10 señales de que seguramente arruinarás tu vida financiera y morirás endeudado

portada
Síguenos en Facebook

1. No sabes el monto de tu deuda

Responde la siguiente pregunta: “¿Cuánta debes?” Si no puedes responder de inmediato entonces estás en problemas ¿Cómo puedes salir de una deuda si no sabes cuánto debes en primer lugar? Muchas personas se vuelven inmunes respecto a la cantidad por pagar que tienen, porque ya es demasiada como para preocuparse. Una persona destinada a estar endeudada durante toda su vida diría: “¿Por qué no sumar otros US$ 5 mil más a mi pila de 75 mil dólares?”.

Pero mientras más te alejes del anhelado número cero, más difícil y más lento será terminar toda esa deuda. Si no sabes el total de lo que debes pagar, necesitas empezar a sumar y hacerte cargo de esa cifra. Debes ser honesto contigo mismo y sentir la carga de tener una deuda de miles de dólares. Anota la cifra total y enfrenta la posibilidad de que ese número te acompañará para siempre, a menos de que empieces a pagar AHORA.


2. Crees que un aumento de ingresos equivale a un aumento en tus gastos

1tienda

Una persona irresponsable podría pensar que es lo mismo tener más dinero que tener más problemas, porque simplemente no sabe cómo gastarlo. En realidad, tener más no debe ser algo malo. Si te dan un aumento en el trabajo, si ganas un premio o si recibes una gran herencia, debes utilizar esos fondos de manera responsable. Es decir, los ingresos adicionales se deben utilizar para reforzar los ahorros de emergencia, pagar algunos préstamos o para hacer un abono importante a la cantidad de deudas que tengas. Por desgracia, las personas altamente endeudadas no suelen gastarlo así. Ellos piensan que es una invitación abierta a gastarlo, sin pensar en las consecuencias a largo plazo.


3. No puedes dejar de usar tu tarjeta de crédito

Si eres de los que utilizan la tarjeta de crédito para pagar por artículos de uso diario o para salir del paso, sin duda no eres el único. Esa es una de las razones por las que muchas familias de bajos ingresos acumulan grandes deudas en poco tiempo: porque simplemente no tienen alternativa. Es importante considerar que usarla muy a menudo no ayuda a manejar las deudas de forma responsable.

Si no puedes comprar artículos de uso diario, tales como alimentos, sin una tarjeta de crédito, entonces puede que tengas que buscar ayuda del gobierno o de otro tipo de entidades antes de que te encuentres sepultado bajo una montaña de deudas. Por otro lado, si te das cuenta de que haces uso de la tarjeta indiscriminadamente sólo porque puedes hacerlo, entonces ten cuidado. Hay un sinnúmero de historias de celebridades que han pasado de la riqueza a la banca rota debido a malos hábitos financieros. Así que ya sea por necesidad o simple capricho, el pagar con crédito como si fuera una cuenta bancaria es una manera segura de terminar con una deuda eterna.


4. Dependes de la flexibilidad de las cuotas para pagar tus deudas

2tarjeta

Aquellos destinados a morir endeudados confían en las soluciones sin sentido, temporales o ineficaces para hacerse cargo de sus deudas en el momento. Una persona altamente endeudada puede transferir la totalidad de su monto por pagar desde una tarjeta a otra, para evitar que aumenten los intereses. Él o ella aceptarán las altas tarifas que implica esto sólo para poder tener más tiempo de pagarlo todo.

Las personas suelen utilizar una tarjeta de crédito para pagar los altos intereses de otra, sin darse cuenta de que hacer un pago mínimo de US$ 100 puede costar hasta US$ 30 en intereses. Él o ella simplemente reorganizan lo que deben sin realmente minimizar la cantidad pendiente. Si tienes problemas para hacer abonos mínimos, no confíes en las soluciones rápidas para llegar a fin de mes que sólo van a terminar empeorando tu situación financiera.


5. Caes en cuenta de que estás pidiendo cada vez más préstamos que tienes que cubrir con tu próximo sueldo

Es probable que alguien que está destinado a estar endeudado para siempre, dependa de préstamos hasta el próximo día de pago. Estos pequeños préstamos permiten que alguien pueda pedir prestado un poco con el compromiso de devolverlo con su próximo sueldo. Son una forma rápida de obtener efectivo, especialmente para alguien que necesita llegar a fin de mes, pero esto puede ser una trampa. Un estudio reciente realizado por el Pew Charitable Trusts descubrió que los prestamistas de día de pago en algunos estados de EE.UU. cobran un enorme promedio de 582% de interés anual. Lo que termina siendo igual que usar la tarjeta de crédito para retrasar o arreglar los problemas de deuda.


