6 maneras de concretar tus metas como un campeón

DESTAOFICIAL
Síguenos en Facebook

No es nada extraño que a veces, en el trabajo, nos enfrentemos a tareas que nos hagan sentir sobrepasados y terminen por causarnos largos ratos de frustración. Aún así, es clave que sepamos manejar este tipo de situaciones ya que de lo contrario, poco a poco, tu negocio perderá fuerza y vigor. Para esto existen muchas técnicas bastantes útiles que te darán una mano en la concreción de tus objetivos. A continuación te mostramos una lista con 6 de ellas. Pon atención pues puede que la próxima vez que te enfrentes a una montaña de responsabilidades, termines antes de lo que jamás pensaste.

 1. Comienza con metas realizables
babysteps

Si tratas de correr sin aún saber caminar, lo más probable es que te caigas, y duro. Lo mismo cuenta con fijarse metas. Sin importar la magnitud del propósito, para lograrlo, se requiere disciplina personal y una fuerte actitud de empuje y convicción. Es por esto que siempre es positivo comenzar dando los primeros pasos con metas que sean factibles de realizar. De otra forma puede que comiences la carrera varios metros atrás.


2. Divide grandes tareas en varias pequeñas

Enfrentarte a un enorme cúmulo de trabajo por hacer, te da una inmediata sensación de agotamiento y frustración. Vemos la cantidad que se nos viene encima y es difícil incluso encontrar una forma de comenzar. Dividir las grandes tareas en muchas pequeñas te ayudará a ver de forma más gráfica como se va avanza hacia el objetivo. Como dice el antiguo dicho romano: “Divide y vencerás”.


3. Prepárate para el trabajo duro

DURO

La gente suele pensar que el emprendimiento es un relajo en comparación con la vida de oficina pero definitivamente se equivocan. Hay emprendimientos que lo tienen todo; buenas ideas, gran levantamiento de capital e incluso equipos capacitados sin embargo cuando llega la hora de dar el todo por el todo para que la empresa agarre el impulso final, estos colapsan y no son capaces de hacer andar el negocio. Para esto se requiere una mente ágil, voluntad de hierro y una enorme convicción.


4. Rodéate de especialistas

Mientras más crezca tu negocio más te sorprenderás de la cantidad de cosas que aún no sabes. Por esta razón es fundamental que te rodees de las personas indicadas. Arma un equipo capacitado haciendo énfasis precisamente en las áreas en las que tú eres débil. Es importante que compartan tu visión del negocio y que puedas confiar en ellos. Debes aprender a delegar y descansar en ellos. Esto alivianará tu carga.


5. No utilices excusas

La excusa sólo agrava la falta. Si está siendo difícil cumplir con una meta determinada, no busques excusas. Esto es una simple pérdida de tiempo. Analiza el porqué de la demora. Cuales son los obstáculos y una vez identificados ve si puedes resolverlos. De no ser así, acude a alguien de tu equipo que pueda darte una mano. Lo importante es avanzar, no buscar culpables.


6. Asume que el fracaso es una posibilidad
NO!!
Finalmente y no menos importante, es asumir que el fracaso es una piedra en el camino de todo emprendedor. Es casi imposible que no tropieces con ella, no hay problema con eso. Lo importante es que después de la caída saques conclusiones que te ayuden a esquivarla la próxima vez que aparezca. El fracaso muchas veces es el mejor profesor de un emprendedor.

Síguenos en Facebook