Una oficina que desaparece después del horario de trabajo

Heldergroen-1
Síguenos en Facebook

Los trabajadores deben encontrar un balance en sus vidas profesionales y personales, ya que no todo es trabajo. En un artículo anterior, te contamos por qué los alemanes quieren prohibir los correos y las llamadas después de la jornada laboral para no realizar tareas en sus casas. No obstante, lo que ellos probablemente no saben, es que no muy lejos de su país los empleados del estudio de diseño “Heldergroen” en Amsterdam, nunca trabajan pasada la hora de oficina.

Eso es porque todos los días a las 6 de la tarde sus escritorios, mesas y otras superficies de trabajo -incluyendo los computadores- son elevados hasta el techo por cables de acero (esos que se utilizan para elevar infraestructura o accesorios pesados en producciones teatrales). Si dejas alguna sobra del almuerzo en tu escritorio ¡Mala suerte! No lo encontrarás al día siguiente.

Una vez que se han quitado todos los muebles del piso, ya sea durante las tardes o los fines de semana se puede hacer uso de ese espacio “como una pista de baile, un estudio de yoga o cualquiera cosa que puedas imaginar. El piso es prácticamente tuyo”, señaló el director creativo Sander Veenendaal a Fast Company.

Zecc Architects construyó el espacio basándose en un concepto desarrollado por Bright Green.

El video muestra cómo es que la idea funciona en la práctica. En cierto modo, es como si el espacio de oficina estuviera trabajando horas extras para Heldergroen, generando mucha publicidad, además de transmitir e ilustrar un mensaje que apunta hacia el balance en la vida profesional.

“Creemos que el hacer actividades como ésta hace que sea más fácil para la gente trabajar aquí. Uno sabe cuándo es momento de relajarse o hacer alguna otra cosa que te inspire”, dijo Veenendaal.

¡Eso suena increíble! Sin embargo, no todo es color de rosas, ya que por la mañana los escritorios reaparecen y todo el mundo tiene que volver al trabajo.

Original.

Síguenos en Facebook