10 razones para dejar de trabajar tan duro

paperwork
Síguenos en Facebook

Si bien lees la mayoría de los artículos de Acción Preferente, como “Las miles de cosas a las que decir ‘no’ en tu trabajo”, pero aún así sigues trabajando una cantidad ridícula de horas, es tiempo de poner fin a la locura. A continuación te dejamos el artículo de Minda Zetlin en INC con una serie de argumentos que te harán pensar dos veces al momento de quedarte en tu oficina pasada la hora de salida.

“30 horas trabajando y todavía estar fuerte”, tuiteó desde Indonesia Mita Diran de 24 años de edad. Sólo que ella no estaba fuerte para nada. Unas horas más tarde se derrumbó en coma y murió al día siguiente, víctima de agotamiento, exceso de trabajo y una bebida energética llamada Krating Daeng, también conocida como el “Red Bull Tailandés.”

Lamentablemente, no es extraño que en algunas partes de Asia mueran jóvenes por exceso de trabajo, pero éste episodio en particular se volvió viral rápidamente. En parte, porque ella trabajaba para la agencia de publicidad estadounidense Young & Rubicam. Pero, mayormente fue por ese posteo que formaba parte de una serie donde relataba su ridícula vida sobrecargada por trabajo. A principios de 2013, subió a la red social un tweet donde contemplaba mover su cama a la oficina. En otro, estaba encantada por llegar a casa antes de la medianoche.

iStock_000008061026Small1

Leer sobre ella se sintió como un llamado de atención. Anteriormente fui escritora freelance de tiempo completo y presidente de la Sociedad Americana de Periodistas y Autores, pero terminé y ahora estoy vendiendo un libro de memorias. Durante esos meses debo añadir muchas semanas de viaje, las presiones de las compras de Navidad y las visitas de familiares. Por lo tanto, me encontraba constantemente en mi escritorio o corriendo tarde a una cita, casi siempre corta de sueño.

No era bueno ni para mí, ni para mi familia, ni para mis publicaciones, ni para las organizaciones a las que sirvo. Por lo tanto, tomé la historia de Diran como una oportunidad para parar, pensar en lo que es realmente importante y crear una jornada de trabajo más racional. Sí, todavía hay muchas horas, pero me estoy asegurando de tener tiempo para descansar también e incluso todo un día libre a la semana (a veces dos). Y sí, ha habido algunos plazos incumplidos, pero no tantos como me temía. Descubrí que una persona bien descansada funciona más eficientemente que una agotada.

Esa es una buena razón para dejar de trabajar horas ridículas. Aquí hay 10 razones más:

1. La cantidad mata a la calidad

Quieres ser excelente en lo que haces, pero cuantas más tareas asumes, menor será la probabilidad de hacer un trabajo excelente en cualquiera de ellas. Cortar el mayor número posible de ítems de tu lista, aumenta las probabilidades de que seas realmente brillante en las cosas que más importan.


2. Dormir importa

La forma de tener una vida más productiva, más inspirada y más alegre, es durmiendo lo suficiente“, dijo Arianna Huffington en una charla TED del 2011. Ella sabía, ya que por culpa del agotamiento una vez se desmayó y se rompió el pómulo, transformándose ahora en una especie de evangelista del sueño. “Recientemente tuve una cena con un hombre que se jactaba por dormir sólo cuatro horas la noche anterior, así que quise responderle que si hubiera dormido cinco la cena habría sido mucho más interesante”, relató Huffington.


3. Apestas cuando necesitas rendir

153781912

Te puedo decir por experiencia que ir a una reunión cansado y distraído significa que apestarás en esa reunión. Serás malo en la generación de nuevas ideas, en buscar soluciones creativas a los problemas y, lo peor de todo, no escucharás atentamente a las personas que te rodean. Eso les falta el respeto y gastas su tiempo, así como el tuyo.


4. Tu estado de ánimo es terrible

El tipo de irritabilidad e impaciencia que viene con el exceso de trabajo y mal horario proyecta una nube negra sobre la gente que te rodea, tanto en el trabajo como en el hogar. Si eres un empleado, se puede dañar tu carrera. Si eres propietario de una pequeña empresa, harás daño a tu negocio.


5. Se deteriora tu capacidad de juicio

La investigación es concluyente: la falta de sueño afecta la toma de decisiones. Como líder, no puedes permitirte tener mal juicio. Sacar algunas tareas fuera de tu lista de cosas por hacer, encargárselas a otra persona o terminar algunas cosas fuera de plazo, vale la pena si eso significa que tendrás plena concentración e inteligencia en las decisiones difíciles que tu trabajo requiere.


6. Estás dando un mal ejemplo

El horario de trabajo y el tono que estableces para ti mismo probablemente se reflejará en el más inteligente y el más ambicioso de tus empleados ¿Qué tipo de líderes y jefes quieres que ellos sean? ¿Deseas beneficiarte de sus ideas más brillantes y buen juicio? Entonces no crees un ambiente donde todo el mundo compite para ver el número de horas que pueden trabajar sin caerse.


7. Siempre habrá más trabajo

confused-woman-paperwork

Si manejas tu propio negocio, siempre hay un nuevo proyecto para empezar, un nuevo cliente para perseguir o una nueva tecnología para probar. Siempre tendrás trabajo por hacer. Y si trabajas para alguien más, conseguir hacer un montón de tareas dará lugar a que te den más. Eso puede ser una buena cosa, pero sólo si tienes el tiempo y la energía para hacerlo con excelencia.


8. Estás dañando tus relaciones

En algún lugar a lo largo del camino mi marido me sentó y me insistió en que me hiciera un poco de tiempo para hablar con él todos los días. Estoy bendecida, no sólo con un matrimonio sólido, sino también con un cónyuge inusualmente franco. Es posible que haya personas en tu vida sintiendo que las dejas fuera que no han venido a decírtelo. No esperes hasta que sea demasiado tarde.


9. Estás arruinando tu salud

155511848

¿Sabía Mita Diran que estaba arriesgando su vida por trabajar tan duro? Parece claro con sus tweets que no lo sabía. Estoy segura de que eres lo suficientemente inteligente como para no trabajar 30 horas seguidas, pero ¿dejas que tu horario de trabajo interfiera con cosas como la alimentación saludable y el ejercicio regular, por no hablar del sueño? Si es así, entonces es posible que estés acortando tu vida por el exceso de trabajo ¿Merece la pena?


10. La mayor parte del trabajo es menos importante de lo que crees

Hace unos años, el trabajador de hospital Bronnie Ware publicó famosamente los cinco principales arrepentimientos que escuchó de sus pacientes moribundos. Aquellos que habían tenido carreras, todos lamentaron el número de horas que pasaban en el trabajo. Pero muchos de sus pacientes también hablaron de los sueños que desearían haber cumplido.

Si pones esos dos elementos juntos, hay una lección. Si hay algo que te ayudará a cumplir un sueño de toda la vida, vale la pena pasar largas horas. Si no, entonces no lo vale. Así que pregúntate a ti mismo ¿En 10 años voy a preocuparme por esto? Si la respuesta es no, entonces es probable que sea hora de parar e ir a descansar un poco.

Original.

Síguenos en Facebook