En este café premian tu amabilidad con descuentos en sus productos

coffee-with-beans
Síguenos en Facebook

Un periodista en la ciudad de Niza pasó al café Restaurant le Petite Syrah, y no pudo evitar tomar una foto de la pizarra del menú, ya que contenía un esquema bastante específico de las reglas en las que se basaban los precios de los cafés.

Si dices “Hola, un café, por favor” tu expresso costará unos 1,40 euros, un precio típico en Francia. Si un cliente dice “hola” pero no dice “por favor” debe pagar casi el triple del precio, es decir, 4,25 euros. Y para un cliente mal educado que entra y sólo dice “café”, el precio puede llegar a los 7 euros por una taza de café.

bbcnuhmccaaa-3l1

Esta es la pizarra de la cafetería que incentiva a ser educado.

En otras palabras, hay un descuento por ser amable. Cada acto de cortesía significa un descuento considerable.

Sin embargo, el diario The Guardian descubrió que más que una política de fijación de precios, es un llamado a la conciencia:

Pepino señaló que todavía no ha tenido que imponer la regla de amabilidad, y admitió que la función de la pizarra, lejos de ser una amenaza para los clientes, es un mero recordatorio.

“Comenzó como una broma, ya que a la hora de almuerzo mucha gente venía muy estresada y a veces eran groseros con nosotros cuando pedían su café” asegura Pepino.

Además, seguramente no vas a lograr mucho si le dices a un gruñón con déficit de cafeína, que su malhumor le acaba de costar 7 euros. Sin embargo, Pepino sostiene que la pizarra está haciendo lo suyo: la gente sonríe más y piden por favor.

Síguenos en Facebook