4 claves para crear la historia de un emprendimiento ganador

20150212004341-fourleaf
Síguenos en Facebook

Para ponernos al día sobre la épica detrás de los inicios de los emprendimientos, el exitoso empresario Peter. S. Cohan nos enseña los mejores consejos para sacarle partido a nuestras propias anécdotas. Una pequeña lección de Relaciones Públicas a la que se le puede sacar mucho provecho.

Al igual que muchos empresarios en el área de la tecnología, estoy más cómodo con la lógica que con la narración. Sin embargo, los empresarios necesitan ser capaces de contar una historia cautivadora para atraer capital y consejos de inversionistas.

La brecha entre las débiles habilidades narrativas de muchos empresarios y la alta demanda de esa habilidad, provocó que una firma de inversionistas, Greylock Partners, contratara a Elisa Schreiber, una socia en marketing para ayudar a los empresarios de la firma a contar sus historias más efectivamente.

Como escribió en Fortune: “Trabajo de cerca con los empresarios para ayudarles a moldear las estrategias comunicativas de las compañías. Sin importar el sector, he encontrado que las organizaciones que cuentan efectivamente sus historias son las que reclutan los talentos más altos, las que adquieren clientes a largo plazo y aquellas que construyen marcas que permanecen.”

Con o sin un experto en marketing dentro del personal, los empresarios podrían beneficiarse al intentar moldear la historia de su emprendimiento en alguno de estos cuatro arcos narrativos.

1. David vence a Goliat

585acfe7faf0cd843b1c931f54340919

Una historia en donde se enfrenta un individuo sin poder contra una entidad bien organizada y poderosa siempre captura interés. En muchos casos, así es como muchos empresarios comienzan, y como género narrativo es particularmente atractivo.

Uno de mis ejemplos favoritos de este cuento es cómo William McGowan desafió AT&T y eventualmente enfrentó a la compañía en la corte, llevándola a su quiebra.

Al unirse en 1968 a Microwave Communicatios (MCI), McGowan invirtió USD $50.000 en la compañía Joliet, III., con la cual apuntaba a desafiar a AT&T por el negocio de comunicaciones a larga distancia entre Chicago y St. Louis.

Eventualmente McGowan tomó el control de MCI y comenzó a expandirlo a través de la construcción de torres de microondas a lo largo del país. Pero AT&T no le concedería acceso a MCI a sus clientes locales.

En 1974, MCI demandó a AT&T y en 1980 la corte requirió que AT&T derivara sus siete compañías regionales de telefonía Bell.

El gerente de AT&T Robert E. Allan dijo de su rival, “Bill McGowan pasará a la historia de los negocios como uno de los empresarios líderes en Estados Unidos. Fue, en cada momento, un competidor duro y colorido”.


2. El héroe es asediado, pero persevera

2251578-bane_breaks_batmans_back_col

Otra historia empresarial convincente es cuando el protagonista es tumbado, se vuelve a levantar y continúa buscando una forma de rodear los obstáculos.

El empresario de Hong Kong Steven Lam recibía una golpiza tras otra: fracasó en el examen para entrar a preparatoria. Después de vivir con su tío en los Estados Unidos, se mudó de vuelta a Hong Kong para comenzar una compañía que repartía cajas de comida que además venían con publicidad. Se topó con problemas al asegurar sus camiones de reparto, creó una aplicación para resolver ese problemas y un potencial inversionista casi robó su idea.

Pero mantuvo su espíritu emprendedor y su nueva compañía, GoGo Van está ahora prosperando.


3. Enfrentado a fracasos repetidamente, el inventor nunca se da por vencido

tonystarkrolemodel

Otra variante de la historia de un emprendimiento, que muchos inversionistas podrían encontrar fascinante, es la narración del inventor terco que supera repetidos fracasos. Pero en vez de darse por vencido, sigue intentando y finalmente triunfa con su invento. Su negocio da vuelta a la esquina y disfruta de una escalada montaña arriba.

Así es el caso de Sir James Dyson, hoy un multi millonario de aspiradoras. Creo 5.127 prototipos de aspiradoras en 15 años, antes de obtener la que pudo vender.

Como Dyson escribió para Wired, sufrió los fracasos de sus invenciones repetidamente. “Para cuando hice mi prototipo número 15, nació mi tercer hijo. Para el 2.627 mi mujer y yo estábamos realmente contando los centavos. Para el 3.727, mi mujer estaba haciendo clases de arte para ganar algo extra de dinero”.

Admitió que esos fueron tiempos tormentosos, pero añadió, “Cada fracaso me llevó más cerca de resolver el problema.” No fue el último prototipo el que hizo que todos sus problemas valieran la pena. “El proceso trajo la fruta. Simplemente seguí intentándolo.


4. El héroe se tambalea hacia el éxito

Untitled-1

Otro tipo de historia empresarial que fascina a las audiencias es cuando el protagonista accidentalmente se tambalea hacía el camino del éxito.

El co-fundador de PayPal Max Levchin, un inmigrante de Ukrania, me relató personalmente su experiencia sobre esto en una entrevista durante el 2011. Le gustaba construir sistemas operativos para computadores y co-fundó Confinity, haciendo los sistemas operativos para el portátil Palm Pilots. Sin embargo, pocos compradores estuvieron interesados. Así que decidió concentrarse en construir sistemas operativos para una billetera digital, aunque recibió una respuesta poco entusiasta.

Un aspecto de su software consiguió atención. Los usuarios querían aplicar su software para pagar por ítems que se remataban en eBay y le imploraron hacer el remate en línea más fácil de usar y más rápido.

Eventualmente Levchin accedió a la demanda de los clientes y creo la función de moneda para remates en su software. Confinity se unió con Elon Musk’s X.com. Hoy es llamado PayPal, luego de la idea de la billetera digital. En 2002, eBay adquirió PayPal por 1.500 millones de dólares.

Si tu emprendimiento sigue alguno de los arcos de estas historias, tus posibilidad de cautivar a tu audiencia y de convencerlos de invertir también incrementarán.

Visto en Entrepreneur.

Síguenos en Facebook