6. Confías en la ayuda de amigos y familiares muy a menudo

3daddy

Pedir ayuda económica a amigos y familiares no es necesariamente algo malo, especialmente en una situación de emergencia. Pero estar constantemente contando con ellos como una forma de paliar tus problemas financieros es una señal de que estás en serios problemas económicos. Eso significa que no has logrado ahorrar un buen fondo para emergencias, que tienes problemas importantes y demuestra una gran falta de responsabilidad.

¿Por qué necesitas que alguien te saque de tus problemas tan a menudo? Depender de tus seres queridos para ayudarte en momentos de necesidad no te ayudará a construir la independencia financiera que todos queremos. Incluso podría causar tensión en caso de que te atrases con los pagos, por lo que una mala situación financiera podría resultar en algo mucho peor.


7. Rechazan tus solicitudes de préstamos

Si tu solicitud para un préstamo o línea de crédito no fue aceptada, claramente no es una buena señal. Si has sido rechazado porque el prestamista piensa que no puedes pagar la cantidad que deseas pedir, en vez de que la razón sea por un error en tu informe de crédito, significa que has sido irresponsable con tu dinero. Él no quiere correr el riesgo debido a que es probable que no seas capaz de pagarlo. Eso es consecuencia de un pésimo manejo del dinero y si no tomas las medidas necesarias para resolver tus problemas sólo van a empeorar con el tiempo. El ser rechazado para un préstamo no es una señal de que vas a vivir endeudado por el resto tus días, pero es un importante llamado de atención de que quizás tengas problemas financieros más serios de lo que crees.


8. Evitas a los acreedores

4-creditors

Si te están llamando para cobrar los pagos atrasados, es una mala señal. Esto no sólo significa que no estás pagando tus cuentas a tiempo, sino que también es una señal de que ni siquiera tienes el dinero para hacerlo. Haciendo caso omiso de este tipo de llamadas telefónicas puede que logres ganar un poco de tiempo para evitar el pago en el corto plazo, pero no va a resolver tus problemas.

Si los acreedores están te están persiguiendo, eventualmente van a encontrar la manera de llegar a ti, y lo que es peor, el no hacerte cargo de tus deudas va a terminar arruinando tu crédito, y eso es algo con lo que tendrás que cargar el resto de tu vida. A menos que tu plan sea seguir escapando, necesitas hacer frente a tus deudas lo antes posible.


9. Mientes constantemente sobre dinero

Si no puedes ser honesto con tu pareja, un familiar o un amigo cercano acerca de tu situación financiera, vas directo a un camino peligroso. Mentir acerca de tus gastos reales o restar importancia a tu nivel de endeudamiento es indicio de un problema serio. Si bien el mentir sobre la cantidad de dinero que tienes y gastas no es saludable, cuando te avergüenzas de tus deudas o provocas que tu calidad de vida decaiga notoriamente debido a tu situación financiera, es momento de confesar y pedir ayuda.

Alguien que se encuentra altamente endeudado comienza diciendo pequeñas mentiras, pero luego terminan mintiendo sobre su grave situación financiera hasta que es demasiado tarde. Incluso cuando reconozca sus deficiencias financieras, él o ella podrían sufrir de amnesia selectiva. Una mentira común podría ser: “Tuve que usar la tarjeta de crédito porque tenía que comer, sólo que me fui atrasando con los pagos y de alguna manera llegue a deber miles de dólares”. Deja de mentirte a ti mismo. Sabes perfectamente cómo se acumuló ese monto y es hora de que hagas algo al respecto, o asume el riesgo de vivir endeudado para siempre.


10. Ignoras todas las advertencias

portada

Si has leído todos estos signos que indican cómo puedes terminar enterrado en deudas e incluso reconoces algunos de esos comportamientos en ti mismo, es hora de tomar medidas. Una cosa es darse cuenta de que tienes un problema, pero otra muy distinta es continuar tus malos hábitos de manejo de dinero. Tus gastos irresponsables te han llevado a una situación terrible, pero que se puede corregir. Ahora hay que tomar riendas en el asunto, o te irás a la tumba con los cobradores de deudas llamando a tu puerta.

Visto en My Bank Tracker.

Síguenos en Facebook