¿Te has preguntado por qué los asiáticos del este hacen el signo V espontáneamente en las fotos?

south-korea-peace-sign-v-sign
Síguenos en Facebook

Todo tiene que ver con un patinador americano, un cómic de deporte y un comercial para cámaras Konica.

Dedica unos minutos a revisar los medios de comunicación social, u observa a grupos de viajeros posando frente a un atractivo turístico popular, y estás obligado a verlo: atractivos jóvenes asiáticos, sonrientes y haciendo el signo V de la victoria (o de la paz). Los dedos índice y medio levantados, con las palmas hacia afuera, son tanto un retrato de Asia como decir cheese es para los anglo parlantes. Pero ¿por qué?

Para los no asiáticos, el gesto parece tan unido a la cultura popular de Beijing, Osaka o Taipei como para que parezca que siempre fue así – pero de hecho, sus orígenes más tempranos se remontan no más allá de 1960, y no fue ampliamente aceptado sino hasta fines de 1980.

Estas son las historias

Algunos dicen que comenzó con Janet Lynn. La figura del patinaje americano era la favorita para llevar el oro a su país en las olimpíadas de Japón 1972. Pero el sueño americano de 18 años se quebró cuando ella se cayó durante su presentación. La medalla de oro se había ido. Ella lo sabía y Japón lo sabía.

Pero en vez de hacer muecas de disgusto, la rubia simplemente sonrió. El comportamiento de Lynn tuvo un efecto encantador, contrario a la norma japonesa de salvar las apariencias, y al actuar así, se ganó legiones de admiradores japoneses.

05

Janet Lynn

“No podían entender cómo yo podía sonreír sabiendo que no podía ganar nada,” decía Lynn, quien finalmente se llevó a casa el bronce. “No podía ir a ninguna parte al día siguiente sin muchedumbres de personas. Era como si yo fuera una estrella de rock, la gente dándome cosas, tratando de darme la mano.”

Lynn se convirtió en una sensación de los medios en Japón y la destinataria de miles de cartas de sus admiradores. Durante los tours de los medios por Japón en los años siguientes, ella hacía habitualmente el signo V. Un fenómeno cultural había nacido.

O más bien, se había consolidado – porque el signo V ya estaba entrando en la conciencia general a través de los cómics. En el cómic de béisbol de 1968 Kyojin no Hoshi (Star of the Giants), un protagonista luchando con problemas con el padre, y con la presión de la competencia, consigue la aprobación tácita de su padre cuando éste le envía una “V” antes de un gran juego. El cómic de voleibol Sain wa V! (V is the Sign) fue creado poco tiempo después y fue adaptado a una serie de televisión con una canción pegajosa que presentaba el canto “V_I_C_T_O_R_Y!”

5113837234_4d7d6bd606_o

Sin embargo, fue la publicidad la que le dio su máximo impulso al gesto. Aunque Lynn tuvo influencia en la propagación del uso de este signo V en las fotos, los medios japoneses le atribuyen el rol más fuerte a Jun Inoue, cantante de la banda Spiders. Inoue fue el portavoz famoso de Konica, y supuestamente hizo el signo V en forma espontánea durante la filmación de un comercial para Konica.

spiders1

Banda “Spiders”.

“En Japón he visto la teoría Inoue avanzar frecuentemente como la explicación del origen de la práctica,” dice Jason Karlin, profesor en la universidad de Tokio y experto en cultura mediática japonesa, a la revista Time. “Creo que esta práctica es un testamento del poder de los medios, especialmente de la televisión, en el Japón de post guerra, por propagar nuevos gustos y prácticas.”

Con la producción en masa de las cámaras de foto, y un sorpresivo aumento en 1980 de las revistas femeninas, la estética Kawaii – una cultura visual superficialmente basada en lo tierno – despegó. De pronto más mujeres estaban posando para más tomas, y más tomas de mujeres se estaban compartiendo. El signo V proliferó tanto como hoy el gesto “cara de pato” en Instagram y Facebook.

“El signo V era (y es aún) recomendado como una técnica para hacer que las caras de las chicas se vieran más pequeñas y lindas,” dice Karlin.

Laura Miller, profesora de estudios japoneses y antropología en la universidad de Missouri en St. Louis, enfatiza el rol de las mujeres en la popularización de este gesto en las fotos. Ella recuerda haber escuchado a chicas diciendo “piisu”, o “paz”, mientras hacían el gesto ya en los años 70s.”Como tantas otras cosas en la cultura japonesa, los agentes creativos en ese país son muchas veces las mujeres jóvenes, pero rara vez son reconocidas por sus innovaciones culturales,” escribió en un mail al TIME.

Cuando la cultura pop japonesa comenzó a extenderse por Asia del este en los años 1980 (previo a la aparición del K-pop en este siglo), el signo V tan de moda, fue exportado a China, Hong Kong, Taiwan y Corea del Sur (donde ya tenía algún reconocimiento por la larga presencia de militares estadounidenses).

En estos días, el hábito está donde están los asiáticos. Sin embargo, la mayoría de los jóvenes asiáticos que hacen el gesto en fotos, lo hacen sin pensar, y quedan desconcertados cuando se les pregunta por qué lo hacen. Algunos dicen que están imitando a celebridades, mientras otros dicen que es una peculiaridad que alivia la incomodidad cuando posas. “Necesito hacer algo con mis manos,” dice Sihiyuh Seo, un joven estudiante de Busan, Corea del Sur. Los niños chicos lo hacen sin que se les enseñe.

10062704

“No sé por qué,” dice Imma Liu de Hong Kong, de 4 años – pero dice sentirse “feliz” cuando lo hace. Quizás eso es todo lo que importa.

Este artículo fue escrito por Stephanie Burnett, Time.              

Síguenos en Facebook