Trabajar menos para obtener más resultados

Síguenos en Facebook

¿Cansado de trabajar de más? Parece que existe una tendencia global en contra de los empleos rígidos y de tiempo completo. Incluso el gerente general de Google, Larry Page, se ha sumado a la campaña para eliminar las semanas con 40 horas de trabajo. Al mismo tiempo, el gobierno sueco planea experimentar creando días laborales donde se trabaje 6 horas, para así incrementar la productividad y reducir los días de ausencia por enfermedad.

Aquellos que son emprendedores y que trabajan de forma independiente, ya saben que el número de horas no es lo que importa. Lo que te llevará al éxito es la calidad de tu tiempo y esfuerzo.

Aquí te mostramos algunos consejos para sacarle el jugo a cada segundo que trabajas para poder conseguir una independencia financiera y tener una vida satisfactoria:

1. Ten un computador sólo para divertirte

Ten dos computadores: uno para trabajar y otro para jugar, pero ten claro que en tu computador para trabajar no habrá nada de Facebook, Twitter o navegación por diversos sitios. Simplemente ocupa un aparato diferente para cuando trabajes.


2. Toma lo mejor

Todos saben lo difícil que es trabajar cuando se está resfriado. Es imposible ser productivo si estás estornudando y tosiendo en tu escritorio. Come cosas saludables y haz ejercicio, preocúpate de tomar tus vitaminas y si lo necesitas, por favor quédate en cama.


3. Pon música

Escuchar tus canciones favoritas no sólo te ayuda a ser más creativo, sino que también te puede hacer más eficiente. Un estudió incluso demostró que cuando los doctores oían música durante las cirugías su velocidad y precisión aumentaban. Piensa en sonidos que te motivan y úsalos cuando sea hora de trabajar.


4. Se bueno con los demás

Trabajar con más gente no significa que hagan tu trabajo, sino que comprendas qué es lo que mejor haces y optimices tu tiempo sólo en esas tareas. Usa internet para encontrar y comunicarte con personas que tienen conocimientos de áreas que no manejas tanto.


5. Quiere tus listas

Algunos de los beneficios al realizar una lista antes de empezar a trabajar, son que te mantienen concentrado y organizado, por lo que te ayuda a cumplir tus plazos en sus tiempos. Dale una cierta prioridad a cada actividad y cuando las completes táchalas de la lista y disfruta la satisfacción que sentirás cuando ya no quede nada más por hacer.


6. Date un descanso

¿No tienes inspiración? Sal a caminar para ordenar tus pensamientos. Quedarte sentado en tu oficina mirando la pantalla del computador no es trabajar, es gastar tu tiempo. Luego de terminar cada una de las tareas, date 5 minutos para respirar, estirarte y comer algo para que cuando vuelvas a trabajar tengas toda la energía posible.

Businessman-in-chains


7. Elimina el ruido

El hecho que no estés en un cubículo rodeado de colegas hablando sobre su equipo de fútbol favorito, no significa que no estás rodeado de distracciones. Recuerda que cuando trabajas no deberías tener puesto el último juego de tenis en la pantalla ni tampoco estar subiendo esas fotos del fin de semana a Instagram.


8. ¡Quiérelo o déjalo!

Si realmente disfrutas lo que haces tus tareas se realizaran más rápido y de mejor manera. Piensa en tu posición y ve cómo te sientes al respecto, ya que si no te dan ganas de levantarte en la mañana quizás es tiempo de cambiar. Si te gusta leer cada edición del Wall Street Journal quizás estás destinado a ser un consultor de negocios. Si te gusta Photoshop o Illustrator, quizás lo tuyo sea el diseño y podrás aprender a través de muchos tutoriales en internet. Sigue el camino de lo que amas, lo más probable es que seas muy talentoso en ello.


9. Carga tus reservas de energía

¿Se te cierran los párpados del sueño? Cuando estás cansado te mueves más lento y cosas que normalmente toman sólo minutos te pueden demorar horas. Nada de bien para un día de productividad. Una taza de café te despertará por un momento, pero no es un substituto del sueño. Intenta tener un descanso apropiado, comienza tu mañana con una ducha refrescante y un desayuno que te de energía.

quitandstay


10. Detente

En algún momento tienes que parar de trabajar. Suena fácil, pero si a tu negocio le va bien es muy probable que tengas clientes en tu puerta a todas horas, muchos e-mails que mandar y diversos borradores de propuestas que hacer.

Obviamente, si tienes una fecha de entrega importante debes continuar trabajando, pero si no es así toma un tiempo para alejarte del teclado y relajarte. Descansa, júntate con amigos, anda al gimnasio o cocina la cena. Ignora tu celular por el resto de la noche. Recuerda que no puedes ser eficiente si estás trabajando siempre.

Visto en Forbes.

Síguenos en Facebook