El valor del voluntariado según Richard Branson

1395427356-richard-branson-value-volunteering-2
Síguenos en Facebook

Eres un emprendedor iniciando un negocio y deseas tener ventaja sobre tus competidores: ¿Tú, o tu equipo han considerado alguna vez participar de un voluntariado para ayudar a escuelas locales?

Puede que el que yo defienda tal jugada suene un poco extraño, considerando que abandoné el colegio a los 16 años para iniciar mi primer negocio. Pero como ya lo he contado antes, crear una compañía exitosa se trata de crear una comunidad, y la educación es por lo general un gran modo de hacer cosas buenas mientras se hacen negocios también.

Sin embargo, este no es un escenario en el que simplemente embistes.  Es necesario que el proyecto que propongas esté alineado muy profundamente con la misión de tu negocio y el sentido de propósito que mueve a tus trabajadores durante su jornada laboral.

Si no estás seguro de saber cuál es la misión de tu negocio, a excepción quizás de hacer dinero, es un buen momento de repensar tu enfoque. Las empresas que sobreviven y que prosperan a largo plazo tienen más interacciones con sus clientes que una simple transacción; los grandes negocios son lugares donde los problemas son solucionados y las vidas mejoradas. La sensación que da el tener una misión, ayuda a estas empresas a mantener el objetivo principal a la vista.

Puede ser que llevar a cabo un proyecto que preste ayuda a servicios educacionales locales o internacionales te ayude a delinear lo que te gustaría que tu compañía logre a largo plazo. No hace mucho pensaba sobre este tema. Estaba en Londres viendo a mi hija Holly ser la co-anfitriona del primer “We Day” de Inglaterra, en celebración de los logros de 12.000 niños que ganaron su entrada al evento haciendo trabajos voluntarios.

El evento fue organizado por Free the Children, organización fundada por Craig Kielburger en 1995, cuando convenció a 11 compañeros de colegio a unírsele en una cruzada en contra del trabajo infantil. Se había inspirado por la historia de Iqbal, un niño paquistaní forzado a trabajar que había logrado escapar de una fábrica de alfombras en la cual había sido prisionero. Posteriormente Iqbal, se dedicó a defender los derechos de los niños, ganando así la atención del mundo y luego fue asesinado debido a sus esfuerzos.

Esta simple invitación de Craig para unirnos a su lucha fue suficiente para convencer a nuestro personal. “Liberen a los niños de la pobreza. Libérenlos de la explotación. Libérenlos de la noción de que no tienen poder de producir cambio alguno.”

Nuestra aerolínea Virgin Atlantic hizo una alianza con Free the Children en el 2009, lo cual nos ayudó a cumplir con nuestras metas de auspiciar un cambio sustentable a largo plazo en las destinaciones a las que volábamos.  Hemos usado la red de contactos de la compañía para llegar a escuelas a lo largo de Inglaterra y a motivar a los niños para que se involucren.

Eventos de empleados para juntar fondos han logrado ayudar a las comunidades de Free the Children en India, Ghana y Kenya, mejorando los suministros de agua, construyendo escuelas y fomentando una buena alimentación, ejercicio y hábitos de estudio en los niños.

En este caso, la mayor parte de la participación de Virgin tiene que ver con juntar fondos y crear conciencia, estando nuestros trabajadores comprometidos en todo tipo de actividades, desde las de nado patrocinadas hasta pedir colaboraciones a los pasajeros durante los vuelos. Hemos sido capaces de premiar a algunos empleados con viajes a ver a las aldeas en transición, y ha sido maravilloso ver cómo el hacer una diferencia en la vida de un niño une a nuestra gente.

En África del Sur, Virgin Active ha estado directamente involucrada: trabaja con tres escuelas en los barrios más difíciles de Ciudad del Cabo, entregando equipos deportivos, capacitación para usarlos y apoyo constante para los programas deportivos de las escuelas.

Este proyecto va de la mano en forma directa con la gran misión de Active de mejorar la salud de las personas, así que nuestros empleados han podido incorporarlo fácilmente a su carga de trabajo diaria. Los administradores de los clubs han notado un beneficio: han podido darle a sus estrellas en ascenso tareas interesantes fuera de sus áreas de responsabilidad más habituales.  También han reclutado talentos brillantes de los estudiantes de último año de tres escuelas, y un antiguo estudiante ya está preparándose para ser un preparador físico.

Virgin Money, nuestro banco, funda proyectos integrales similares los que ayudan a escuelas a educar niños sobre las bases del emprendimiento. Está Fiver, el cual es una competencia mensual, y Make £5 Grow (“Haz crecer 5 libras”), el cual dura todo el año. Los empleados de Virgin Money, que son un increíble personal y muy comprometido, van a esas escuelas a ayudar a dirigir los programas, creando así vínculos con la comunidad. Por cada alumno, el banco le presta dinero a las escuelas, y ellos luego intentan usarlo para crear un negocio. A fin de mes los niños devuelven el dinero inicial y las escuelas se quedan con las ganancias.

Estos son sólo algunos ejemplos de formas creativas para hacer participar a las escuelas. El enfoque de cada compañía debe ser diferente, que se ajuste a las metas particulares de cada negocio y a los talentos de sus equipos.

Al final lo que importa son las relaciones. Si las personas aprenden que pueden confiar en tu compañía por trabajar con tus empleados desde antes de que ellos necesiten comprarte algo, tu negocio estará en camino al éxito.

Richard Branson es autor y fundador de Virgin Group. 

Síguenos en Facebook