Tres equivocaciones que comete la gente en sus treinta y tantos

o6r4262-87e4.jpg-cropper-1400x788
Síguenos en Facebook

Si eres joven, rodeando los treinta y tantos, puedes estar tomando decisiones equivocadas sin darte cuenta y que sólo dejarán resultados negativos en tu vida. Una revelación se mostró en las respuestas de Quora, la red social de preguntas, desnudando las maneras más comunes mediante las cuales las personas estropean sus vidas a lo largo de sus tres décadas. La mayoría está ligado al trabajo y a la falta de tiempo para realizar sus pasiones. Aquí te dejamos los errores más comunes identificados por Jessica Stillman en INC :

Para muchos de nosotros, nuestros veintitantos se sienten como una década líquida: todo se encuentra en una corriente mientras intentamos pensar qué nos gustaría hacer, en quién nos deseamos convertir y a quién queremos tener con nosotros, en el ámbito laboral. Es a lo largo de tus 30 años en el que tu vida generalmente parece asentarse y convertirse en algo mas sólido.

¿Pero qué ocurre si la forma que toma tu vida no resulta ser lo que esperabas? ¿Cómo es que la gente termina llegando a la mitad de sus vidas arrastrando errores y arrepentimientos que pueden gestarse o deshacerse? Poniéndolo de una manera más sencilla: ¿Cuáles son las formas más comunes para terminar estropeando tus 30 años?

A través del sitio Quora, los usuarios respondieron a:“¿Cuál es el error mas grande que cometiste durante tus 30 años y qué aprendiste de él?”.

Muchos de los errores que fueron compartidos en el sitio son altamente inusuales, ya que es bastante poco frecuente que accidentalmente le entregues 80 mil dólares a la mafia ucraniana o que pases un año entero jugando póquer, según lo que comentaron un par de usuarios del sitio. Sin embargo, algunos temas más generales también afloraron:

1. Abandonar a la gente por darle prioridad a tu trabajo

El arrepentirse de trabajar demasiado duro es uno de los más destacados. Aparentemente es un tipo de comportamiento que se adquiere de manera temprana. La respuesta mas común en Quora, era un deseo de haber logrado un mejor balance entre el trabajo y la vida personal en sus 30 años.

“Tomé por sentado el tema del embarazo”, confesó la entrenadora de emprendedores, Alison Whitmore, mientras que David K. Storra contó que él “tomó por sentado a una mujer espectacular”. De hecho, muchas de las respuestas tienen que ver con el tema de la obsesión con el trabajo a expensas de la cercanía de las relaciones personales.

Lo principal se resume de mejor forma según las palabras del diseñador de productos Michael Dorian Back, quien dijo: “No trabajes solamente. Crea recuerdos. Mientras más viejo te pones, mas difícil será establecer relaciones significativas. Fomenta esas relaciones mientras seas joven”.


2. No encontrar el equilibrio correcto entre pasión y dinero

Esta es chistosa, ya que quienes confesaron cometer errores se dividen bien equilibradamente entre dos maneras de equivocarse.

Una gran cantidad, advirtió sobre ponerse demasiado cómodos con un estilo de vida materialista determinado y dejar que sus sueños se esfumen. Por ejemplo, un anónimo contó que su error más grande fue el de “volverse adicto al sueldo mensual”. Otros dicen que el de ellos fue seguir insistiendo en carreras para las que no estaban destinados, a pesar de que lo sabían, pero con las que se dejaron estar. Otra persona se arrepiente de tener “mucho trabajo y demasiado dinero, sólo para gastarlo en lujos, los cuales creí merecer sólo porque trabajaba mucho”.

Al mismo tiempo, una cantidad similar de personas se arrepintió de seguir lo que les apasionaba a expensas de un plan financiero frágil. Otro posteador escribió que él tomó por sentado la vida con ‘salario mensual’ y se aventuró en el salvaje terreno del emprendimiento sin ningún conocimiento de los riesgos asociados a él. Tom Lambert contó algo parecido: “Desearía haber pensado un poco más en el dinero, porque puede ser una herramienta increíblemente útil para hacer algo bueno en el mundo o simplemente para pasarlo bien. Tener un colchón realmente reduce la cantidad de estrés que rodea al dinero, tanto a corto como a largo plazo”.

Por lo tanto, el equilibrio en esta área es tan importante como engañosa.


3. Pensar que tienes que seguir algún tipo de guión

o6r4262-87e4.jpg-cropper-1400x788

El escritor Himay Zepeda resume este punto de muy buena manera, ya que su error más grande fue el de haberse obsesionado demasiado con su plan de vida: “Creo que me puse una cantidad excesiva de presión a mi mismo. No me dejé disfrutar lo que hacía. En vez de enfocarme en lo que era, me obsesioné con lo que podría o debiese ser, lo que me hizo ignorar todas las bendiciones que tenía”.

De una manera similar, la profesora de yoga, Claudia Azula Altucher, se reta a sí misma por haber sido víctima de “las historias que la sociedad te intenta convencer”, incluyendo la necesidad de tener que ser propietario de un hogar. “Yo creía que tener una casa era igual a ser feliz por el resto de los tiempos. Caí muy fácilmente engañada por las mentiras”, contó ella. Un jefe técnico, Scott Faisal, también se “compró una casa porque todo el mundo lo estaba haciendo”.

El aspecto en común es la creencia de que existe algún tipo de plan o guión, generalmente estructurado por otros pero a veces construido por ti mismo, que construye tu vida conforme a un acto de voluntad supremo. Obvio que tener metas es importante, pero cualquiera que lea estas respuestas también concluirá que es un error seguirlas al pie de la letra. Sáltate el plan tan detallado para tu vida y en vez de eso escúchate a ti mismo, pon atención a las oportunidades que puedan surgir, ignora los consejos inútiles -o las expectativas que tiene todo el mundo- y corrige ciertas cosas si es que es necesario.

Original.

Síguenos en Facebook