencias instintivas. Es decir, debes ser constante para dominar lo que estés haciendo hasta que ya no sea necesario ni siquiera casi pensar para realizarlo. Según investigadores de la Universidad de Duke, éstas costumbres son responsables de casi el 40% de nuestras acciones en un día común.

Comprender cómo crearlos y cómo funcionan los que ya tienes, es esencial para progresar en tu salud, felicidad, vida personal y profesional. Puede que haya mucha información al respecto y la mayoría no es tan fácil de digerir, pero para resolver este problema de una forma más simple, el escritor James Clear elaboró la siguiente guía estratégica:

1. Comienza con un hábito pequeño

1

“Tan fácil que no puedes decir que no”. Motivaciones: A= Difícil, hábito inconstante. B= Fácil, hábito consistente.

“Haz que sea tan fácil que no puedas decir que no”, Leo Babauta.

Cuando las personas quieren desarrollar un hábito usualmente dicen algo como “necesito más motivación” o “me gustaría tener tanta voluntad como tú”. Pero esta no es la manera correcta de mirar el tema. 

Diversas investigaciones demuestran que la fuerza de voluntad es como un músculo, ya que se fatiga a medida que la usas durante el día. Es decir, tu motivación sube y baja. El profesor BJ Fogg se refiere a este fenómeno como ‘la ola motivacional’.

Por eso, escoge algo simple que no necesite motivación para realizarlo. En vez de empezar con 50 flexiones todos los días, empieza con 5. En lugar de tratar de meditar 10 minutos todos los días, comienza con 1.


2. Incrementa tu hábito pausadamente

2

“El poder de las ganancias pequeñas”. 1% mejor cada día a un año es un 37.78% más. Mientras que 1% peor cada día es sólo 0.03%.

“El éxito se compone de un par de simples disciplinas que son practicadas todos los días, mientras que el fracaso son un par de errores de juicio repetidos todos los días“, Jim Rohn.

Mejoras del 1% se notan rápido, tal como los fracasos del 1%.

En vez de intentar hacer algo increíble desde el comienzo, intenta ir mejorando gradualmente. A medida que avanzas, tu fuerza de voluntad y motivación incrementarán, haciendo más fácil mantener tus hábitos.


3. A medida que avanzas, divide tus hábitos en porciones

3

“Separa los grandes hábitos en pequeñas porciones”.

Si continúas añadiendo un 1% todos los días, verás que las cantidades se han incrementado bastante en dos o tres meses. Es importante mantener tus hábitos razonables para que puedas continuar realizándolos.

¿Llegaste a meditar 20 minutos? Divídelo en dos segmentos de 10 minutos al principio.

¿Estás tratando de hacer 50 flexiones todo los días? 5 sets de 10 es mucho más fácil a medida que te acostumbras.


4. Cuando te equivoques, vuelve a la marcha rápidamente

4

“Nunca faltar dos veces seguidas”.

La mejor manera de mejorar tu auto-control es ver cómo y porqué lo pierdes“, Kelly McGonigal.

Incluso los mejores cometen errores y se salen de lo planeado como cualquier otra persona. La diferencia es que vuelven a la marcha lo más rápido posible.

Ciertas investigaciones han demostrado que no realizar la actividad 1 vez, sin importar cuándo ocurra, no tiene un impacto real en tu progreso a largo plazo. En vez de intentar ser perfecto, deja atrás tu mentalidad de “todo o nada”.

No deberías esperar fracasar, pero deberías planear qué hacer si eso sucede. Tómate un tiempo para considerar qué podría prevenir que no realizaras algo y que cosas podrían interponerse entre tú y tu meta ¿Qué emergencias del día a día podrían distraerte? ¿Cómo puedes planificar para solucionarlos? ¿Cómo puedes volver a la marcha rápidamente?

Sólo necesitas ser consistente, no perfecto. Enfócate en construir la identidad de alguien que nunca falta más de dos veces.


5. Sé paciente y sigue un ritmo que puedas mantener

5

“Zona de crecimiento a largo plazo”. Sostenibilidad/Esfuerzo. A= Pereza. B=Síndrome de desgaste.

Ser paciente debe ser una de las virtudes más importantes. Puedes lograr un progreso increíble si eres consistente y sabes esperar.

Si estás haciendo pesas en el gimnasio probablemente deberías ir de a poco, más lento de lo que piensas. Si a tu estrategia de negocios le quieres añadir llamadas diarias, probablemente deberías comenzar con menos de las que esperabas hacer. La paciencia lo es todo, haz cosas que puedas mantener en el tiempo.

Tener nuevos hábitos debiese ser fácil al comienzo. Si eres consistente en incrementarlo pronto se volverá más difícil, pero siempre es así.

Original.

Síguenos en Facebook