Es hora de que las personas que se quejan del mal servicio de los vuelos admitan que están obteniendo lo que quieren

american-airlines-jfk
Síguenos en Facebook

Este artículo fue escrito por Henry Blodget, CEO de Business Insider (*)

Si hay algo en lo que todos están de acuerdo es que en estos tiempos volar es horrible.

La multitud de quejas sobre lo horrible y degradante que es volar es interminable, cómo si hubiese nostalgia por los días en donde volar era una forma de viajar elegante y con clase.

Pero es hora de que, todos los que se quejan de lo desagradable que es viajar, acepten al menos una cosa:

La razón por la cual volar es así, es porque es exactamente como los pasajeros quieren que sea.

Específicamente, los pasajeros buscan:

  • Un medio de transporte rápido y seguro para ir de una ciudad a otra
  • El precio más bajo posible

Obviamente, las personas que vuelan no dirán que están recibiendo lo que quieren—porque entonces tendrían que admitir que son unos tacaños a quienes lo que más les importa es el precio.

Pero es exactamente el precio lo que más les preocupa.

¿Cómo lo sabemos?

Porque una y otra vez, los pasajeros eligen sus aerolíneas basándose primeramente en un criterio de selección:

El precio.

¿No lo creen?

Piensan que una aerolínea que se ha diferenciado de otras basada en su servicio y calidad sobresaldría inmediatamente del montón?

Las aerolíneas que gastan más para destacarse basadas en su servicio, no suelen tener tanto éxito como las aerolíneas que se enfocan en el precio. De hecho, en general quiebran.

airline-service

Virgin Atlantic, por ejemplo, está pasando por un pésimo momento, a pesar de que hace grandes esfuerzos para destacarse entre otras aerolíneas.

Si los pasajeros realmente quisieran lo que Virgin está vendiendo, Virgin estaría en una excelente salud financiera.

Pero no quieren.

Quieren que el precio sea lo más bajo posible.

No hay nada malo con querer el precio más bajo posible. Walmart ha construido un impresionante negocio global basado en esta proposición de valor.

Pero nadie oirá a las personas que compran en Walmart quejarse de la mala calidad de los productos, o el servicio.

Sin embargo, el nivel de quejas de la experiencia de vuelo tipo Walmart es tan ensordecedora que casi apaga el ruido del motor de un jet.

Es hora de dejar de quejarse, pasajeros.

Si quieren un mejor servicio, paguen por él.

Si no, disfruten de su viaje increíblemente barato, y no emitan comentarios acerca de su experiencia de vuelo.

(*) Original

Síguenos en Facebook