Cómo empezar un negocio con un amigo de forma exitosa

1200
Síguenos en Facebook

Empezar un negocio con alguien a quien quieres es algo que nos llama la atención. Es una persona a la que conoces, alguien con quien te llevas bien, alguien con quien quieres pasar tiempo y alguien que ve las cosas desde un punto de vista similar.

Esa es la razón por la cual empezar un negocio con un amigo parece tan buena idea.

“Sin embargo, la realidad es que los amigos no siempre son buenos socios en los negocios,” comenta Danielle DuBoise, quien creó Sakara Life, un negocio de delivery de comida orgánica y un programa para bajar de peso con su mejor amiga, Whitney Tingle durante el año 2011.

“Ser buenos amigos no significa que sean buenos para manejar proyectos, quedarse toda la noche despiertos para cumplir con una entrega o crear hojas de cálculo en Excel,” explica DuBoise. “Hay muchas habilidades que necesitas asegurarte que tu socio tenga, y al sólo ser amigos puede que ni siquiera sepas si tienen estas características o no”.

partnership-ben-yelling-mark3

“Por sobre todo, debe existir un deseo mutuo de alinearse para cumplir una misión”, continua explicando, “y la voluntad de invertir la misma cantidad de tiempo en lograr cumplir esta meta (básicamente: todo el día, todos los días), especialmente si son socios que están en el mismo rango.

Sin embargo, Tingle y DuBoise han demostrado que puede funcionar.

Comentan que para comenzar un negocio y administrarlo de forma exitosa con un amigo hay algunas cosas en las que debes pensar antes de siquiera proponer la idea.

Por ejemplo, deberías preguntarte a ti mismo lo siguiente:

¿Confío totalmente en esta persona (en lo personal, lo espiritual y con respecto a sus habilidades)?

¿He visto a este amigo o amiga en una situación de negocios? ¿Cómo manejaron las cosas?

¿Es esta persona un buen comunicador?

¿Estamos de acuerdo con la misión y la visión del negocio?

¿Estamos de acuerdo en el tipo de cultura corporativa que queremos crear?

¿Qué sería lo peor que podría pasar?

¿Podría esto arruinar nuestra amistad?

¿Cómo me sentiría si fracasamos?

Además, “si estas comenzando un negocio con un amigo, asegúrate que sean una persona motivada, con control e iniciativa,” añade Tingle. “Tendrás que manejar a todo un equipo, no querrás tener que preocuparte de tu socio también.”

Las mejores amigas y co-fundadoras de Sakara Life, Danielle DuBoise (izquierda) y Whitney Tingle (derecha).

Tingle y DuBoise nos dan los siguientes consejos:

1. Empieza un negocio con un amigo que respetes y admires mucho

BN-EB108_0811jo_G_20140811130253

“Tiene que ser una persona a la que admires por su fortaleza, su inteligencia y su innovación,” comenta DuBoise. “Este respeto mutuo le vendrá de maravillas a tu confianza, y lo más probable es que funcione como un indicador de que los talentos de ambos se complementan de buena manera”.


2. Sigue tu intuición

19387067_xl

“Esa es una de las ventajas de trabajar con amigos: No son desconocidos, así que puedes usar esta conexión que tienen para realmente escucharlos y ser empático con ellos. Recuerda que si has hecho todo bien, todos estarán trabajando para alcanzar la misma meta, así que las cosas no siempre tienen que seguir al pie de la letra tu plan,” comenta Tingle. “Puede incluso que este plan sea modificado a lo largo del camino, así que mantente abierto al cambio”.


3. No te tomes nada de forma personal

chess

“Esto se trata de negocios”, comenta DuBoise, “Vas a tener que hacer que no te importen algunas cosas”.


4. Date tiempo para pasar tiempo con tus amigos fuera de la oficina

beer_toast

“Las relaciones requieren trabajo y la compañía depende de nuestra relación, así que nos aseguramos de darnos tiempo para nutrirla”, explica Tingle.

Tingle y DuBoise han sido mejores amigas desde que estaban en el colegio. Se conocieron cuando tenían 12 años y siempre soñaron con crear algo grande juntas. “No teníamos idea que podía ser”, comenta DuBoise.

Y luego volvemos al presente. Estas chicas que originalmente vivían en Arizona ahora viven en Nueva York y comparten un departamento de una pieza (“que más bien parece un closet”) en Soho, luchando con sus cuerpos y sin poder encontrar un balance saludable en la ciudad y “totalmente hartas con todo lo que hace que tengamos que vivir en este tipo de extremos.”

“Se nos ocurrió crear Sakara en torno a ideas diferentes pero con el mismo problema en mente, y lo importante era que ambas sabíamos que resolver este problema era mayor a nosotras,” comenta Tingle. “Resolver este problema se convirtió en nuestra misión: Ayudarte a que te sientas bien con tu cuerpo nuevamente. Cuando tienes una misión que es más grande que tú, no queda espacio para lo pequeño. Ambas personas son creadores que se encuentran en una viaje para cambiar algo.”

DuBoise añade que cuando escoges como tu socio a un buen amigo debes aceptar que tendrás que “aprender y afinar el arte del compromiso hasta el punto en el que ya ni siquiera se sienta como un compromiso.”

Esto va de la mano con asegurarse que existe una base sólida de confianza a partir de la cual puedas trabajar, añade. “Cuando trabajas desde la confianza, existe un vaivén natural en el proceso de toma de decisiones y a la hora de dar y recibir. Si no estamos de acuerdo en algo pero una de nosotras está muy segura de algo, entonces decidiremos hacerlo,” explica DuBoise. “Seguimos nuestra intuición y confiamos la una en la otra incondicionalmente (¡eso también requiere trabajo!). Date tiempo para construir ese tipo de confianza.”

Junto a su team Sakara, Tingle y Duboise han logrado entregar más de 100.000 pedidos desde que empezaron su compañía hace 4 años.

Visto en Business Insider.

Síguenos en Facebook